Nuevos inquilinos en el gallinero Palacio de Cibeles  Madrid

Nuevos inquilinos en el gallinero Palacio de Cibeles Madrid

No hubo musica. Pero sólo Radezki marzo Año Nuevo en el Palacio de Cibeles. El aplauso y la batuta, eso sí, lo llevará José Luis Martínez-Almeida. La sesión plenaria extraordinaria del martes fue la confirmación de un avance histórico. More Madrid, que ganó las elecciones de 2019 con 19 concejales, se dividió oficialmente en dos bandos e iluminó un grupo mixto. Para llegar hasta aquí hay que viajar brevemente hasta abril de este año, cuando cuatro de estos asesores -incluido el que fue asesor urbanístico junto a Manuela Carmena, José Manuel Calvo o su primera teniente de alcalde, Marta Higeras- dieron un golpe. la fiesta por un cóctel explosivo de enemistades y desencuentros con la vocera del grupo, Rita Maestre.

Desde entonces, ninguno de estos cuatro asesores había acudido al Pleno de Cibeles. La justicia no ha decidido qué hacer con ellos. Si acudían al Grupo Mixto con voto y votaban como quería el PP, o si eran consejeros independientes -sin peso político en los plenos ni retribución económica- como quisieran sus antiguos compañeros del Mas Madrid. Mientras tanto, y todo este tiempo, los cuatro concejales fragmentados decidieron crear Recupera Madrid, un nuevo nivel de la capital -como hay pocos en Madrid- para acaparar la atención mediática. Pero de repente se anunció justicia el lunes por la tarde: por ahora, y hasta una decisión final en unos meses, serán un grupo mixto.

Jose Luis Martinez-Almeida: “No seguiré en el Ayuntamiento de Madrid durante más de ocho años”

Por si fuera poco, los cuatro concejales anunciaron hace dos semanas que votarían a favor del nuevo Madrid Central propuesto por Almeida, a diferencia de sus antiguos homólogos. Por si fuera poco, Almeida, que gobierna con Ciudadanos y que no tiene mayoría en pleno, y que siempre ha intentado unir las cuatro voces de Vox porque son las que dan la mayoría de todas sus órdenes, ahora encuentra una solución para cumplir su propuesta de Madrid Central en pleno la semana que viene tras no Vox, PSOE y Más Madrid. Por si fuera poco, el plazo para aprobarlo también era la semana que viene. Es decir, ahora el nuevo arco parlamentario de Madrid quedó así: PP, con 15 concejales: Más Madrid, también con 15; Ciudadanos, con 11; PSOE, con ocho; Vox, con cuatro y el nuevo grupo mixto, también con cuatro. Además, todo este enjambre político y legal se reunió este martes a las 17:30 horas, a escasos metros de la Puerta de Alcalá. El alcalde, sonriente, ingresó al pleno, que ratificó el nuevo Grupo Mixto, saludando a periodistas y fotógrafos:

– Muy bien.

Por no decir genial. Tras él, pocos minutos después, llegó José Manuel Calvo, flamante consejero del Grupo Mixto, que acudió a Almeida. “¿Te acuerdas de este lugar?”, Comentó en broma el alcalde cuando lo vio. “Está arriba, ¿no?”, Respondió Calvo, señalando su asiento, ahora en el gallinero (la última fila del semicírculo). Se entregó el morbo. Allí arriba, quería decir justo detrás de los antiguos miembros de su partido. Ahí arriba también significó dos puestos detrás de Rita Maestre. su antiguo orador. Los consejeros de Mas Madrid, sabiendo que eran los protagonistas de la tarde, entraron en esta última, intentando reducir el rayo. Cuando pasó frente a ellos, no hubo saludos ni miradas. La tensión flotaba en el rabillo de su ojo curioso.

Y la sesión comenzó con 53 consejeros presentes y seis conectados vía webcam desde sus casas. Entre ellos se encuentra Pepu Hernández, que dimitió como portavoz del PSOE hace apenas unos días. La sesión duró poco menos de una hora y comenzó con una petición del Consejero de Vox Javier Ortega Smith a la Secretaría del Pleno:

– Pregunta, señor presidente. Estoy pidiendo permiso para hablar.

“Sigue adelante.”

– Este Pleno no debería celebrarse por no existir expediente previo y por tanto debería suspenderse.

Los asesores de Mas Madrid abrieron los ojos. PP escuchó con asombro. El secretario del Pleno, Federico de la Riva, activó de inmediato su micrófono:

– Muchas gracias, agradezco su intervención, pero continuamos.

Smith no dio crédito. Vox no está acostumbrado a recibir estas bofetadas popular. Tras Smith, la nueva portavoz del Grupo Mixto, Martha Higeras, tomó la palabra: “Los cuatro venimos de una candidatura liderada por Manuela Carmena. Salimos de Mass Madrid porque este entrenamiento se convirtió en lo que queríamos evitar “. Mientras tanto, Almeida encendió su teléfono celular. Qué mejor manera de disfrutar derrotando a tu oponente que comentarlo en WhatsApp con personas cercanas a ti. Higeras continuó: “¿Por qué algunos insisten en llamarnos repugnantes?” Maestre, dos lugares más abajo, estaba visiblemente incómodo. Los otros concejales de Mass Madrid eligieron la ruta de Almeida: o encendían el móvil, o miraban al techo, o se cruzaban de brazos. “Devolveremos nuestro silencio a la sociedad madrileña”, concluyó el Grupo Mixto.

La portavoz de la misa madrileña Rita Maestre durante el pleno extraordinario.  Al fondo, el gallinero.
La portavoz de la misa madrileña Rita Maestre durante el pleno extraordinario. Al fondo, el gallinero.Rodrigo Jiménez / EFE

Y nuevamente, Smith, que estaba en contra del presidente del plenario, dijo: “Como dije antes, los hago responsables por convertir a estos asesores en un Grupo Conjunto. Todo se verá en justicia “. Maestre asintió. Esta fue la primera vez que acordó algo con Vox. “Señor alcalde”, continuó Smith, “no todo va bien. ¿A cuánto asciende su contrato de inversión con nosotros? Con esta decisión y con sus votos a favor de la ordenanza [del Madrid Central] ¡Vuelven las políticas de Carmena! ”. Nadie respondió.

“Lo que pasó aquí fue que un grupo de compañeros se enfadó”. El PSOE ha puesto en libertad a un nuevo interlocutor tras la dimisión de Pepu Hernández. Así empezó la alcaldesa Mar Espinar, que aprovechó la crisis de su oponente para profundizar la herida: “Este es el fin de la Misa en Madrid y se ilumina un nuevo ciclo político para la izquierda”.

¿Y los ciudadanos? La teniente de alcalde, Begonia Villasis, estuvo en Francia para un congreso inmobiliario. Entonces tomó la palabra la alcaldesa Sylvia Saavedra. “Los ciudadanos están del lado de la ley”, dijo. Al fondo, Pepu Hernández, conectado a través de su webcam, encendía un puro y disfrutaba de un refresco. Quién sabe si también llevaba un partido de baloncesto de fondo. “Aquí escuchamos a todas las partes y en una orden reciente el juez señaló que este es un grupo mixto”, dijo Saavedra. El popular asintió. Simplemente falta.

Este es un grupo ilegal. Sr. Almeida, su legado será este. No podemos olvidar su frase: “Somos fascistas, pero sabemos gobernar”. ¡Eres un fascista! “

Pilar Sánchez, vicepresidenta de Mas Madrid

Y fue el turno de Mas Madrid de hablar. La portavoz adjunta Pilar Sánchez disparó contra sus ex compañeros: “Esto atenta contra la normalidad democrática. Este es un grupo ilegal. Sr. Almeida, su legado será este. No podemos olvidar su frase: “Somos fascistas, pero sabemos gobernar”. ¡Eres un fascista! ”. El banquillo de More Madrid aplaudió con fuerza. Los del Grupo Mixto observaron en silencio. Almeida pidió hablar:

“A través de las alusiones, les pido que retiren sus palabras por mí”.

“No lo retiraré”. Tu lo dijiste. Estás calificado como tal.

– Lamento el espectáculo que dio Mass Madrid. Si no saben cómo hablar entre ellos, ¿cómo hablarán con la gente de Madrid?

La sesión plenaria terminó mal. Vista previa de los próximos días. Los últimos en marcharse fueron los cuatro nuevos miembros del Grupo Conjunto. José Manuel Calvo se volvió hacia sus compañeros y les dijo: “¿Y bien qué? Paja, ¿verdad? ”.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, sentado en su asiento en pleno.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, sentado en su asiento en pleno.Rodrigo Jiménez / EFE

Suscríbete aquí a nuestro boletín diario de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *