Edificio La Vela, sede de BBVA

BBVA volverá a Euro Stoxx 50 un año después de su cierre. Mercados

BBVA volverá al índice Euro Stoxx 50 a partir del 20 de septiembre, cuando se produzcan los cambios en el índice anunciados ayer por la empresa Stoxx, propiedad de Deutsche Boerse y que gestiona otros índices bursátiles de referencia en Europa, como el índice Stoxx en vigor 600. tendrá lugar.sustituirá a la francesa Engie.

La empresa, presidida por Carlos Torres, volvió a Euro Stoxx 50 un año después de su cierre. El colapso de su precio por la pandemia lo dejó en la revisión en septiembre de 2020, al igual que sucedió con Telefónica. Un año después, la subida de precios le permitió incorporarse y incorporarse al reducido grupo de empresas españolas que se encuentran entre las cincuenta empresas de mayor capitalización de la eurozona, junto a Inditex, Iberdrola y Santander.

Cellnex, con una capitalización ligeramente superior a BBVA, fue abandonado tras su reciente ajuste bursátil. Y Telefónica, con una capitalización bursátil inferior a 24.000 millones, aún no ha subido lo suficiente para reincorporarse al Euro Stoxx 50.

La revisión del índice implica la entrada de BBVA y la salida de Amadeus, que se quedó como valor con la mayúscula más pequeña del selectivo. El duro castigo a la Bolsa que sufre el turismo, que no termina con una subida de la Bolsa por la aparición de nuevas variantes del coronavirus, ha llevado a su exclusión. Las acciones de Amadeus han caído hasta ahora un 10,6%, dejando su capitalización al borde de los 24.000 millones de euros.

A cambio de Amadeus, el italiano Stellantis, el grupo de automoción surgido de la fusión de Fiat y el grupo francés PSA y que este año destaca en la Bolsa con más del 42% y 140% respecto al mínimo de marzo de 2002. la capitalización de mercado es de 52,730 millones

BBVA ha logrado restablecer los niveles prepandémicos en el mercado de valores. Su capitalización bursátil es de 37.500 millones de euros, tras este año registró un incremento del 41,3% y 164% del mínimo para 2020, marcado en septiembre con la salida de Euro Stoxx 50. Las acciones de la compañía se han beneficiado de la entrada de dinero, que Comenzó a alcanzar niveles cíclicos en noviembre con el descubrimiento de la vacuna contra el coronavirus y el impuesto, lo que luego generó la expectativa de un retorno a los pagos de dividendos, que el BCE confirmó en julio.

Su conveniente posición de capital también juega a favor de BBVA. La compañía dimitió el año pasado tras intentar fusionarse con Sabadell y se quedó con el exceso de capital aportado por la venta de su negocio en Estados Unidos. Las expectativas de una mayor remuneración para los accionistas son un catalizador del valor. Por ahora, el banco ha anunciado su intención de retomar este año un reembolso entre el 35% y el 40% y para la implementación de un programa de recompra de acciones, que comenzará en noviembre, estimado en más de 3 000 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *