Telefónica afronta una factura de 2700 millones a cuatro años por derechos deportivos y seriales  Ciencias económicas

Telefónica afronta una factura de 2700 millones a cuatro años por derechos deportivos y seriales Ciencias económicas

Jorge Valdano, en una retransmisión en Movistar + Champions League.

Durante los próximos cuatro años, Telefónica deberá pagar 2.689,8 millones de euros por los derechos audiovisuales de la serie y el cine, así como por los eventos deportivos que ha adquirido. De esta forma, el operador, presidido por José María Alvarez-Pallet, refuerza su compromiso audiovisual como elemento diferencial de su oferta global de servicios de telecomunicaciones a través de los paquetes de Movistar Fusión. Por supuesto, el esfuerzo económico es importante. La mayor parte de esta factura vence en el actual 2021, en el que tiene que pagar 1.153,9 millones de euros; los pagos de 868,2 millones vencen en 2022; 496,7 millones en 2023 y 171 millones en 2024, informan a EL PAÍS fuentes del grupo.

A esta cantidad hay que sumar los derechos de propiedad (ya pagados) por 1 206 millones de euros, que tiene actualmente y de los cuales aproximadamente el 75% corresponden a eventos deportivos.

Cabe destacar que Telefónica firmó nuevos contratos en plena pandemia para seguir explotando los derechos de competiciones como la NBA y el baloncesto ACB hasta la temporada 2022/2023, el Mundial de Fórmula Uno hasta 2023 y, sobre todo, el UEFA Champions League. Y UEFA Europa League hasta la temporada 2023/2024. Solo por esta última carrera, se tuvieron que pagar 975 millones de euros, frente a los 325 millones de cada una de las tres temporadas.

Más información

A principios de verano, Telefónica afrontará un importante reto, ya que LaLiga está planificando un nuevo modelo de distribución en la subasta de derechos para las próximas temporadas 2022-23. El contrato actual, que cubre el final de la próxima temporada 2021-22, genera 1.105 millones de euros de ingresos en la temporada 2019-20, algo menos de 1.143 millones en la 2018-19 por efecto pandémico, que suma 708,4 millones a nivel internacional. ley cuyas competencias tienen otras condiciones.

La mayor parte de los derechos de este contrato están en manos de Telefónica, que ha abonado 2.940 millones de euros, aunque ya ha manifestado que pretende rebajar la factura del fútbol nacional, siguiendo el ejemplo de otras ligas europeas como Italia o la francesa. que tuvo que hacer concesiones importantes debido a la pandemia. LaLiga con el presidente Javier Tebas no comparte esta visión y advirtió que dará acceso a plataformas de vídeo en transmisión como Amazon Prime, Dazn o Facebook para incrementar la oferta.

Los planes de LaLiga son cambiar la distribución actual de la oferta -un lote principal de ocho partidos de Primera División, un gran partido en otro y un tercero con partido abierto- por otro con, por ejemplo, siete partidos en una plataforma, tres en otro y tres días distintos lo que permitiría entrar a OTT, como sucedió con Amazon en Inglaterra y Francia.

Negociaciones con Orange

Antes de convocar esta subasta, Telefónica tendrá que resolver una cuestión más urgente: renovar el contrato con Orange para que el rival pueda comprar los derechos de retransmisión de LaLiga y Champions para la temporada 2021-22. La compañía francesa quiere una rebaja de 340 millones de euros, que pagó a Telefónica la temporada pasada, argumentando que el precio debe determinarse en base a los abonados de fútbol y no a un conjunto de abonados a la plataforma de televisión (Orange TV).

Sin embargo, no parece que Orange, como Telefónica sufre una constante salida de clientes a los precios más asequibles de operadores como MásMóvil o Digi, tenga mucho margen de maniobra para renunciar al fútbol, ​​principal reclamo para la venta de Orange Love, sus paquetes de fibra premium y móviles y los más caros.

Sus reclamaciones ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y Los juzgados para reducir su dependencia de Telefónica también han fallado, por lo que todo apunta a que Orange finalmente renovará su contrato en julio para lanzar una campaña. de regreso a clases con el reclamo del fútbol. Solo Vodafone se atrevió a renunciar al fútbol en 2018, aunque pagó un alto precio con la pérdida de suscriptores, que luego se restauró con su oferta serial.

Ante la caída de ingresos año tras año y el nivel de endeudamiento, que sigue siendo muy significativo (36.000 millones de euros), Telefónica necesita urgentemente reducir costes y su filial audiovisual debe ayudar en la tarea. Para ello, quiere fortalecer las alianzas estratégicas con otros socios relevantes del sector, como las logradas con Netflix, Dazn o Disney y los nacionales Atresplayer (Antena 3) y Mitele (Telecinco). Y este es uno de los motivos de la completa reorganización que ha realizado Movistar + bajo el liderazgo de Cristina Burzaco como consejera delegada y con la salida de dos líderes históricos como Álex Martínez Roig y Fernando Jerez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *