Un deportista solvente se deshace de Mallorca  deporte

Un deportista solvente se deshace de Mallorca deporte

Vivian derrota a Reina en la acción del primer gol del Athletic.Luis Tejido / EFE

Un buen deportista se deshace de la interesante Mallorca. Fue en la segunda parte cuando estalló el temporal y lo lideró Danny Vivian, un defensa central de 22 años, tan serio, tan imponente, que cuando llegó a Mirandes la temporada pasada cedido, se convirtió en capitán sólo un Un mes después. Rojiblanco sacó un tiro libre de Muniain, que también asistió en el segundo gol tras robarle el balón a un defensa, por la insuficiente desviación de Inyaki Williams, que tiró a Reina fuera de la pista. El Athletic llevaba meses sin dos victorias consecutivas y lo hizo para regocijo de los 15.000 que consiguieron entrar en San Mamés. Fue un buen partido de los rojiblancos ante un rival que había empezado a salir de la cueva e intentaba acercarse al área de Unai Simón, pero los Bilbaons no perdieron en todo momento al norte, desactivaron la ofensiva del Mallorca e invirtieron la tendencia.

En la primera parte, el Athletic presionó a su manera, que a veces no es la mejor, ante el Mallorca, que intentó expandirse abundantemente en un inicio, pero lo dejó para fintar, porque no les convenía abrir mucho sus espacios. para evitar la velocidad de Williams, que lo intentó con perseverancia en la primera mitad.

Los bilbaínos vinieron más, mucho más. De hecho, el conjunto isleño apenas lo hizo, pero no mejor, aunque tuvo sus ocasiones en el centro de Vencedor, que agitó el flequillo de Raúl García, que jugaba por el lesionado Sancet, y con un cabezazo de Iñigo Martínez -más cómodo en el Atlético que en la avanzada defensa de Luis Enrique- y que Reina se desvió con dificultad. El equipo de Marcelino no encontró la forma de perjudicar al grupo que dirige Luis García, tímido para marcharse, pero firme ante el todavía 4-4-2 del Athletic.

En la segunda parte, los isleños se ofrecieron a empujar un poco más alto, adelantaron la línea de presión y lograron sacar el balón en apuros al Bilbao, que defendió con balones sin demasiada eje, hasta que Marcelino ordenó un triple desplazamiento para dar frescura a creación rojo-blanco. El joven Zaraga salió al campo con Nico Williams y Villalibre, y Wensdor, Raúl García y Berenger se sentaron, atropellados más de lo habitual. Los planes del técnico del Athletic iban bien. Poco después de que Vivian anotara un gol y tras un triple cambio de Luis García, casi sin tiempo para asentarse en el césped, Williams, tras un atraco al final del área de Munein, puso los números definitivos en el tablero.

El Mallorca tiene un aspecto interesante, pero el Athletic también ofrece un muy buen aspecto, ya que los jóvenes aceleran el ritmo para encontrar su lugar en un equipo muy dinámico.

Puedes seguir EL PAÍS DEPORTS en Facebook y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *