Los fiscales predicen un futuro "catastrófico" cuando comienzan a investigar casos si no aumenta la plantilla |  España

Los fiscales predicen un futuro “catastrófico” cuando comienzan a investigar casos si no aumenta la plantilla | España

El informe del Consejo Fiscal sobre el anteproyecto de la nueva ley procesal penal (Lecrim) destaca los sentimientos encontrados de la fiscalía respecto a la gran reforma del proceso penal, que llevará más de 20 años y es prometida por todos los gobiernos. Los fiscales saludan el cambio de modelo, que les otorga un lugar destacado en las instrucciones que han esperado durante años, pero critican el texto por creer que se está desarrollando un proceso penal “que se considera extremadamente lento y complicado de tramitar”. A ello se suma, según la Fiscalía, personal que ya es “claramente insuficiente” para hacerse cargo de las competencias actuales y con el que no es posible responder “con garantías” a futuros nombramientos.

El recuerdo de la Fiscalía del Estado desde hace años advierte de una escasez de personal, pero la decisión del gobierno de dejar la investigación en manos de la Fiscalía desató todas las alarmas. “La situación actual ya es complicada. Si a esto se suma el nuevo Lecrim, o bien nuestra plantilla se incrementará de inmediato o la situación será catastrófica ”, advierte Víctor Castells, afiliado a la Unión de Fiscales Progresistas (UPF).

La plantilla de la Fiscalía es de 2.553 fiscales, lo que representa una participación de un fiscal por cada 18.520 habitantes y 5,4 fiscales por cada 100.000 habitantes, muy por debajo de la media europea, que se sitúa en unos 11 fiscales por cada 100.000 habitantes, según la Fiscalía. El organismo, presidido por Dolores Delgado, envió recientemente una propuesta al Ministerio de Justicia para crear 349 nuevos puestos en los próximos tres años (130 en 2021, 116 en 2022 y 103 en 2023). La solicitud fue acompañada de un estudio de la situación de la población activa. El desarrollo de las funciones encomendadas al momento de la carrera, dice el documento, “se ve comprometido por las limitaciones derivadas de la falta de recursos personales con los que tienen que lidiar”.

El texto advierte que algunos de los cambios legislativos realizados desde 2015 han multiplicado la labor de los fiscales y el nuevo Lecrim llegará a lo más alto de este “déficit estructural”.

Christina Dexey, presidenta de la Asociación de Fiscales, que representa al sector conservador en su carrera, apoya la propuesta de escaños enviada al gobierno por Delgado. “Este es un paso en la dirección correcta”, dijo Dexey, quien destacó el hecho de que el personal actual no puede enfrentarse a los nuevos fiscales que se incorporan cada año después de un juicio de oposición que debe adaptarse a las necesidades laborales reales. De los 113 de la última promoción publicada en Boletín oficial del estado (BOE), 94 no tienen cabida.

Fuentes del Ministerio de Justicia apuntan a la necesidad de adecuar el personal a las futuras nuevas competencias del Ministerio Público, pero argumentan que este incremento no se podrá acometer hasta que no se complete el nuevo proceso penal y las funciones asumidas por los fiscales. “Sería absurdo acordar un aumento de plantilla sin antes acordar atribuciones”, dijeron esas fuentes, quienes discreparon de que la nueva figura del fiscal instructor requiriera un aumento exponencial de escaños para acercarse al del actual. Jueces instructores ( más de 2.400). “Creemos que esta reforma hará que el proceso sea más eficiente y se optimizarán los recursos porque trabajaremos en equipo”, dijeron.

La fiscalía está de acuerdo en que no todos los tribunales de instrucción pueden reemplazarse ampliando el mismo número de fiscales. “Ahora el punto de partida de este plan a medio y largo plazo no puede ser una mano de obra orgánica al límite de sus capacidades, como lo es ahora, que ni siquiera puede asumir todos los servicios que tiene que atender y que debe centrarse sistemáticamente en refuerzos, ya sea para cubrir el establecimiento de unidades judiciales, o por sobrecarga de trabajo para cubrir los servicios que tiene que brindar ”, se lee en el informe enviado al ministerio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *