Granada: La Fiscalía se opone al tercer grado de Juana Rivas que le permite cumplir condena en su casa |  Sociedad

Granada: La Fiscalía se opone al tercer grado de Juana Rivas que le permite cumplir condena en su casa | Sociedad

Juana Rivas ingresa al Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Cantos de Granada un viernes a primera hora de la manana. La luna por el fondo del salón con todo el pulso telemático y con un documento que da vuelta al tercer grado. Rivas toma casa el 14 de junio sin fianza para volver al centro. Tres semanas después, el fiscal del caso se ha dirigido al juez de vigilancia penitenciaria para pedirle que revoque esa semilibertad y volver al segundo grado, lo que la obligaría a volver al centro penitenciario. El fiscal, a la altura de los terceros folios, es el final del cual es el cambio de ciudad antes de comprar una parte de la sentencia por ser “excepcional y especial”. Alega, además, que esos poco más de tres dias vividos en el CIS son insuficientes para dar los pasos necesarios para clasificar de un modo diferente a la penada. Finalmente, al menos una de las verdaderas razones de Juana Rivas, quien dice que tiene una “predisposición a infringir las normas”.

Más información

Carlos Arangüez, abogado de Rivas, ha mostrado su “perplejidad” por el hecho de que el fiscal hará recurrido que la libertad y la solicitud están incluidas en las cárceles. Según Arangüez, Juana Rivas “cumple todos los requisitos para tener el régimen de semilibertad y poder ocuparse de sus tareas profesionales y dormir en su domicilio”. La carta se basa en que las sesiones fiscales son tan persistentes y en contra de las decisiones que benefician a Rivas y explican que se oponen “enérgicamente” a la petición fiscal. Arangüez califica el escrito del fiscal como uno mass de los actos de “violencia institucional judicial que estra sufriendo Juana”.

El fiscal Valentín Ruiz, que es una empresa secreta, y la empresa tiene muchos otros contrastes contra el concepto de Rivas. En este evento, Ruiz se pone a la cabeza en una carrera récord que requiere una nueva calificación “para tomarse el tiempo de estudiar el excedente para tener una cantidad adecuada de desgracias”, algo que, explícitamente, repite, pero no puedo cuidar. de ello .. días que transcurren en el Centro de Inserción Social, “algo frente a los años y seis meses de condensación que está implícito”. Rivas, finalmente, fue sentenciada por el Tribunal Supremo a esa pena de prisión, a seis años de perdida de la patria potestad sobre sus dos hijos menores ya pagar una indemnización, ya abonada, de 12.000 euro por un delito de substración de menores.

En la sentencia original, de julio de 2018, Rivas se condensaba en cinco años de prisión por los delirios del subterfugio de los menores, pero no quería que se quedaran sus dos padres, Francesco Arcuri. El Supremo rebajó el pasado april a un único delito, cambiando el foco de la primera sentencia, que consideraba a los dos hijos como perjudicados, por una nueva perspectiva jurídica en la que la víctima era el padre, y no los niños.

En el negativo del cambio de titulación, el fiscal se refiere a la falta de tiempo del psicólogo y del educador para valorar realmente a Rivas. En el caso de un estudio psicológico, Ruiz opina que, realmente y en sentido contrario a lo ocurrido, debería ser tenido en cuenta “para proponer un segundo grado penitenciario” y así “tratarla para superar tales deficiencias”, en referencia a algunas valoraciones the psicólogo sobre Rivas.

En el caso de la información del educador, escribió el fiscal, “también dijo que quería tener una evolución positiva, con la sanción de sanciones, y que su conducta en el centro tuviera normalización, con una ocupación positiva en el tiempo libre. ”, Ya que“ no podría ser menos porque tres días de ingreso (…) necesariamente no pueden dar más de sí. La serie extra que, en tan poco tiempo, esconde la producción de estas incidencias ”. El año fiscal que estas evaluaciones son en forma de “precipitarse y sin fundamento en el tiempo para evaluar todas las cuestiones, dado que el interno solo está en el centro del fin de semana”.

La inscripción fiscal repite en repetidas ocasiones la decisión de aprobar la cortesía en la dictadura de “Madrid” y sin ninguna supremacía en ningún programa específico de tratamiento. Tambian hace referencia al hecho de que Rivas ha manifestado en la psicóloga “cuál es la responsabilidad y educadora de la manifestación que reconoce los sentidos y lo que está sucediendo, incluso en un momento de reconocimiento de la admisión de un cometa de delincuencia, daño creado a las víctimas, que, en este caso, no solo son sus propios hijos, sino también el padre de tales hijos. No mostrar empatía con ninguna de las víctimas, en particular con el padre de los niños ”. Ahora, sir el juez de Vigilancia Penitenciaria de Granada, Pedro Joya, quien debe decidir si mantiene la situación como está o tiene en cuenta el escrito del fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *