Rey de Honor: Juan Carlos I: "Algunos están muy contentos de que me haya ido"  España

Rey de Honor: Juan Carlos I: «Algunos están muy contentos de que me haya ido» España

Juan Carlos I dice que le gustaría volver a España. Está listo para abordar el primer avión que pueda, para el país que gobernó entre 1975 y 2014. Pero investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo de España por presunto cobro de comisiones en el extranjero, el Rey Emérito no sabe si regresará ni cuándo.

«Algunos están muy contentos de que me haya ido», dijo misteriosamente el ensayista Lawrence Debray. Mi hueva dechu («My Fallen King», en francés), que Stock publicará en Francia el 6 de octubre y un debate en español en 2022. La primavera pasada, Debre entrevistó a Juan Carlos de Bourbon en Abu Dhabi, donde vive desde el verano de 2020 . г.

El semanario Partido de París Avanzó en la edición de este jueves extractos del libro del historiador francés, buen conocedor de la monarquía española y autor de una biografía de Juan Carlos I y de un documental televisivo grabado poco antes de su abdicación en 2014.

En su libro autobiográfico Hija de los revolucionarios (Anagrama), Debre recordó que de niña ya había admirado a Juan Carlos I hasta tal punto que colgó un cartel del mismo en su habitación. Su padre, el famoso intelectual de izquierda Reggie Debre, lo eliminó y lo reemplazó con una imagen del presidente socialista Francois Mitterrand.

Partido de París Dice que durante el cierre y la pandemia, los contactos entre Debray y King Emerit se sucedieron con llamadas y mensajes telefónicos y llevaron a la entrevista en Abu Dhabi. Juan Carlos de Bourbon está vestido «como un jubilado americano (…), con zapatillas deportivas, jeans, camiseta». Lo acompañan cuatro guardaespaldas españoles, y una pareja filipina se ocupa de la casa y la comida. Se acuesta temprano, explica el semanario, y se levanta a las siete de la mañana. Hace gimnasia, lee la prensa española, habla con sus abogados o habla con «sus otros amigos».

«Pasó el día desafiando su regreso a España», decía el artículo. «Simplemente tome un avión», dice. Debray le pregunta al rey emérito qué es lo que más extraña: «La comida», responde.

«Las relaciones con su hijo, el Rey de España (…), se han roto», dijo. Partido de parís antes de recordar que Felipe VI había renunciado a la herencia de su padre y retirado su asignación anual. «Un golpe simbólico», dijo el semanario. Y explica que el 5 de enero Felipe de Borbón no llamó a don Juan Carlos para felicitarlo por su 83 cumpleaños. Según el diario El mundo Don Juan Carlos ha matizado esta información y asegura que aunque se siente «satisfecho» con el resultado del retrato de Debray, en su cumpleaños sí recibió una llamada de Felipe VI. El rey honorario, señala el periódico, atribuyó la declaración recopilada por Partido de París a «mala interpretación».

Felipe VI, analiza Debre, «busca reparar el legado de Juan Carlos haciendo de la Corona una institución inviolable y regulada». Asesinato en nombre de los intereses del trono. Juan Carlos es un rey caído, pero sobre todo es un padre negado. Quizás su mayor fracaso radique en esta negación. Héroe político: el rostro; antihéroe patriarcal: la cruz ”.

Las declaraciones del Rey Emerit apuntan a que le gustaría volver, pero que en España -donde fue un decidido artífice de la transición a la democracia, pero donde ahora se le ve en muchos sectores con hostilidad, indiferencia o malestar- su regreso es indeseable. Cuando Debre lo anima a luchar por salvar su legado, responde: “Las instituciones que me quedan deben ser suficientes. Hablan por sí mismos. Pero es verdad. Las instituciones son más fáciles de destruir que de construir ”.

Siga toda la información internacional en Facebook y Gorjeo, o en nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *