SMI: Gobierno ultima aumento del salario mínimo en unos 15 euros al mes a partir de septiembre  Ciencias económicas

SMI: Gobierno ultima aumento del salario mínimo en unos 15 euros al mes a partir de septiembre Ciencias económicas

Segunda Viceprimera Ministra y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.
Segunda Viceprimera Ministra y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.Eduardo Para / Europa Press

El gobierno está ultimando una subida del salario mínimo interprofesional de unos 15 euros mensuales a partir del 1 de septiembre, según han confirmado fuentes gubernamentales. Este es el rango intermedio entre 12 euros y 19 euros, propuesto por una comisión de expertos que pidió al gobierno que desarrolle una forma de aumentar el salario mínimo hasta llegar al 60% del salario medio en 2023, algo que recomienda Bruselas. Y que Pedro Sánchez fue cometido. La subida, que dejará el salario mínimo en 965 euros mensuales para 14 pagos, sigue pendiente de un acuerdo definitivo con los sindicatos, que quieren garantías de que aumentará hasta los 1.000 euros el próximo año. La patronal ya se ha negado a mejorar este año y descartó adherirse al convenio social.

«Estamos trabajando para cerrarlo, pero por el momento no se ha acordado nada», dijeron fuentes gubernamentales, agregando que aún se busca la aprobación sindical. Confirman que se está negociando un aumento de unos 15 euros, ya que supondría una mejora de los salarios, similar a lo que se hace en los convenios colectivos. La pelota ya está en la cancha de los sindicatos, que actualmente se resisten a firmar nada sin garantías de que el año que viene subirá a los 1.000 euros. Fuentes gubernamentales esperan concluir el pacto en las próximas horas.

El otro tema que debe abordarse será desde el momento en que se implemente el aumento. Calvinho apostó a que entraría en vigor en octubre, mientras que Díaz mostró su compromiso, por lo que el aumento del salario mínimo se aprobó retroactivamente a partir del 1 de septiembre. Fuentes gubernamentales explican que este detalle no arruinará las negociaciones y creen que se cerrarán a partir de septiembre.

Sin embargo, el aumento significa destrabar una decisión que enfrentan los dos socios de gobierno: Unidos Podemos, a través del segundo vicepresidente y ministro de Trabajo, defiende desde hace meses que el salario mínimo debe elevarse a partir de enero, como se hizo con las mejoras para la civil. sirvientes y jubilados. Adelante, Nadia Calvinho, Primera Vicepresidenta y Ministra de Asuntos Económicos, dijo que era necesario esperar a que la recuperación económica tome forma y a que los datos de empleo muestren cierta fortaleza antes de que se pueda tomar cualquier decisión que pueda perturbar la activación económica. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se rompió la corbata este verano tras un buen desempeño en el mercado laboral. A principios de septiembre, aseguró que el crecimiento de SMI sería «inminente».

Más información

El lunes pasado, el presidente dijo en una entrevista con RTVE: “Queríamos hacerlo con la competencia con los patrones, pero no fue posible. Existen condiciones para continuar el camino hacia la recuperación de SMI. ¿Cuánto ?, ¿cuanto antes y por cuánto ?, ¿qué es posible en este contexto y situación económica, dentro de los límites de los expertos? ”, Explicó Sánchez.

Una vez desbloqueada la decisión, solo quedaba determinar el monto del aumento, el plazo y llegar a un acuerdo con los agentes sociales. Pero aquí el gobierno encontró ciertas dificultades. Yolanda Díaz reanudó las negociaciones hace 10 días, pero de inmediato se dio cuenta de que la asociación de empleadores era una piedra contra el auge de SMI este año. Y esto a pesar de que Trabaggio bajó sus aspiraciones y llegó a ofrecerle al empleador un aumento mejor de lo que pretendía. Los sindicatos también han amenazado con abandonar la mesa si el gobierno no garantiza que el salario mínimo subirá a 1.000 euros en 2022. Finalmente, el aumento llega sin el consentimiento de los empresarios, pero se espera que reciba el apoyo sindical.

El presidente de la patronal, Antonio Garamendi, explicó a Antena 3 este jueves: «Hay una paradoja, el estado te dice que te invites a cenar, pero pagas la cena». Hubo 11 grandes acuerdos y este es el primero en el que no estamos. Ellos verán. Nos sentamos sin interrupción. Explicamos las posiciones. Nuestra posición es clara. Hemos dejado claro que este no es el momento de aumentar el salario mínimo. Habrá menos empleo, más economía sumergida. Podemos hacer que el gobierno pague a cuatro millones de personas «.

Preguntado sobre si lo habían llamado para informarle de la decisión, Garamendi dijo: «Ya se sabía que abordarían. El anuncio se hizo la semana pasada. No sabíamos la cantidad. Por cierto, en la mesa nunca nos dijeron cuál sería la promoción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *