Vinos y licores franceses baten un nuevo récord de exportación

¿La crisis del Covid se ha disipado en vapores de alcohol? Champán, coñac, vinos… nunca la balanza comercial francesa habrá deparado tanta exportación de estos productos locales como en 2022. Según las cifras publicadas el martes 14 de febrero por la Federación de Exportadores de Vinos y Espirituosos de Francia (FEVS), la cantidad de Las ventas de alcohol francés fuera de las fronteras superaron el umbral récord de 17.000 millones de euros. Suponiendo un incremento del 10,8% respecto a 2021, un año ya marcado por un fuerte repunte tras la bolsa de aire activada por la pandemia mundial. El saldo neto alcanzó los 15.700 millones de euros, un 10% más, consolidando el lugar del sector de vinos y licores como el segundo que más aporta al superávit de la balanza comercial por detrás del aeronáutico.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Las exportaciones de vinos y licores franceses batieron récords en 2021

“El informe de 2022 es a la vez histórico y sorprendente”reacciona César Giron, presidente de la FEVS, que se muestra satisfecho con esta actuación “en un contexto turbulento y con fuertes limitaciones logísticas”. Sin embargo, en el lado negativo, no niega que parte de este crecimiento en el valor de las exportaciones está vinculado a la inflación, que está vinculada en todo el mundo. Y reconoce que los propios volúmenes han caído un 3,8%. Pero dice que está satisfecho al notar que la dinámica es “justamente repartido entre vinos y licores y abastecido por todas las áreas geográficas”.

Un motor en particular destacó en 2022, en este caso el mercado americano, que sigue desempeñando el papel de locomotora. Las exportaciones de coñac, champán, rosado de Provenza o Borgoña aumentaron otro 14%, a 4.700 millones de euros, al otro lado del Atlántico. Estados Unidos confirma así su posición como primer país de destino del alcohol francés, muy por delante del Reino Unido. Dos años después del Brexit, los británicos todavía parecen estar tomando las bebidas francesas. Luego vienen China, donde el crecimiento se ha detenido, Alemania y Singapur. La FEVS también apunta un nuevo potencial, especialmente en África, con un incremento de las exportaciones a este continente del 21%, hasta los 440 millones de euros.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores La venta de los Hospices de Beaune firma la salud insolente de Borgoña

Nuevo disco para champagne

Entre los licores populares, el champán fue especialmente espumoso en 2022. El comercio internacional de vinos espumosos en Champagne cayó un 20% hasta alcanzar un nivel récord de 4.200 millones de euros con la venta de 187 millones de botellas, una cifra también al alza. Suficiente para vencer al peón de coñac. Incluso si el preciado aguardiente Charentaise sigue aumentando de valor, con una facturación de 3.900 millones de euros, el número de botellas compradas ha disminuido.

Te queda el 51,93% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Sobre el Autor