Un terremoto de magnitud 7.1 sacudió el centro de México

Un terremoto de magnitud 7.1 sacudió el centro de México

Un terremoto de magnitud 7.1 sacudió el centro de México el martes por la noche, matando a una persona hasta el momento. El sismo ocurrió a las 20:47 hora local, con origen a 14 kilómetros al sureste de Acapulco, en el sureño estado de Guerrero. El gobernador de esta entidad, Héctor Astudillo, informó a las 22:30 horas. Milenio de una víctima fatal en el municipio de Coyuca de Benítez. “Afortunadamente, no hay daños graves”, dijo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, alrededor de las 10 de la mañana. El terremoto de este martes se registró el mismo día que uno de 8.2 en Oaxaca en 2017, que provocó un centenar de muertos. Doce días después, el 19 de septiembre, un nuevo terremoto, el de magnitud 7.1, sacudió la capital mexicana, matando a más de 350 personas.

El terremoto que sacudió a México, en fotos

Astudillo explicó a medios locales que el fallecido fue aplastado por un poste que cayó durante el terremoto en una ciudad a 50 kilómetros al norte de Acapulco. Las autoridades civiles de Guerrero continúan inspeccionando las áreas afectadas, pero hasta ahora han advertido sobre deslizamientos de tierra en las carreteras. “Estamos atentos a sus recomendaciones y estamos colgados por si hay réplicas”, advirtió el gobernador. “Estamos haciendo una revisión muy rápida. Actualmente está generando mucha advertencia en la zona de Acapulco, pero nada grave ”, agregó. En algunas zonas costeras de esta formación se han visto imágenes de coches aplastados por vigas. Adela Román, alcaldesa de Acapulco, dijo al canal Forum 4 que no se han reportado daños significativos, solo “interrupciones de gasolina y fugas que se están subsanando”.

“Afortunadamente, no hay daños importantes. Piedras cayendo de vallas. Lo mismo en Morelos, sin daños en Oaxaca, en Puebla, sin daños graves en la Ciudad de México. “El general Sandoval, el ministro de Defensa, hizo una inspección en todas las zonas militares”, dijo López Obrador en un comunicado publicado en las redes sociales. El terremoto del martes revivió durante mucho tiempo los temores de un país que, por su historia, permanece alerta cada septiembre. Algunas personas en la capital incluso sufrieron crisis nerviosas y tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos.

La Secretaría de Protección Civil del Gobierno de México hizo un recuento de la situación en los distintos estados del país. Según el informe, los protocolos para el terremoto se activaron en Guerrero: evacuación de edificios y hoteles. Los estados de Querétaro, Veracruz, Tlaxcala y Puebla han iniciado recorridos de inspección de los edificios. La primera ministra de la Ciudad de México, Claudia Scheinbaum, publicó un video en las redes sociales anunciando la activación de los protocolos de seguridad. “Se realizaron tres sobrevuelos y no se encontraron daños. Acabo de hablar con el presidente y le di esta información. Sabemos que hay muchos lugares sin luz, les pido a todos la paz ”, dijo.

Vecinos de varios barrios de la capital mexicana han notificado a las autoridades sobre posibles fugas de gas, denuncias que han sido atendidas por los bomberos. Un hombre que vive en el barrio Roma Sur dijo al periódico que estaban inspeccionando algunos edificios de la calle Tehuantepec por posibles fugas de gas. En algunas partes de la ciudad hubo cortes en los servicios telefónicos e internet. Miriam Urzua, secretaria de gestión integral de riesgos, anunció que hay tres municipios con cortes parciales de energía y aseguró que ningún hospital de la ciudad resultó dañado. Zoe Robledo, directora del Instituto Mexicano del Seguro Social, dijo que los hospitales de los estados afectados habían sido evacuados, pero ninguno había sufrido daños importantes.

Algunas personas que viajaban en uno de los teleféricos de la capital quedaron atrapadas en el transporte durante el terremoto. “Hubo una expulsión total de L1 de Cablebús y Loop B, expulsado de L2. Hay escasez de suministro eléctrico en la zona del bucle A de la línea 2. Pedimos tranquilidad a las personas de las cabañas. Está seguro. Se permite el suministro de electricidad. Los servicios de emergencia están en camino “, tuiteó Andrés Lahaus, secretario de movilidad de la capital. Una hora después, el gobierno de la ciudad anunció que el desalojo se llevó a cabo en su totalidad “sin fallas ni daños en las instalaciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *