Arrestada Noelia de Mingo, quien mató a tres personas en Jiménez Díaz en 2003, por agredir a dos mujeres en El Molar |  Madrid

Arrestada Noelia de Mingo, quien mató a tres personas en Jiménez Díaz en 2003, por agredir a dos mujeres en El Molar | Madrid

La Guardia Civil detuvo este lunes en El Molar, Madrid, a Noelia de Mingo, la médica que mató a tres personas en la Fundación Jiménez Díaz en 2003. Una mujer residente en el municipio agredió a dos mujeres con un cuchillo, una en un supermercado y la otra en una farmacia., según fuentes de la investigación.

El hecho ocurrió pasadas las doce de la mañana en un restaurante de la Avenida de España, cuando el presunto agresor hirió gravemente a un vendedor en la tienda. Más tarde fue a una farmacia cercana y atacó a otra mujer. La Guardia Civil recibió un aviso de pleitos de emergencia a las 12:03 horas. Posteriormente detuvo a la mujer, quien permanece detenida en la sede de El Molar.

La víctima más grave, de 46 años, recibió una herida en el hemitorax izquierdo. Fue atendida por Summa 112 y fue trasladada con un pronóstico grave para el 12 de octubre. La otra mujer de 53 años tenía cortes superficiales y fue trasladada a otro hospital. El pronóstico en este caso es moderado.

Más información

Ataque psicótico

Noelia de Mingo mató a tres personas y dejó a otras cinco heridas de gravedad en la Clínica La Concepción, hoy Fundación Jiménez Díaz, el 3 de abril de 2003. El homicidio múltiple se produjo en el pabellón de reumatología donde De Mingo se encontraba en su tercer año. PAZ. En ese momento, la mujer, que estaba bajo la influencia de una pausa psicótica, sacó un cuchillo grande que había comprado y lo arrojó contra todos en el tercer piso del edificio. La primera muerte fue su pareja, Leila El Wamari, una médica residente de 27 años. Luego de atravesar una puerta de madera, se acercó a Jacinta Gómez de la Lave, de 77 años, quien estaba hablando con su hijo por teléfono y murió casi instantáneamente. Uno tras otro, ataca a todos los que se cruzan en su camino.

Gracias al supervisor, se puede reducir después de momentos de auténtico horror. El trabajador sacó una varilla de metal del tipo que se usa para sostener bolsitas intravenosas y la colocó en un rincón contra la pared. Rodeada, se rindió. Su ropa estaba ensangrentada y sus manos estaban ensangrentadas. De Mingo fue ingresado de inmediato en la sala de psiquiatría del mismo centro médico.

La Audiencia Provincial de Madrid dictaminó en 2006 que el Dr. De Mingo sea internado en un centro psiquiátrico penitenciario por un máximo de 25 años. La absolvió de todos los cargos, aplicando total protección a la locura. Se ordenó a la clínica, como responsabilidad civil subsidiaria, pagar 1,4 millones de indemnizaciones a las víctimas y sus familias.

En mayo de 2017, los científicos forenses que la atendieron en el Centro Psiquiátrico Penitenciario de Alicante remitieron un informe al Juzgado de Control sobre las sentencias, asegurando que la paciente había superado la esquizofrenia paranoide que padecía y solicitando su puesta en libertad. el juzgado provincial, que acordó ponerla bajo la custodia de un familiar, su madre. Luego de 10 años de tratamiento interno y luego de escuchar a los psiquiatras y psicólogos que la atendieron, los magistrados se dieron cuenta de que De Mingo no representaba un peligro para los demás ni para ella misma. Desde entonces ha sido tratado en el Centro de Salud El Molar.

La alcaldesa de El Molar, Yolanda Sáenz y otros asesores acudieron al lugar tras conocer el incidente.

Suscríbete aquí a nuestro boletín diario de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *