La solución de Salomón para dos colegios solo niños y solo niñas en Navarra, que marca el camino para el resto |  Educación

La solución de Salomón para dos colegios solo niños y solo niñas en Navarra, que marca el camino para el resto | Educación

El gobierno de Navarra ha tomado una decisión salomónica sobre los dos colegios subvencionados de Pamplona, ​​que separan a niñas y niños. Los alumnos que empezaron a estudiar con los llamados Un modelo segregado podrá completar la etapa educativa con él, pero para los que vengan atrás, habrá concierto solo si las clases mezclan a los alumnos, algo que los dos colegios cercanos al Opus Dei empezaron a hacer este año en primer grado. .

La nueva ley de educación, Lomloe, prohíbe subsidiar los centros sensibles al género. Pero debido a las complicaciones organizativas y sociales que provocarían la eliminación sin más que el subsidio, y en vista de lo que se consideran derechos adquiridos por familias cuyos hijos ya habían asistido a la escuela antes de la entrada en vigencia de la nueva ley, el Ministerio de Educación ha desarrollado una Solución progresista anunciada este viernes por el ministro de Educación, Carlos Jimeno.

La solución propuesta por Navarra es adecuada porque marca un camino. Lomloe impide acuerdos con centros que se rompan por violar los principios de aprendizaje colaborativo que inspiraron la norma, pero esta prohibición solo se aplica durante la reanudación del concierto. Y Navarra es la primera autonomía que las renueva desde que entró en vigor Lomloe a principios de año. Los responsables de los centros divididos, que califican su modelo de enseñanza «diferenciada», dicen que su sistema debe ser visto como una expresión de libertad de educación y esperan que el Tribunal Constitucional levante el veto a los conciertos.

Las escuelas afectadas tienen dos edificios separados, uno para hombres y otro para mujeres. Se trata del colegio Miravalles-El Redín (para niñas y niños respectivamente) y el colegio Irabia-Izaga (para niñas y niños).

Al comienzo del curso, la inspección de educación constató que los centros habían dejado de ofrecer plazas para la escuela primaria de primer grado en uno de sus campus y tenían niños y niñas mixtos en el mismo nivel en el otro edificio. Es decir, dejaron la sede de los niños sin primer grado, y los niños y las niñas fueron juntos a la sede de las niñas. De segundo a sexto grado, en cambio, se mantiene la segregación, que de no cumplirse el expediente administrativo elaborado por la Educación, significaría la aplicación literal de la ley, presumiblemente el motivo de la «desaparición» del concierto. , explicado en rueda de prensa transmisión Concejal Jimeno.

La interpretación jurídica del Gobierno de Navarra es que en el caso de los alumnos que ya estaban matriculados en la escuela primaria -que es la etapa afectada por la retirada del convenio- cuando se renovó el convenio en marzo del año pasado, sus familias eligieron el centro con la idea de que realizarían toda la etapa educativa con las características que tenía en ese momento, es decir, con segregación y subsidio público. Y que esto les da cierto derecho a terminar la primaria de la misma forma.

Por ello, de acuerdo con esta interpretación de la normativa estatal y autonómica, el plan del gobierno provincial es que los alumnos que ya están en segundo grado o superior puedan completar la etapa escolar asistiendo a clases solo con compañeros del mismo sexo. Pero para mantener el subsidio en el futuro, tanto los estudiantes que se inscribieron después de que se reanudara el concierto, es decir, los que ahora están en primer grado, como los que vienen después, tendrán que mezclarse con el sexo opuesto en el aula de este acuerdo se mantiene. En el caso de las familias de primer grado, dicen fuentes del Departamento, cuando decidieron inscribir a sus hijos en el centro, ya sabían lo que establecía la nueva ley.

1693 estudiantes

El gobierno de Navarra justificó su decisión con argumentos legales. La medida elegida también tuvo importantes consecuencias sociales y organizativas que hubo que tener en cuenta, dijo el concejal. En los dos centros inspeccionados estudian en etapa inicial 1.693 niños, según fuentes del Ministerio de Educación. Si, como consecuencia de la baja inmediata de la escuela primaria, todas o un gran número de familias solicitaran matricular a sus hijos en otros centros subvencionados o en escuelas públicas, el problema sería significativo, ya que hay escasez de plazas en Pamplona y su región. Además, el problema proviene no solo de su número en la escuela primaria, sino del hecho de que muchos estudiantes tienen uno o más hermanos en la misma u otra etapa, que generalmente tienen que ser admitidos en el mismo centro, lo que aumenta las dificultades logísticas.

Por este motivo, el departamento decidió desde un principio posponer hasta agosto del próximo año el permiso para la posible terminación del concierto. Al mismo tiempo, anunció que en ese momento aprobaría su plan Salomón en principio, para que quienes ahora vayan a segundo grado o superior puedan completar la primaria con el modelo segregado.

Aunque los dos centros educativos de Navarra también cuentan con un colegio de secundaria, la disputa solo afecta al de primaria, ya que solo los convenios de esta etapa terminaron este año, y en primavera se renovaron por seis años, hasta el curso 2026-2027. Cumplir con el nuevo marco regulatorio.

Libertad pedagógica

Joan Curco, director general del Fomento de Centros de Enseñanza, colectivo al que pertenece el colegio Miravalle-El Redín, cree que su modelo de educación diferenciada está amparado por “la libertad para montar centros educativos y el derecho de las familias a educar niños según sus convicciones pedagógicas ”, incluido en el artículo 14.3 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Y cree que el Tribunal Constitucional reafirma su «legitimidad» y «el derecho de acceso a conciertos en las mismas condiciones». que otros centros ”, siguiendo los criterios seguidos en varias decisiones de 2018.

Ese mismo año, la Corte Constitucional dictaminó que la segregación de género en la escuela no era inconstitucional. Y argumentando que algunos expertos creen que esto va más allá del alcance del procedimiento, agregó que el hecho de que el centro separe a niños y niñas no puede justificar en sí mismo su exclusión del concierto. El tema que el tribunal tendrá que resolver ahora es similar, pero no exactamente igual, ya que su enfoque es el contrario: debe decidir si es inconstitucional el hecho de que no se den conciertos a escuelas segregantes. Además, Lomloe no se limita a declarar el veto, sino que lo justifica diciendo que la coeducación es más adecuada para promover «la igualdad de derechos y oportunidades y promover la igualdad efectiva entre hombres y mujeres», así como para prevenir la violencia de género. , metas que se encuentran entre las metas de la ley.

En España hay unos 70 centros subvencionados, que se dividen por sexos. La mayoría de ellos están vinculados al Opus Dei, en muchos casos a través de acuerdos que la prelatura califica de «asistencia pastoral o espiritual», pero tienen diferentes propietarios. Los grupos principales son Fomento de Centros de Enseñanza (con escuelas en 11 Comunidades Autónomas), Attendis (en Andalucía y Extremadura) e Institució Familiar d’Educació (Cataluña y Baleares).

Puedes seguir a EL PAÍS EDUCACIÓN en Facebook y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *