El chavismo endurece las conversaciones con la oposición en México sobre la extradición de Alex Saab |  Internacional

El chavismo endurece las conversaciones con la oposición en México sobre la extradición de Alex Saab | Internacional

Jorge Rodríguez, junto con miembros del equipo negociador, llegó hoy a la Ciudad de México.
Jorge Rodríguez, junto con miembros del equipo negociador, llegó hoy a la Ciudad de México.EFE

La portación de carteles con la leyenda «Liberen a Alex Saab» dio finalmente inicio a la segunda ronda de conversaciones sobre la crisis venezolana este sábado por la tarde en la Ciudad de México con la llegada de miembros de la delegación del gobierno bolivariano. La ronda de charlas comenzó con un día de retraso, alrededor de las 14.30 hora local, cuando el equipo liderado por Jorge Rodríguez se presentó en el hotel, disolviendo así la tensión imperante en torno a esta nueva ronda de convocatorias.

Más información

La reunión estaba programada para el viernes, pero la delegación de Nicolás Maduro retrasó un día su llegada en protesta y así lo hizo, mostrando un fuerte apoyo al empresario colombiano Alex Saab, quien aguarda la extradición a Estados Unidos en Cabo Verde. El gobierno venezolano, que ha pedido que Saab se una a su delegación, está tratando de evitar que la supuesta figura de Maduro sea llevada ante la justicia en Estados Unidos. Fue el embajador de Estados Unidos en Venezuela, James Story, quien fue el motivo de otra crítica al chavismo. El diplomático estadounidense dijo el jueves que su país estaría listo para aliviar las sanciones económicas contra el ejecutivo de Maduro si hubiera «cambios» en la democracia, lo que Rodríguez ve como una interferencia. «Esta declaración de Story ofende la mesa de diálogo en México, pero sobre todo ofende a los delegados de la Plataforma Unitaria [oposición], a quien parece dar órdenes. «El gobierno bolivariano nunca estará en una agenda que intente imponer este carácter», escribió. Finalmente, Rodríguez acordó que a pesar de la rudeza, el diálogo continuaría, aunque el discurso subió de tono en las últimas horas.

El chavismo ha intensificado su discurso en las últimas semanas, acusando a la oposición de violar reglas básicas de negociación y de sustraer activos del país como consecuencia de la crisis en Monómeros, una empresa pública venezolana en manos de la oposición. Los fiscales iniciaron una nueva investigación sobre el líder opositor Juan Guaidó luego de semanas de acusaciones de Nicolás Maduro. Pero también quiso incluir al empresario colombiano Alex Saab, quien espera la extradición de Estados Unidos a la delegación de Cavista a Cavista, una medida que ha causado un gran revuelo y augura un posible estancamiento para algunos analistas.

Jorge Rodríguez a su llegada a la capital mexicana.
Jorge Rodríguez a su llegada a la capital mexicana. EFE

Maduro recurrió a este nuevo intento de reconciliación, alentado por los noruegos, con una sola idea en mente: conseguir más dinero levantando sanciones y recuperando el control de activos y recursos que estaban congelados en el exterior como parte de un asedio diplomático que es fruto de su autoritaria desviación. De las declaraciones del alto gobierno sobre el diálogo se desprende que en este espectro de concesiones se busca dialogar.

Únete a EL PAÍS ahora para seguir todas las novedades y leer sin restricciones

Suscríbete aquí

Hace dos semanas, cuando se aprobó la creación de una mesa social para enfrentar la crisis de salud y la posición defensiva de Esekibo -el territorio en disputa entre Venezuela y Guyana-, quedó sobre la mesa. El chavismo volvió a insistir en que las negociaciones conducen a que el gobierno pueda disponer de $ 5.000 millones, que le corresponden a Venezuela, como parte de los derechos especiales de giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional.

En agosto, el FMI comenzó a distribuir estas transferencias a sus miembros en medio de la recesión que trajo la pandemia, como parte de una ayuda financiera global de $ 650 millones (553 millones de euros). Es un mecanismo establecido en 1969 por la organización multilateral para reponer las reservas internacionales de los países y apoyar la liquidez global. En 2008, ayudaron a reactivar las economías después de la crisis financiera mundial. Pero la distribución de este año, según la propia directora del FMI, Kristalina Georgieva, es «histórica». «Esta es la mayor distribución de DEG en la historia del FMI y un incentivo para impulsar la economía mundial en medio de una crisis sin precedentes», dijo a principios de agosto. La contribución significa dinero fresco y no implica deuda, sino la preparación de cuentas después de dos años.

Por ahora, Venezuela está excluida de la distribución. Entre el 7 y el 8 de septiembre, el Banco Central de Venezuela aumentó su saldo en reservas internacionales sin explicación alguna. De $ 6.200 millones en un día, el país con mayor inflación del mundo, golpeado por una fuerte contracción económica y sanciones internacionales, llegó a $ 11.300 millones al día siguiente. Un aumento inusual, que los economistas explicaron agregando $ 5,000 millones a sus balances, aunque realmente no los tienen.

Después de años de tensas relaciones con el FMI, Maduro está listo para recaudar todo el dinero disponible, incluso si eso significa derrocar las posiciones políticas de su predecesor. En 2007, Hugo Chávez amenazó con dejar el fondo, que a menudo describe como un «instrumento del colonialismo». «Señores del Fondo Monetario Internacional, adiós. Venezuela es libre ”, dijo una vez el expresidente. Aunque nunca se fue, ordenó el cierre de sus oficinas en el país y el retiro de sus técnicos. Cuando comenzó la pandemia, Maduro sorprendió con una inusual solicitud de préstamo al FMI por otros $ 5,000 millones para atender la crisis del COVID. El FMI rechazó la solicitud, reconociendo que no estaba claro quién gobernaba Venezuela. Si es Maduro, reelegido en 2018 en elecciones internacionalmente desconocidas, o Juan Guaidó, quien se declaró presidente interino en 2019.

La comunidad empresarial de Venezuela se ha sumado a un nuevo esfuerzo para luchar por $ 5.000 millones del FMI. En una carta enviada al negociador noruego Doug Nilander, Fedecamaras, la asociación empresarial, pidió que se negociara un mecanismo de negociación para el uso de fondos ante la severa crisis del país. El documento, filtrado a los medios de comunicación, describe la situación del sector privado y el estado de postración del aparato productivo nacional. El gobierno lo está utilizando a su favor para decir que ya hay acuerdos para disponer de los fondos. Sin embargo, la delegación de la oposición aclaró que solo quería hablar del tema.

Pero hay otros motivos que complican el acceso a los giros. El chavismo utiliza las reservas internacionales para cubrir el gasto público sin ningún tipo de control. Desde 2004, Venezuela ha violado el Artículo IV de las reglas del FMI, que requiere que los países reciban misiones de la organización multilateral anualmente para validar sus datos macroeconómicos sobre el terreno. El gobierno venezolano no ha publicado ni aprobado ante la Asamblea Nacional el presupuesto de la nación ni los informes e informes de organismos públicos desde 2016, y los indicadores económicos salen esporádicamente con años de atraso. Con las sanciones, el BCV ha agotado los bancos corresponsales, que le permiten cambiar DEG por moneda extranjera. El chavismo también soporta la carga de desperdiciar casi un billón de dólares en ingresos petroleros por la corrupción y la mala gestión en poco más de una década. La opacidad y la desconfianza juegan en contra de esta afluencia de capitales que no llegan al país en el corto plazo.

El economista Ronald Balza se muestra cauteloso con el uso de remesas, dada la posibilidad de que se conviertan en un cheque en blanco. «¿De qué sirve tener más reservas para fortalecer una moneda con un régimen cambiario que no funciona con un gobierno? defecto que no habrá acceso al crédito ”, se pregunta Andrés Bello, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Católica. Para Balza, tanto el gobierno como aquellos que buscan el uso de los DEG no han aumentado la prioridad del gasto ni presentado un plan presupuestario para su uso. Simplemente dirigieron su atención a la cantidad total disponible. «No podemos olvidar que hay hambruna y crisis en este país porque el dinero que había allí se usó muy mal», agregó.

La nueva ronda de reuniones se extenderá inicialmente hasta el lunes, durante el cual está previsto discutir el sistema de justicia en Venezuela, seriamente cuestionado en el segundo informe presentado por la misión independiente de la ONU la semana pasada. El chavismo se ha preparado para esto. En las últimas dos semanas ha aprobado explícitamente un puñado de leyes que afectan al Poder Judicial, cuyo contenido aún no se conoce, pero que le permitirían encauzar las discusiones a su favor y contrarrestar las graves deficiencias del Poder Judicial. Con la situación en Monomeros, filial de Pequiven en Colombia, que ahora adoptó el plan de rescate colombiano, sumado a la inclusión de Alex Saab en la mesa y los derechos especiales de giro del FMI, el gobierno intentará dar seguimiento a las negociaciones.

La presunta figura de Maduro enfrenta la extradición en medio de elogios al chavismo, que tiene como objetivo evitar que caiga en manos de la justicia estadounidense. El empresario de lavado de dinero designado por Estados Unidos vinculado al gobierno de Nicolás Maduro perdió una demanda presentada por sus abogados ante la Corte Suprema de Cabo Verde en la primera semana de septiembre, donde se encontraba en prisión desde el 12 de junio de 2020, tiempo después de su arresto. El suyo, Saab tenía señal roja en Interpol, demandado por la justicia estadounidense por blanqueo de capitales e identificado como el presunto testaferro de Nicolás Maduro. Fue la última batalla perdida por la defensa del empresario, encabezada por el ex árbitro español Balthasar Garson, para evitar su transferencia.

Suscríbete aquí para boletín de EL PAÍS América y obtenga todas las claves de información de la situación actual de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *