Violencia sexual: Fiscalía colombiana investiga caso de menor que se suicidó tras ser detenido por la policía |  Internacional

Violencia sexual: Fiscalía colombiana investiga caso de menor que se suicidó tras ser detenido por la policía | Internacional

Un grupo de mujeres protestó este viernes en el Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía en Bogotá, Colombia.
Un grupo de mujeres protestó este viernes en el Comando de Atención Inmediata (CAI) de la Policía en Bogotá, Colombia.Mauricio Duenas Castañeda / EFE

Los fiscales colombianos están investigando el caso de un menor que se suicidó tras ser detenido por la policía durante las protestas contra el gobierno. La joven de 17 años denunció en sus redes sociales que cuatro policías de disturbios la habían agredido durante el arresto, lo cual quedó grabado en un video.

Ocurrió en la localidad de Popayán en el sureste de Colombia, uno de los peores escenarios del paro, que ha mantenido al país en vilo durante 15 días. La indignación provocó protestas y disturbios frente a la comisaría, donde podría tener lugar el ataque. Un manifestante registró al menor siendo arrastrado por cuatro policías. El autor del video dijo a los empleados: «No se puede llevar nada explosivo en la mochila porque la mochila incluso lo tiró. Y dijo que si quieren examinarlo. «

Entonces uno de los cuatro policías que la llevaban por los brazos y las piernas dejó caer una de las piernas de la menor. Ella les dice: «Me están quitando los pantalones, idiotas». Cuatro, cuatro con una mujer, les grita. “¿Quieres dar tu nombre o algo así como derechos humanos?”, Volvió a intervenir el manifestante, que grabó con su teléfono móvil. A partir de ese momento, le cuesta transmitir lo que está pasando, porque un quinto policía lo interrumpe con un escudo. Alguien fuera de la cámara le dice que la niña estaba de rodillas para ser sometida. Lo siguiente que registró fue que el menor fue trasladado a una comisaría de policía del barrio, que aquí se llama unidad de respuesta inmediata.

«No podemos afectar a la clase media de Colombia»

El uso de un monumento a la paz ha alimentado el malestar social en Colombia

El menor fue liberado horas después. Escribió en Facebook que no participó en las protestas, pero que se dirigía a la casa de un amigo cuando se encontró en medio de los disturbios. «Ni siquiera corrí porque era peor», dijo. «Todo lo que hice fue esconderme detrás de una pared y solo porque estaba filmando, me atraparon. En el medio me quitaron los pantalones y me tocaron el alma. Cuando la policía revisó los registros, dijo que se dieron cuenta de que era hija de un miembro del cuerpo. «Apoyo plenamente la huelga y las manifestaciones, pero ayer no estuve con las marchas», concluyó.

Al día siguiente se llevó la vida a casa. Su cuerpo se encuentra actualmente en el instituto de medicina legal de esta ciudad, donde anoche se realizó una autopsia. Las autoridades entregarán el informe a la familia esta tarde. Un fiscal especializado en niñez y género viaja desde Bogotá este viernes para investigar el caso.

Las organizaciones feministas están muy al tanto del caso. «Hemos activado una señal de impunidad. No queremos que se fabrique el informe. Queremos saber exactamente qué pasó ”, dijo Sara Tejada, miembro de la Articulación Feminista de Popayán.

Las protestas, que se han multiplicado por todo el país durante más de dos semanas, han dejado 42 muertos. La comunidad internacional ha expresado su preocupación por las acciones desproporcionadas de la policía involucrada en al menos cuatro asesinatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *