Un joven cubano con lesión en la cabeza tras ser golpeado por la policía en Villa Clara

Un joven cubano con lesión en la cabeza tras ser golpeado por la policía en Villa Clara

| 28.04.2021 – 15:11 (GMT-4)

El joven cubano Lionel Leonart Leiva recibió un traumatismo craneoencefálico y contusiones en todo el cuerpo como consecuencia de una golpiza que le infligió el jefe del departamento de policía de la ciudad de Baes, en Villa Clara, en compañía de otro civil de la ciudad.

Llionart Leiva fue agredido sin motivo ni justificación, según su tía Nancy Leiva. Las imágenes que han llegado a esta edición muestran al joven con la cabeza vendada y huellas de los golpes recibidos.

Lionel Llionart Leiva se recupera de sus lesiones / Facebook Todos somos Placetas

Los hechos ocurrieron el pasado domingo cuando Llionart Leiva acudió a una casa de la ciudad con la intención de comprar una bebida alcohólica que se vendía allí. Luego fue agredido por el propietario Lázaro Perdomo y Leivito, como se conoce al jefe del sector de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Baes.

Particularmente violenta fue la implicación en la agresión del jefe del sector, quien asestó varios golpes en la cabeza al joven, provocándole heridas en la cabeza. Por este motivo, Llionart Leiva tuvo que ser ingresado en los servicios de neurología del hospital de Santa Clara “Arnaldo Milian Castro”, según informó la tía del joven en esta edición.

Por su parte, otras fuentes informaron que el ingreso se realizó en cuidados intensivos y que el joven, que padecía discapacidad intelectual, confirmada por un familiar, había sufrido lesiones cerebrales como consecuencia de un brutal ataque.

“Lo llamaron y lo hicieron entrar a la casa donde venden alcohol, y allí lo golpearon entre Leivito, el jefe del sector, y Lázaro Perdomo, que vive en esta casa”, dijo la tía de la víctima de la golpiza. quien explicó, que el joven es un chico tranquilo y no tiene nada que ver con “nada político”. También condenó que uno de los golpes en la espalda “afectó sus pulmones”.

“Lo maltrataron, aprovecharon que el niño tenía algún retraso mental y padecía epilepsia desde los nueve meses. Fueron crueles con él. Lo amenazaron y le dijeron que ya no podía entrar a Baes ni a Guaracabula. Ellos tienen un traje [uniforme] y creen que por eso pueden hacer estas cosas ”, agregó.

Baes, perteneciente al municipio de Placetas, en la provincia de Villa Clara, es una localidad de unos 7.000 habitantes (censo de 2011), a unos 40 kilómetros de Santa Clara.

A mediados de febrero, un hombre murió desangrado en Placetas tras ser apuñalado en una pelea en el Callejón de Jacinto de la localidad.

Los hechos surgieron durante una discusión que se produciría cuando la víctima, Alexis Monteagudo Lamadrid (48), se encontraba bebiendo alcohol con su presunto agresor y otra persona con la que mantenía una relación amistosa. Ambos atacantes se entregaron a la policía.

La impunidad institucionalizada en las fuerzas represivas cubanas conduce a frecuentes abusos policiales y acciones irregulares. En casos raros, las quejas del público sobre este comportamiento violento son tomadas en cuenta por la administración pública del Ministerio del Interior (MININT).

A principios de marzo, un video compartido por las redes sociales mostró cómo un un policía golpeó a una mujer en la cara quien chocó con él en La Habana Vieja. Además de la bofetada, se puede ver al policía agrediendo físicamente y pateando a la mujer.

Hace un mes, grupo de cubanos choca con la policía de La Habana por “matones”, mientras intentaba detener a un ciudadano que presuntamente fue golpeado injustificadamente, provocando indignación entre las personas que presenciaron los hechos.

Recientemente un joven residente de Bahía, La Habana, condenó la muerte de su padre, quien fue detenido en las mazmorras de Cochimar. Según la familia, PNR no ofreció una explicación convincente de la causa de la muerte, pero sin embargo envió tres patrullas para monitorear la funeraria de Alamar, donde el cuerpo estaba velado.

El caso recordó los de Iván Michel Ponce de León, quien falleció a los 45 años en 2019 y fue condenado por su familia por ser brutalmente golpeado por agentes de la PNR en La Habana Vieja; o el de Luis Alberto Sánchez Varara – alias Lilipi – quien murió durante una pelea con la policía en una cola de gallinas en Pinar del Río.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *