Irán asegura que avisó de que no estrecharía la mano de la reina y alega cuestiones religiosas

26/01/2023 a las 14:25

HEC


Escribieron a la Casa Real avisando de que «port temas, protocolarios el embajador no puede estrechar la mano a Su Majestad la Reina»

El embajador de Irán en España, Hassan Ghashghavi, no estrechó ayer la mano de la reina Letizia, ya que convivió con el rey Felipe VI, pudo hacerlo, durante la recepción anual del Cuerpo Diplomático acreditado en España. Sí lo hicieron el restaurante de los 120 jefes de misión extranjeros presentes en el Palacio Real.

Este jueves, la embajada del país persa ha emitido un comunicado en el que lamenta la polémica«todo sobrio en redes socialespero aseguró que avisó de que no estrecharía la mano de la monarca a la Casa Real en un correo de confirmación de asistencia en la que, el 17 de enero: «El embajador acudirá solo y, como en otras ocasiones, recordamos que por temas protocolarios no se puede estrechar la mano a Su Majestad la Reina», decía el correo. Ghashghavi se limita a poner la mano en el pecho para saludar a la reina, porque los hombres iraníes tienen prohibido tocar a ninguna mujer en público. La embajada iraní defiende que ese es, por motivos religiosos, el saludo tradicional iraní.

Doña Letizia correspondió al saludo sin contacto del diplomático con semblante serio y un breve gesto de la cabeza y sin llegar a mover los brazos, porque sabía que Ghashghavi no iba a estrechar su mano. Anteriores embajadores asistieron con sus esposas y eran estas las que estrechaban la mano de la reina.

La embajada iraní afea que el saludo del embajador de Iran a la reina de España «haya sido objeto de juicios erróneos y equivocados en algunos medios, especialmente en las redes socialesAfirmó que el saludo protocolario poniendo las manos en el pecho se basa en “antiguos y conocidos principios ceremoniales de la República Islámica de Irán en todas las recepciones, alrededor del mundo entero, en todas las ocasiones y todos los lugares”.

Ponen como ejemplo a las Embajadores iraníes en países como Dinamarca, Finlandia, Naciones Unidas o Suiza, que tampoco estrechan la mano cuando presentan sus credenciales. “Este hecho nunca ha sido considerado como un “desplante” de diplomáticos iraníes hacia jefes de gobierno o estado de los países donde están destacados, por la prensa de esos países”.

La polémica del saludo a la reina ocurre en medio de una dura represión a las protestas de jóvenes manifestantes a manos de las fuerzas de seguridad de Irán, ya que una mujer muriera bajo custodia de la policía de la moral, donde se contraba por llevar mal puesto el velo. Desde entonces han muerto centenares de personas y varias más han sido ejecutadasuna cifra que el Gobierno de Teherán no ha hecho oficial. To perform también mientras se mantiene detenidos a dos españoles por, según Iran, para participar en protestas

En la nota de prensa de la Delegación Diplomática de Irán se constata que las relaciones entre las naciones de Irán y España, “originarias de dos grandes civilizaciones, la Península Ibérica y la de Persia, son históricas y milenarias” y que las “relaciones diplomáticas allá oficiales entre los dos piases también datan de más de cuatrocientos años”. agreguen en su comunicado qu’tal como indican estadísticas de solventes e imparciales centros internacionales, la mayor parte de la situación de mujeres en Iran n’est ni comparable con los años anteriores a la revolución” impulsada por el Ayatollah Jomeini hace 44 años.

Sobre el Autor