Tribunal Supremo asegura que los autónomos pueden descontar las comidas de trabajo aunque no cierren ningún negocio en ellos |  Ciencias económicas

Tribunal Supremo asegura que los autónomos pueden descontar las comidas de trabajo aunque no cierren ningún negocio en ellos | Ciencias económicas

Dos mujeres en un restaurante de la Barceloneta, Barcelona.Enric Fontcuberta / EFE

Los autónomos pueden descontar las comidas de trabajo que realicen con sus clientes, estén de acuerdo o en desacuerdo con un convenio de colaboración. Así lo determinó el Tribunal Supremo en sentencia emitida el pasado mes de marzo, que fue revelada este viernes por el portal AutonomosyEmprendedor.es y al que tiene acceso EL PAÍS. En él, violó la doctrina de que el Ministerio de Hacienda consideraba estos costos no deducibles, por entenderse que no estaban directamente relacionados con la actividad que realiza el trabajador autónomo.

MÁS INFORMACIÓN

El cambio de paradigma en la asimilación de estos costos se coloca en la Corte Suprema, que los considera y que ahora se disfraza de que su objetivo es “lograr un mejor resultado empresarial”. “Por tanto, se pueden descontar, aquellos gastos que sean donaciones o obsequios” “esta consideración fue la que impidió que se descontaran”, “coloquialmente se les conoce como atención a los clientes o al propio personal”. Por tanto, se acabó la necesidad de que el Ministerio de Hacienda acredite ingresos para reconocer el carácter laboral de esta reunión.

“Lo que ofrece esta solución es seguridad jurídica”, dijo Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). “Cuando un autónomo ha realizado una inspección, muchas veces la justificación del costo de las comidas ha dependido del criterio específico de quien realizó esa inspección”, enfatizó. “Ahora el Supremo está determinando la forma específica en que debe hacerse”.

A partir de ahora bastará con acreditar la reunión, presentar un mensaje de texto o vía WhatsApp, correo electrónico -en el que se informa al cliente sobre el deseo de organizar una reunión en forma de comida-, llamada telefónica, o indicando que el otra persona pertenece a la cartera habitual de clientes. “Tener claro las formas en las que se puede acreditar es fundamental, ya que esto es lo que proporciona seguridad jurídica a los autónomos”, dice Amor.

Resultado futuro

En la sentencia, el Tribunal Supremo entendió que si bien las comidas de empresa, los obsequios a los clientes o los gastos promocionales no buscaban “mejores resultados directos e inmediatos”, por su propia naturaleza y características “persiguen un resultado indirecto y futuro”. Razón por la que pueden estar relacionados con los ingresos. “El servicio al cliente y al proveedor se trata principalmente de mantenerse juntos para el futuro”, agregó.

Si bien la ATA no especifica si, con este cambio en la normativa, los autónomos a los que no se les ha permitido deducir una serie de costes por estos conceptos podrán reclamarlos de forma retroactiva, lo consideran viable para todos aquellos que tengan apeló ante los tribunales las Resoluciones del Ministerio de Hacienda y que aún se encuentran en proceso de resolución.

Sin embargo, lamentan que muchos autónomos -según los últimos datos de la Consejería de Seguridad Social se contabilizaron 3.320.983 sucursales en junio, 13.045 más que en el mes anterior- estén en los tribunales para obtener el reconocimiento como costes laborales de todos estos Pagos resultantes de la adaptación al trabajo a distancia. “Porque no son ellos los que han decidido voluntariamente trabajar a distancia, sino que se ha impuesto algo”, dice Amor.

Consulta la decisión en la que el Tribunal Supremo garantiza que los autónomos pueden descontar las comidas de trabajo. Si no puede ver la imagen correctamente, descargue el documento PDF aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *