Cataluña desbloquea solo cinco parques renovables a partir de 2019  Cataluña

Cataluña desbloquea solo cinco parques renovables a partir de 2019 Cataluña

“El incremento de la capacidad de producción de energías renovables en Cataluña en 2020 es insignificante […]. La dependencia de la producción nuclear ha aumentado “. Así, el último informe del Observatorio de Energías Renovables de Cataluña, que agrupa a las organizaciones empresariales del sector, alerta del atraso de la transición energética. Solo cuatro parques fotovoltaicos y la ampliación de uno existente, con una capacidad total de 32,6 megavatios (MW), han sido puestos a disposición del público desde que la Generalitat dictó un decreto en noviembre de 2019 para intentar acelerar el despliegue de plantas de generación verde. El gobierno estima que Cataluña necesitará 4.000 MW de nueva energía eólica y 6.000 MW de energía fotovoltaica en 2030. Sólo su propio consumo está exento de la astenia que sufre la generación de electricidad no contaminante.

El plan para acelerar el impulso de nuevos proyectos elaborado por el entonces ministro Àngels Chacón (PDeCAT) parecía ser completamente insuficiente para una comunidad que estaba al final de la producción de energía verde. Los expertos temen que el nuevo rumbo que quiere dar el ejecutivo a la implantación de molinos de viento y paneles solares sugiera ahora una nueva parálisis. La ERC y la CUP acordaron en su convenio de inversión una moratoria para reordenar la aprobación de grandes proyectos -la Generalitat tiene capacidad para autorizar iniciativas de hasta 50 megavatios, de ahí la responsabilidad del Gobierno central- y desde el pasado 17 de mayo el presentación sobre energías renovables no cumple, la mesa interdepartamental responsable de la aprobación inicial de proyectos con competencia autónoma.

Más información

La Concejalía de Acción por el Clima, Alimentación y Desarrollo Rural, de la mano de ERC, tiene previsto presentar una modificación de este decreto en noviembre del próximo año, lo que las empresas sospechan, sospechando que las nuevas condiciones de salida retrasarán a posibles promotores. El gobierno propuso que el decreto obligue a los organizadores del parque eólico y solar a contar con el consentimiento del 85% de los propietarios donde planean operar las instalaciones – y presumiblemente las líneas de evacuación eléctrica – desde el principio, que los municipios afectados hayan sido informados e incluso Se abre la posibilidad de que se vean obligados a tener una parte de la inversión (alrededor del 20%), proveniente de inversores locales. El objetivo sería evitar que los únicos participantes en el negocio sean los grandes desarrolladores. Asimismo, se propone dar mayor importancia a las instalaciones que no superen los cinco megavatios ya las comunidades energéticas locales (en las que podrán participar municipios y vecinos), que tendrán una ventaja en la tramitación de expedientes al declararlos de interés territorial.

“No sé si vale la pena hacer un nuevo decreto. Llegamos tarde y no podemos parar “

Sin embargo, estos requisitos indican el costo de tiempo y dinero de un proyecto inicial, que puede representar para los inversionistas sin garantizar su éxito. La oposición territorial ha sido y sigue siendo uno de los grandes problemas a los que se enfrenta la implantación de nuevos parques en Cataluña. Tras la aprobación del último decreto por parte de la Generalitat, se aseguró que una de las tareas pendientes era ocuparse de la pedagogía para que los municipios aceptaran la implantación de parques en sus terrenos.

“No sé si vale la pena hacer un nuevo decreto. Llegamos tarde y no podemos parar ”, dijo Esther Isquierdo, presidenta del Clúster de Eficiencia Energética de Cataluña, que evitó las críticas antes de conocer el nuevo texto de Acción Climática, pero advirtió de lo que necesitaba el sector:“ Queremos que el trámite administrativo sea posible. flexible. Y la proporción de proyectos en curso debe mejorar. Hay muchos proyectos que son válidos.

Silencio administrativo

Esta declaración es una clara referencia a la relativa aprobación de los proyectos presentados en la presentación de energías renovables. En el caso de los parques fotovoltaicos, 182 de los 400 proyectos presentados apenas superaron la reducción de su viabilidad, mientras que en el caso de los parques eólicos, solo 71 de los 157 emplazamientos se sometieron a este primer trámite administrativo. Y de todos ellos, solo cuatro nuevos proyectos son los que han recibido autorización administrativa previa, publicados en el Diario Oficial de la Generalitat. Según la base de datos de presentación, 135 parques fotovoltaicos y 34 jardines solares estarán pendientes de aprobación inicial. Fuentes del sector eléctrico creen que el hecho de que la presentación no se haya recogido desde mayo podría dar lugar a su aprobación inicial por silencio administrativo, ya que no hay respuesta en tres meses. En cualquier caso, la Consejería de Acción Climática sostiene que estos proyectos también deben aceptar las condiciones establecidas en el nuevo decreto.

“Este es un problema grave, ya que muchas empresas podrían aprovechar este silencio administrativo, pero también tienen miedo de hacerlo porque es solo un primer paso”, dijo Joan Villa, presidente de la Comisión de Energía de la Asociación de Empresarios. en Pimec. Su visión es pesimista porque en su entendimiento el problema que está diseñando es la falta de estrategia y compromiso con proyectos pequeños que no serán suficientes para satisfacer la demanda energética. En los últimos años solo ha aumentado el consumo propio de Cataluña, pero representa un pequeño porcentaje del total, y la propia ministra Theresa Giordana reconoció en un comunicado parlamentario de julio que se necesitarán grandes instalaciones para suministrar la electricidad que Cataluña necesita.

Actualmente, estos grandes proyectos están comandados únicamente por el Ministerio de Industria. Incluso los grandes parques que se construirán en Aragón acabarán por descargar su electricidad en Barcelona -en la subestación de Begues- como espera la iniciativa Forestalia, que está a la espera de un informe de impacto ambiental del Ministerio de Transición Ecológica.

“No hay una línea de acción clara y los proyectos industriales podrían verse comprometidos por esta falta de determinación”, dijo Sylvia Paneke, portavoz adjunta del PSC para las energías renovables en el Parlamento. Cita la discrepancia de que Cataluña quiere albergar una fábrica de baterías de coche, una transición a la que se enfrenta la industria del automóvil sin poder proporcionar la electricidad renovable más coherente.

En un comunicado, Jorda dijo que uno de los problemas que planteaba el último decreto era “el malestar general del país”, especialmente a nivel local. Los municipios adoptaron la ola de proyectos presentados como un ataque al territorio. La apuesta por la fotovoltaica, por consumo de suelo, puede ser un problema para la agricultura. Lo cierto es que para alcanzar los objetivos de energía renovable de 2050, la generación actual debe multiplicarse por diez.

Proyectos en fase de información pública

Estos son los parques solares (ninguno de los cuales ha podido hacer esto) que han pasado por un proceso de información pública en el que se pueden realizar denuncias:

Sant Pere Salavinera. Se trata de un parque con una capacidad de tres megavatios y que ocupará 5,3 hectáreas. Fue uno de los primeros en llegar a la presentación. Promovido por Solar Llach, prevé una inversión de 1,7 millones de euros.

Port Aventura. Impulsado por el propio grupo de parques temáticos, prevé generar 6,6 MW en Villa Seca. La inversión será de 4,8 millones.

L’Arboch. Se proyecta que generará cinco megavatios y ocupará 8,7 hectáreas. Solar Jupiter planea gastar 3,4 millones para construirlo.

Constantes-42. Se trata de la instalación más potente publicada en información pública, con 14,5 MW y paneles solares, que ocupará 17,4 hectáreas. El promotor es IOSA Green Energy y la inversión prevista alcanza los 6,9 millones de euros.

Sant Feliu de Buixalleu. Se trata de una extensión de 3,5 megavatios a la instalación actual y es el último proceso conocido en este momento, del mismo mes de agosto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *