Sylvia Jorguli: "No pudimos tratar la migración como una emergencia humanitaria"

Sylvia Jorguli: «No pudimos tratar la migración como una emergencia humanitaria»

Sylvia E. Jorguli Sausedo, Presidenta de El Colegio de México.Colmex

Para la académica Sylvia Jorguli Sausedo (Ciudad de México, 51), un cambio en la política migratoria del presidente estadounidense Joe Biden es un paso adelante tras la criminalización de los migrantes impuesta durante la Administración Donald Trump. Aplaude principalmente el trato más humano a los niños migrantes, un flujo que va en aumento y muestra lo poco preparados que están los gobiernos de Estados Unidos y México para enfrentarlo. Jorguli es presidenta del Colegio de México (Colmex), una de las instituciones académicas más prestigiosas del país, y ha estudiado demografía y migración a lo largo de su carrera. En esta entrevista analiza el papel de Estados Unidos y México frente a la migración de adolescentes y niños y aboga por una mayor inversión e infraestructura, que antepone los intereses de los niños a las diferencias políticas. “Muchos de estos menores podrían estar sujetos a políticas de reunificación familiar si se avanza en abordar la situación indocumentada de sus familiares en Estados Unidos, pero esto llevará tiempo. Es necesario cambiar el sistema de asilo en los Estados Unidos, ya que existen problemas con el procesamiento de las solicitudes. «Este es el camino correcto, pero no es fácil debido a los contrapesos institucionales, ya que no hay consenso en Estados Unidos».

Pregunta. ¿Cuáles son las razones para ver un aumento en el número de niños que buscan asilo en la frontera?

La respuesta. Hay una serie de componentes que provienen de la historia de los flujos migratorios en esta área. Primero que nada, debemos ver que hay muchas décadas de migración indocumentada en Estados Unidos, tenemos una comunidad de once millones de indocumentados, con un fuerte componente latinoamericano, y esta población, que en muchos casos también tiene más de 10 años viviendo en Estados Unidos., están un poco atrapados en cuanto a la reunificación familiar, ya que no existen cauces legales que permitan dicha reunificación. Esto explica por qué muchas familias eligen otros caminos como arroyos indocumentados para intentar ingresar a Estados Unidos. Esto significa que el flujo no disminuirá hasta que se establezca la población indocumentada.

pag. ¿Qué otros factores hacen que estos niños viajen solos?

R. Esta es una región que se ha utilizado para gestionar los flujos de migrantes adultos por razones económicas, pero ahora esta región enfrenta una migración que corresponde a una emergencia humanitaria. Y ahí es donde lo económico se cruza con la violencia, porque se escuchan los testimonios de los menores, muchos de ellos adolescentes, y el clima de violencia que viven cada día en sus comunidades de origen y la alternativa de quedarse reclutados o asesinados. medida desesperada para irse. Se trata de una migración que no tiene un componente de planificación, sino un componente de supervivencia. Y no lo tratamos con ese carácter humanitario. Porque todo lo que tenemos de las estaciones migratorias, la Patrulla Fronteriza, la Guardia Nacional, no está diseñado para estar presente en la emergencia humanitaria que atraviesa Centroamérica.

pag. Hace unas semanas, vimos a un niño nicaragüense perdido en la frontera, traumatizado. Aparte del estresante viaje, ¿cuáles son las consecuencias de este peligroso viaje para estos niños?

R. Todos estamos enfocados a corto plazo en lo que está sucediendo en este momento, pero el impacto de esta experiencia en la vida de los niños es algo que no podemos ignorar. Una vez que se instala en los campamentos, debe preguntarse: ¿qué pasa con el acceso a la educación, a la atención médica, a temas tan importantes como la vacunación? ¿Qué ocurre en el cuidado de enfermedades infecciosas que pudieran adquirir durante el trayecto como diarreas, infecciones intestinales, vías respiratorias? Hemos documentado cada vez más el tema de la salud mental. En el caso de la experiencia mexicana, existen estudios relacionados con la ansiedad que generan los niños cuando se separan de sus padres. Aquí tenemos un problema de salud mental en una generación de jóvenes que en 10 años se convertirán en adultos que se integrarán a la vida laboral.

pag. El presidente Joe Biden detuvo la construcción de un muro fronterizo y desmanteló varias de las políticas de Trump, como el programa Quédate en México. ¿Crees que estas acciones son suficientes? ¿Qué medidas faltan para garantizar el bienestar de estos niños?

R. Necesitamos celebrar el cambio en la orientación de la política de inmigración. Frente a las orientaciones de control, detención, criminalización y deshumanización que caracterizan a la administración Trump, ahora tenemos una administración que acepta el humanitarismo, la gobernanza ordenada, la búsqueda de cauces legales, la cooperación al desarrollo como ejes y principios. a toda costa, hasta donde los recursos lo permitan, la detención de los niños migrantes en estas condiciones inhumanas, poniendo en el centro el interés superior del niño. Ya el cambio de principios paga por otra dirección. El gran desafío es cómo superarlo. Muchos de estos menores podrían estar sujetos a políticas de reunificación familiar si se avanza en abordar la situación indocumentada de sus familiares en Estados Unidos, pero esto llevará tiempo. Es necesario cambiar el sistema de asilo en los Estados Unidos, ya que existen problemas con el procesamiento de las solicitudes. Este es el camino correcto, pero no es fácil debido a los contrapesos institucionales, ya que no hay consenso en Estados Unidos.

pag. ¿Cómo se debe tratar a estos niños migrantes?

R. Exponer el interés superior del niño, no criminalizar al niño migrante. Sería ideal incrementar la presencia de expertos en el tratamiento de niños en albergues o centros de detención que puedan asesorar sobre salud mental y educación. Los niños necesitan una atención diferenciada porque son una población con experiencias muy específicas. Uno de los grandes retos es cómo adecuar la infraestructura para que dejemos de ver estas imágenes con niños ya no en jaulas, sino en estas cajas de cristal y cubiertas con mantas de aluminio. Este es el más urgente.

pag. ¿Cuál es la situación en México, un país que se ha convertido en un verdadero muro para los migrantes? ¿A qué se enfrentan estos niños cuando llegan a este país?

R. Cuando el actual gobierno inició su administración [del presidente Andrés Manuel López Obrador] Algo parecido sucedió con lo que está pasando ahora con Biden: hubo un cambio en el discurso, en los principios que regían la política migratoria, pero la dirigencia lo superó sin tener la capacidad de dar paso a estos flujos en tamaño sin precedentes. Se puede cambiar el discurso, pero si su estructura y la lógica de los arrestos a través de la Guardia Nacional no se cambian y continúan operando como lo hicieron hace 10 o 15 años, entonces no hay conexión entre el discurso y lo que está sucediendo. México necesita entender que se trata de una migración que requiere el tratamiento de una tragedia humanitaria y la creación de espacios para gestionar estos flujos cuando se resuelva la situación en Estados Unidos.

pag. ¿Cree que los niños tienen oportunidades justas de recibir atención o asilo en México?

R. Esta situación llevó a la institución encargada de la tramitación de asilo y asilo en México, Comar [Comisión Mexicana de Ayuda Refugiados], durante cambios legislativos muy fuertes, falta de recursos financieros y humanos. Proporcionar a Comar más recursos sería un mensaje poderoso de que es importante tener más intervención y eficiencia en la respuesta a las solicitudes. Se han producido cambios y sería injusto no reconocer con recursos que Comar tiene lo que ha hecho para agilizar el proceso de solicitud, pero la magnitud del problema requiere más inversión.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS México y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual en este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *