Afganistán: los talibanes culpan a Estados Unidos por el caos en el aeropuerto de Kabul  Internacional

Afganistán: los talibanes culpan a Estados Unidos por el caos en el aeropuerto de Kabul Internacional

Un vendedor en una tienda de comestibles en Kabul este domingo.Rahmat Gul / AP

Los talibanes culparon a Estados Unidos el domingo por el caos en el aeropuerto de Kabul, donde miles de afganos intentan huir para escapar de los islamistas. Siete personas murieron aplastadas en las entradas del complejo el día anterior. Veinte de ellos han muerto desde el comienzo del silencio cuando la milicia entró en la capital afgana hace una semana. Los servicios secretos estadounidenses advierten del riesgo de un ataque por parte del Estado Islámico.

“Estados Unidos, con todo su poder y recursos (…), no ha logrado poner orden en el aeropuerto. Hay paz y tranquilidad en todo el país, pero solo caos en el aeropuerto de Kabul. (…) Esto debe terminar lo antes posible “, dijo Amir Khan Mutaki, jefe de la Comisión para la Orientación del Islam de los talibanes, en un video transmitido a través del dispositivo de propaganda del grupo.

Más información

El ejército estadounidense tomó el control del Aeropuerto Internacional de Kabul el domingo, poco después de que los talibanes ingresaran a la capital para asegurar la evacuación de sus ciudadanos, aliados y ayudantes. Suspendieron inmediatamente los vuelos comerciales, deteniendo a miles de afganos y extranjeros que tenían los billetes y documentos de viaje necesarios. Desde entonces, se han sumado a ellos miles más que, incluso sin ninguna documentación, creen los rumores de que podrán salir del país. Esa es la desesperación.

Tener pasaporte y un comportamiento seguro no garantiza el acceso al lugar. La aglomeración dificulta el acceso a las puertas de acceso, cuellos de botella donde los empujes siguen uno tras otro. Fue en este clima que tuvo lugar el incidente del sábado, en el que siete personas murieron aplastadas, según el Ministerio de Defensa británico. Sky News mostró imágenes de al menos tres cuerpos cubiertos con toallas blancas y soldados encaramados en una pared tratando de rescatar a algunos heridos.

Al menos 20 personas han muerto fuera del aeropuerto esta semana, dijo Reuters citado por un portavoz de la OTAN. Los talibanes que patrullaban fuera del aeropuerto el domingo intentaron organizar a la multitud en filas, disparando al aire y con palos.

Únete a EL PAÍS ahora para seguir todas las novedades y leer sin restricciones

Suscríbete aquí

La alarma sobre la situación está aumentando por los temores de un ataque del Estado Islámico (EI). El ejército estadounidense está buscando “rutas alternativas” para llegar al aeropuerto porque sus servicios secretos sospechan que este grupo terrorista está planeando un ataque, informaron varios medios estadounidenses, sin especificar más. Desde que la franquicia local de las FDI comenzó a arraigarse en Afganistán en 2014, se ha convertido en un rival de los talibanes, que desafían el territorio en la parte noreste del país. A diferencia de Al Qaeda, ISIS no celebró su entrada en Kabul.

Los talibanes están molestos porque las imágenes del caos del aeropuerto están desviando la atención mundial de su campaña para mostrar que han logrado mantener la calma y la estabilidad en el país. “Para los medios de comunicación: si son realmente profesionales y no matones, salgan un poco del aeropuerto de Kabul, Afganistán tiene 650.000 kilómetros cuadrados. Eche un vistazo más allá “, dijo Mutaki, un consejo repetido por otros propagandistas talibanes.

Ahmadullah Mutaki, haciéndose pasar por el jefe de la rama multimedia de los Emiratos Islámicos, tuitea constantemente fotos de varias ciudades con el mensaje de que la vida sigue con normalidad. “La brecha de 20 años entre el pueblo y las autoridades debe seguir reduciéndose. Se han eliminado los muros de hormigón alrededor de la comisaría anfitriona, se han abierto las calles y se [eso] Esto acabará con la congestión ”, dijo en un comunicado, sabiendo que estas medidas de protección frente a los ataques están causando un gran malestar a la ciudadanía.

El portavoz también informó sobre las reuniones sostenidas por varios funcionarios talibanes, desde líderes religiosos en Herat hasta el equipo nacional de cricket (“para discutir sus planes y cómo mejorar”). El mensaje principal es que no están en contra del deporte, como lo fue durante su dictadura (1996-2001). Queda por ver si esto incluye a las mujeres y cuáles serán las restricciones, ya que durante este período de cinco años fueron encerradas en sus casas y se les prohibió trabajar.

El ministro de Salud interino, Wahid Majrooh, a quien los talibanes le pidieron que permaneciera en el cargo, dijo a CNN que, por ahora, los nuevos gobernantes permiten que las mujeres trabajen en el sector de la salud. “Ahora estoy tratando de que los dejen volver a las oficinas”, agregó Majrooh, quien en la entrevista mostró una barba más larga que la que llevaba y se quitó la corbata.

De hecho, los hospitales son uno de los pocos centros comunitarios que permanecen abiertos en todo el país, aunque con servicios reducidos, ya que gran parte de su personal (médicos, enfermeras, asistentes y administrativos) ha estado preventivamente en casa. Algo parecido ocurre con los centros educativos. Reuters citó a una fuente de los talibanes diciendo que “las escuelas y universidades pueden abrir en todo el país”. Sin embargo, todavía están cerrados en Kabul, según un periodista afgano de EL PAÍS.

Funcionarios talibanes se han reunido con gobernadores de distrito y otros altos funcionarios para persuadirlos de que permanezcan en el cargo y cooperen con la nueva administración. Pero en la capital, parecen enfrentarse a obstáculos. Muchos residentes esperaban que las oficinas gubernamentales y las empresas privadas abrieran el sábado, el primer día hábil después del fin de semana (jueves y viernes en Afganistán). Pero a diferencia de otras provincias, los servicios no se han reanudado, según la red de noticias ToloNews. Aunque las tiendas de comestibles están abiertas, muchas personas no pueden comprar porque se han quedado sin dinero y los bancos siguen cerrados.

Siga toda la información internacional en Facebook y Gorjeo, o en nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *