Los nacimientos en la primera mitad del año caen al nivel más bajo desde que hubo registros  Comunidad

Los nacimientos en la primera mitad del año caen al nivel más bajo desde que hubo registros Comunidad

La tasa de natalidad sigue descendiendo en España y la pandemia ha intensificado el descenso. En los primeros seis meses del año, los nacimientos cayeron un 5,2% con respecto al mismo período de 2020 y un 7,9% con respecto a 2019, según datos de estadísticas experimentales publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto es una estimación, son cifras que el organismo mejora mes a mes, pero permiten observar tendencias. Por un lado, se puede observar que se ha ralentizado el ritmo de descenso de la natalidad, que cayó un 21% en enero de este año respecto al mismo mes de 2020 como consecuencia de los abortos durante el parto, algo que ya habían pronosticado los demógrafos. pasará. Por otro lado, enfatizan la línea descendente que los nacimientos han experimentado en el país durante años.

Más información

Si se confirman los datos publicados por el INE, 160.681 nacimientos en el primer semestre de 2021 representan la cifra más baja en el primer semestre de toda la serie estadística de la agencia, que comenzó en 1941. El país ya ha vinculado varios años que han registrado este récord. y han superado a los siguientes. En 2020, la pandemia provocó la mayor crisis demográfica en el país desde la Guerra Civil. La clave de los datos del primer semestre de 2021 es que nos permiten medir el efecto de los primeros meses de la epidemia, cuando se conciben los niños nacidos a partir de noviembre y diciembre de 2020. “Aún no se ha restablecido el número de nacimientos que se han perdido como consecuencia de la detención”, explica Diego Ramiro, director del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del Consejo Supremo de Investigaciones (CSIC). «Lo que se ha logrado desde marzo pasado es llegar a los niveles de 2020, y en algunos casos ni siquiera eso, en junio todavía hay 200 menos, por ejemplo», prosiguió.

El caso es que hay gotas. De enero a junio de 2021, nacieron 8.883 bebés menos que en el mismo período de 2020; 13.821 menos que en 2019; 29.348 menos que en 2017, Albert Esteve, director del Centro de Investigaciones Demográficas de la Universitat Autònoma de Barcelona, ​​confirmó que se estaban produciendo dos procesos: reducción del número de personas en edad parental, nacimiento de hijos más tarde, etc. Y otra cosa, el efecto del coronavirus.

Sin embargo, este experto señala que «el descenso de la fecundidad asociado a la crisis del COVID se está recuperando más rápido» de lo que originalmente se pensaba. «Para tener hijos hay que hacer una serie de transiciones previas: tener un trabajo, un hogar, una pareja estable … si después del pico de la crisis de salud todas estas personas continúan con una pareja y un trabajo, están igualmente preparada para tener hijos ”, dice Esteve. En junio de 2020, cuando terminó la desescalada, la sensación de que la pandemia había terminado era evidente en las cifras. El demógrafo destaca que, sin embargo, los datos siguen siendo peores que los de 2020 y miran hacia el futuro. «Lo que veremos en los próximos años, en cuanto a que el coronavirus ha afectado a personas que tienen que emanciparse y no lo han hecho, que se han apareado y no lo han hecho, o que han querido encontrar un trabajo y esto ha fracasado». este es un efecto retardado. Ya estamos cayendo alrededor de un 2% o un 3% por año durante años. Luego veremos si el descenso se mantendrá estable o será mayor.

La pregunta es en qué medida el coronavirus agravará la crisis estructural en el país no solo en los próximos años, sino también en el 2021. Estev explica que si se mantiene la tasa de natalidad actual, el país «puede mantener el descenso esperado de la fecundidad». estable durante años «.

Ramiro, por su parte, está convencido de que en 2021 habrá nuevos descensos en los nacimientos correspondientes a bebés concebidos durante los picos de las distintas oleadas de la pandemia. «Podríamos terminar con una caída del 8%», predijo. En 2019, último año que se puede analizar antes de que se noten los efectos de la pandemia, los nacimientos cayeron un 3,3% respecto a 2018.

«Hasta ahora hemos visto el efecto de la primera ola. Aún está por llegar el efecto de la segunda ola, que evaluaremos en los datos que publica el INE el próximo mes o el próximo, y de la tercera ola, que verificaremos a partir de septiembre ”, dijo Ramiro. “Lo que se espera es que nueve meses después de cada oleada, vuelva a haber una reducción, quizás no tan pronunciada como durante la primera detención, pero creo que la habrá, porque muchos factores influyen en la decisión de tener un hijo. Miedo, inseguridad , la gravedad de la situación en el país ”, continúa.

Los nacimientos descienden este primer semestre en todas las Comunidades Autónomas, excepto Aragón y Cantabria, donde aumentan un 2,37%. Los mayores descensos se registraron en Castilla y León (8,94%), La Rioja (7,87%) y Madrid (7,83%). Sin embargo, los expertos añaden que lo crucial será estudiar cómo afecta el COVID a la fertilidad, es decir, el número de hijos por mujer. “Los nacimientos dependen de otros factores, como la inmigración o la población fértil, y cada vez tenemos menos grupos de mujeres en edad fértil. Debido a esto, hay una disminución anual. Seguiremos así por otra década, cuando los nacidos en la década del 2000 tengan hijos, cuando hubo un pequeño repunte en la tasa de natalidad ”, dice Esteve. «Lo importante será ver si la fecundidad sigue cayendo, como en los últimos años», dijo. En 2020, asciende a 1,18 hijos por mujer, según datos preliminares del INE, cuando el español medio quiere tener dos hijos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *