US Open: En tenis, Estados Unidos busca campeones  deporte

US Open: En tenis, Estados Unidos busca campeones deporte

Atrás quedaron los días en que el tenis masculino en Estados Unidos dio un paso arrogante en la cadena. Han pasado exactamente 18 años hasta el momento sin que el estado norteamericano haya podido inscribir un solo campeón masculino en uno de los cuatro torneos de Grand Slam y con pocas noticias sobre sus jugadores en otros territorios menos tortuosos de la cadena. Muy poca cosa. No lo hará en este US Open, que perfila sus últimas rondas después de que Novak Djokovic redujera al joven Jenson Brooksby y confirmara datos que activan el semáforo en rojo en la Federación de Tenis de Estados Unidos (USTA): por primera vez en la historia, ningún tenista , masculino o femenino, no aparece en los cuartos de su torneo.

Más información

La ambición del gigante de los cohetes no coincide con los resultados, sus fans están nostálgicos porque año tras año confían en el rebote y él no llega. Era 2003 cuando Andre Agassi (Abierto de Australia, 33) y Andy Roddick (Abierto de Estados Unidos, 21) levantaron los dos últimos grandes trofeos. Desde entonces, prácticamente un páramo. Mucha producción, inversión incomparable y las chicas tirando del coche. Agassi rayó la final de Flushing Meadows de 2005 y Roddick accedió a la final de Wimbledon en tres ocasiones (2004, 2005 y 2009), pero como este último se retiró, el país vivió en constante voluntad y no pudo, según el plan masculino.

“Hay un progreso claro, pero ¿será suficiente para poner fin a la sequía?” Antes de que eso sucediera, durante todo el torneo, los medios locales enfatizaron la buena marcha de sus jugadores y que el complejo programa nacional para promover su tenis dio sus frutos. Esto les da, pero no lo suficiente por ahora. La materia prima es buena, pero no hay representante que esté al mismo nivel que otros jóvenes extranjeros, que ya se esfuerzan mucho y dejan huella en la élite profesional.

En otras palabras, la máquina está funcionando a plena capacidad. De hecho, Estados Unidos es el país con más jugadores (14) entre los 100 primeros de la lista ATP, por delante de España (10), Francia (10), Italia (9) o Australia (6); Siete de ellos también tienen menos de 24 años, pero el mejor posicionado es el veterano John Isner, de 36 años, en el puesto 22. El perfil de los demás corresponde en varios casos a una serie de promesas que rompieron el cascarón a través de los hilos. un plan promovido por la USTA durante años, apoyado por 1.250 colegios y universidades, 3.000 entrenadores y un volumen de 20.000 tenistas potenciales. Así explotaron Brooksby (Baylor University, 20), Maxim Cressy (UCLA, 24), Mackenzie MacDonald (UCLA, 26) o Steve Johnson (USC, 31).

Agassi sirvió en el último juego de su carrera, el US Open de 2006.MIKE SEGAR / REUTERS

Mientras tanto, otros como Taylor Fritz (23) o Jack Sock (28) no han cumplido las expectativas y se cree que Francis Tiafo (23), Riley Opel (24) y especialmente Sebastian Corda (21), hijo del famoso Peter, pueden que le dé un poco de alegría a medio plazo.

“¿No has considerado entrenar?” Ahora tenemos buenos jugadores y podrías ayudarlos “, preguntó Roddick, la última bandera masculina, en las redes sociales. Nebraska es uno de los seis número uno que tiene el país – nuevamente a la vanguardia, por encima de España, Suecia y Alemania (3) – aunque su importancia dista mucho de la de Jim Courier o Michael Chang, así como de todos los gigantes como Jimmy Connors. , John McEnroe, Agassi o Pete Sampras. Sin embargo, los fanáticos anhelan su gorra baja y sus golpes y se sienten reconfortados por los ingresos que sus jugadores aportan a la WTA.

Apoyo a las mujeres

Durante las últimas dos décadas, Estados Unidos ha superado los éxitos de Venus, de 41 años, y de la todopoderosa Serena Williams, de 40, cuyas carreras ahora están en la zona del crepúsculo. Sus últimas grandes fechas de 2017 (Open de Australia) y hay que remontarse a 2014 para encontrar su última imagen triunfante en Nueva York, pero Sloane Stevens tomó el relevo en la edición de 2017 y el año pasado Sofia Kenin conquistó Melbourne. Si los hombres estadounidenses dominan el ranking ATP, las mujeres aún más: 16 están en el top 100 – Rusia (11) y la República Checa (11) están presionados en su persecución – y la historia destaca a ocho que han alcanzado el trono mundial, de Chris Evert. a la propia Williams.

Sloane Stevens posa con el trofeo del US Open 2017.
Sloane Stevens posa con el trofeo del US Open 2017.JOHN G. MABANGLO / EFE

En cualquier caso, las oficinas de la USTA se están tirando de los pelos. Todo es pequeño, de momento, para el país que tiene récord de premios en la Copa Davis (32) y la Copa Billy Jean King (18). “Es decepcionante. Es genial que haya 14 estadounidenses en los Estados Unidos Top 100pero si miramos a Suiza, por ejemplo, solo tiene dos y hay 23 grandes en su récord [20 de Roger Federer y tres de Stanislas Wawrinka]. Tenemos todos estos jugadores, pero ni siquiera hay un finalista. Creo que es solo cuestión de tiempo antes de que uno de nosotros se abra paso “, dijo Opelka después de ser eliminado.

“Hemos cometido muchos errores, todavía tenemos mucho que mejorar y desarrollar”, dijo Martin Blackman, director general de desarrollo de jugadores de la USTA; “No hay magia, solo podemos seguir insistiendo y trabajando. Se trata de que nuestros tenistas tengan una mentalidad de crecimiento, que quieran convertir cada piedra para descubrir cómo pueden mejorar.

Cheque Resultados del día / Orden de juego Martes.

Puedes seguir EL PAÍS DEPORTS en Facebook y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *