Ropa deportiva: Sprinter logra crecimiento  Negocio

Ropa deportiva: Sprinter logra crecimiento Negocio

La cadena de equipamiento deportivo Sprinter cuenta con 180 tiendas en España.
La cadena de equipamiento deportivo Sprinter cuenta con 180 tiendas en España.

La empresa Sprinter de Elche, un cartel para tiendas de material deportivo y ropa, quiere llegar a lo más alto del podio. Para ello, el Iberian Sports Retail Group (ISRG), al que pertenece -que a su vez es propiedad de la multinacional británica JD Sports- ha elaborado una chequera para realizar compras selectivas de empresas que potencian la actividad en estas divisiones, donde holding demostró su debilidad en 2020 e incentivó su expansión comercial con la apertura de nuevas tiendas.

«El año pasado fue duro con todas las tiendas cerradas y, sin embargo, crecimos un 10% en comparación con 2019. Por lo que pasamos, nos ayudó a anticiparnos a los desafíos que nos esperaban durante los próximos tres o cuatro años», explica Ángel Segara. CEO de Sprinter y miembro de las dos familias fundadoras de la marca, la otra, Bernards, dejó la empresa tras caer en manos de JD Sports.

Sprinter, que nació en Elche en 1995, cuenta con 180 tiendas en España operando bajo esta marca. Este año, la empresa abrió las puertas de 15 nuevos restaurantes y espera cerrar el año con al menos nueve más. «Las tiendas que siempre serán de propiedad por ahora no están en nuestros planes para implementar la franquicia», dice Segara. Entre sus novedades se encuentra una tienda con un modelo más relacionado con la experiencia en el centro comercial ParqueSur de Madrid, en la que se han invertido 1,3 millones de euros. Es un lugar donde se involucran en un desarrollo más interactivo y tecnológico con servicios como análisis biométrico, pruebas de huellas dactilares o planes personalizados de entrenamiento y nutrición. «Con este nuevo concepto, queremos diferenciarnos del resto venta minorista deporte ”, explica el gerente.

Más información

Además de la expansión empresarial, las adquisiciones selectivas son otra apuesta del Grupo ISRG. Una estrategia que quisieron reforzar tras revelar algunas carencias como la venta en línea. Una debilidad a la que se enfrentaron en la compra del 80% del Deporvillage Catalán por 140 millones, una empresa de hogar digital fundada en 2010, con una facturación de 120 millones en 2020. “Con esta compra, nos complementamos en deportes individuales, como el ciclismo, exterior y la natación, en la que son importantes ”, comentó Segara.

Sin embargo, el directivo apunta que el crecimiento será más notorio en las ventas físicas que en el canal digital, aunque no se atreve a dar cifras. Sin embargo, «el peso de las ventas de comercio electrónico en las empresas ha crecido del 2% en 2019 a una expectativa del 15% en 2021».

Pero las compras no se han detenido ahí. En verano anunciaron la adquisición del 50,1% de la murciana Bodytone, especialista en la producción de máquinas de entrenamiento, que en 2020 sumó 28 millones y tiene presencia en 40 países. Una compra inédita que pretende incrementar la presencia de Sprinter en aptitud física, un sector que ha crecido exponencialmente desde la crisis sanitaria. “Con esta operación nos estamos posicionando en este sector. Una categoría que Sprinter no está regulada.

Salto externo

A estas dos adquisiciones hay que sumar en julio de 2021 la inclusión en el holding ibérico de las tiendas de Dutch Sports Unlimited Retail, filial del grupo JD Sports, que cuenta con 80 tiendas bajo las marcas Perry Sports y Atkiesport. «Los reelaboraremos y aplicaremos el modelo de gobernanza que tenemos en España», dijo Segara. Un cambio en la estrategia holandesa, que podría llevar a la unificación del nombre y la eliminación de la pancarta Sprinter más allá de la frontera española. «La decisión de unificar la etiqueta se puede tomar en algún momento, pero todavía no. Hasta ahora, no sostiene nuestro zapato. Nos preocupa más si el modelo de negocio funciona ”, dice el gerente.

Con este salto internacional, holding El Iberian Sports Retail Group (ISRG) mantiene 465 tiendas distribuidas entre España, Portugal y Holanda, con una plantilla de más de 8.000 empleados (6.500 en España y Portugal) y una facturación de 660 millones de euros en 2020 entre España y Portugal.

Por su parte, Sprinter, presente solo en España, facturó el año pasado 400 millones de euros, de los que 300 millones de euros también han sido ventas a través del canal. en línea como en tienda física, y el resto al por mayor para empresas del grupo y franquiciados. El beneficio antes de impuestos fue de 18 millones de euros.

La cuota de mercado del grupo en España y Portugal alcanzó el 12%. Porcentaje que incluye la marca propia de Sprinter, que mantiene 10 marcas entre la ropa y el área deportiva. “La participación en la facturación ronda el 20%. La estrategia es continuar de esta manera y brindar cobertura a un consumidor que no quiere o no tiene acceso a la marca internacional. Pero en general, la apuesta más fuerte está en la marca internacional ”, concluye Angel Segara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *