Tribunal Supremo de Madrid: La Justicia aprueba cartel electoral de Vox contra menores extranjeros: "Son un evidente problema social y político" |  Madrid

Tribunal Supremo de Madrid: La Justicia aprueba cartel electoral de Vox contra menores extranjeros: “Son un evidente problema social y político” | Madrid

La Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado un recurso de casación contra las garantías presentadas por la Fiscalía, sumada por el PSOE, contra Vox por colocar carteles electorales contra menores migrantes. Los jueces consideran que la publicidad del partido de extrema derecha es un “eslogan preelectoral” y no puede considerarse que represente algunas “ideas que deberían prohibirse”, mientras que otras “como criticadas o más que estas” deberían reconocerse. En el coche al que tuvo acceso EL PAÍS, los magistrados aseguraron que ‘sean correctas o no las cifras aportadas, [los menores extranjeros] son un problema social y político evidente “.

Más información

El partido de extrema derecha colocó un cartel en las afueras de Sol de Madrid durante la pasada campaña electoral autonómica del 4-M, que chocaba con la imagen de un inmigrante menor y una anciana y tenía como objetivo comparar supuestos costes de apoyo público a los huérfanos, que llegar a España con la pensión media de un pensionista en España. Junto a la foto, pusieron el lema “Protege Madrid, vota seguro”. El Ministerio de Asuntos Públicos presentó una denuncia solicitando el retiro del cartel cautelar.

En su argumento, los magistrados sostienen que “el cartel también se puede interpretar como un mensaje preelectoral dirigido a un grupo mucho mayor que el de mineral [(sic), en referencia a los menores extranjeros no acompañados],, en el que se presenta una crítica gráfica y directa del monto de las pensiones frente al apoyo de estos jóvenes ”. Y agregó: “Las cifras propuestas sean correctas o no, representan un evidente problema social y político, incluso con consecuencias o consecuencias para nuestras relaciones internacionales, como es bien sabido”.

“Si las cifras ofrecidas son correctas o no, representan un evidente problema social y político, incluso con consecuencias o repercusiones en nuestras relaciones internacionales, como es bien sabido”, dijo la orden.

En su alegato legal, la Fiscalía alega que el cartel busca “transmitir una imagen prejuiciada” que vincula a menores extranjeros con delitos, presentándolos “con capucha y capucha”. Ahora el público responde que esta campaña de Vox “se sitúa en el contexto de una legítima lucha ideológica partidaria”. Los jueces agregaron: “La difusión de determinadas ideas no puede ser tipificada como delictiva si no tiene como finalidad amenazar, insultar o menospreciar, es decir, incluso presuponer crítica, es lícita si se expresa de forma que no persiga lo que se dice. ser ilegal. ”.

Un juez ya había presentado una denuncia en abril, encontrando que sus denuncias “no representaban la intensidad necesaria para generar riesgo” entre estos niños, niñas y adolescentes extranjeros. “Un requisito que exige la jurisprudencia para que exista un crimen de odio”, agregó. Los jueces se basan en la libertad de expresión y el “pluralismo de una sociedad democrática” y citan la decisión del El caso Zapata,, en el que el concejal fue absuelto tras una denuncia de tuits publicados alegando que estaba humillando a víctimas del terrorismo y del Holocausto.

Menos de 300 menores

La cuestión del coste de cuidar a los menores vulnerables es recurrente en el discurso de Vox, que suele asociarse a la idea de un problema de seguridad. La región protege a unos 3.700 menores. De estos, el 29% son extranjeros y en este grupo, los que llegaron a España sin la tutela de un adulto son menos de 300, según datos de la propia Comunidad.

Durante la campaña, la presidenta Isabel Díaz-Ayuso, que ahora cuenta con el partido que lidera en la región Rocío Monasterio, se distanció del discurso. En una entrevista en la cadena JIT, aseguró que “habrá mineral que son delincuentes y muchos otros que no lo son, y el delito es igual de importante si fue cometido por alguien de origen español o extranjero ”. En el único debate en el que participó, Ayuso defendió: “Hay que integrarlos por caridad y porque tenemos un deber”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter para Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *