El gobierno de la Ciudad de México presenta el dictamen pericial sobre los motivos del colapso de la línea 12 del metro

El gobierno de la Ciudad de México presenta el dictamen pericial sobre los motivos del colapso de la línea 12 del metro

El gobierno mexicano presentó este miércoles el primer informe pericial sobre el colapso de la línea 12 del metro, que dejó 26 muertos y decenas de heridos. El informe, elaborado por la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV), pondrá fin a las dudas sobre si el colapso del tren el 3 de mayo fue causado por fallas en la construcción, algo que muestran dos filtraciones de medios, o si un mal mantenimiento colapsó. «Los perpetradores serán castigados», dijo el primer ministro Andrés Manuel López Obrador en una conferencia de prensa esta mañana.

MÁS INFORMACIÓN

Este es el primero de tres dictámenes que se han solicitado para esclarecer los hechos. El documento, elaborado por 16 peritos de cinco países, será incluido en un expediente judicial abierto por la Fiscalía General de la Ciudad de México para investigar responsabilidades.

«La trampa se agotó cuando pasaba el tren», dijo la jefa de gobierno de la capital mexicana, Claudia Scheinbaum, desde el lugar unas horas después del derrumbe. Pasaron seis semanas antes de que tuviera mi primera respuesta de por qué se había derrumbado este tramo de la Línea 12, el metro más nuevo y caro de la capital mexicana.

La tragedia pasa por los últimos tres gobiernos de la capital. La llamada Línea Dorada fue construida durante el mandato de Marcelo Ebrard (2006-2012), actual ministro de Relaciones Exteriores. Estuvo cerrada por más de un año por problemas electromecánicos durante la administración del actual senador opositor Miguel Ángel Manchera (2012-2018), quien también lideró las reparaciones luego del terremoto de 2017. Durante dos años y medio, enfrentó un tren. accidente, un incendio en un puesto de control y el colapso de la línea 12. Scheinbaum y Ebrard se encuentran entre la lista de posibles sucesores de López Obrador.

Durante una conferencia el miércoles, el presidente criticó la tragedia por ser utilizada para crear divisiones en su partido. «Esperaremos a ver qué dirá el jefe de gobierno, que cuenta con todo nuestro apoyo, porque nuestros opositores han echado todo en este caso», dijo en el Palacio Nacional. El presidente también insistió en la necesidad de reabrir la línea 12, que conecta algunas de las zonas más remotas de la capital en el sureste. «Dependiendo del tema judicial, ayudaremos, porque lo que queremos es que los vecinos tengan este servicio».

El tramo dañado fue construido por Grupo Carso, propiedad del magnate Carlos Slim, el hombre más rico del país. Carso se adjudicó el contrato para construir un segundo tramo del tren maya (que recorre más de 200 kilómetros en el estado de Campeche), uno de los proyectos punteros del gobierno de López Obrador. ICA, también parte del consorcio que construyó la línea 12, está construyendo el tramo más largo de la nueva obra, más de 250km, entre Izmal (Yucatán) y Cancún por adjudicación directa. La inversión en el proyecto, que incluye ocho tramos, ronda los $ 6.300 millones, según las autoridades.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS México y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual en este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *