SEPE recibirá casi 4.000 millones menos que en las cuentas en 2021  Ciencias económicas

SEPE recibirá casi 4.000 millones menos que en las cuentas en 2021 Ciencias económicas

Una mujer mira un anuncio de una oficina de SEPE en Madrid el 5 de octubre.
Una mujer mira un anuncio de una oficina de SEPE en Madrid el 5 de octubre.Europa Press

Con el ritmo de recuperación y a medida que el impacto de la pandemia se ha reducido en intensidad, los proyectos de presupuestos de las Administraciones Públicas para 2022, que fueron anunciados y detallados (en parte) este jueves, revelan cómo algunas posiciones se han reducido significativamente en comparación con la distribución en 2021. es el caso de la dotación prevista para el Servicio Público de Empleo del Estado (SEPE), que se reducirá en unos 4.000 millones respecto a hace un año.

Como se recoge en las diapositivas publicadas por el gobierno, el organismo que gestiona las políticas de empleo y las prestaciones por desempleo estará dotado con 672 millones de euros, frente a los 4.467 recibidos en 2021; lo que representa una reducción del 85%. Fuentes laborales justifican esta reducción con la reducción de la carga de trabajo que ha experimentado la SEPE en el último tramo del año pasado, principalmente por la reducción del número de empleados de ERTE, que según datos de septiembre se redujo a 239.230 personas, que es su menor número .Desde el brote del coronavirus. Por tanto, esto reduce el número de prestaciones a pagar, reduciendo así el presupuesto.

“Con la reducción del número de parados – 3.257.802 en septiembre” y en ERTE, se reduce el coste de las prestaciones. La intensiva recuperación del empleo también permite equilibrar rápidamente los beneficios con las cotizaciones ”, detallan fuentes de trabajo. «Esta es una demostración de éxito en la gestión de crisis», dijeron.

Hay mucho más de tres millones y medio de trabajadores cubiertos por un expediente de empleo temporal registrado en abril de 2020, el mes más difícil de la pandemia del empleo. Gestionar (y pagar) todos estos beneficios y sumarlos a los que se tramitan habitualmente en una empresa que emplea a un estimado de más de 6.600 personas fue una avalancha que provocó una congestión burocrática inigualable en la Administración Pública.

Desde entonces, y gracias a la progresiva desaparición de las restricciones sanitarias y al éxito del proceso de vacunación, se han reanudado las actividades y miles de empleados se han reincorporado. Esto relajó las actividades del SEPE (el ex INEM), lo que lo acercó al anterior a la pandemia, a pesar de que todavía está operando a un ritmo más rápido que entonces.

Nuevo ERTE, nuevas solicitudes

Sin embargo, con la desaparición paulatina de los 1.500 refuerzos, tanto los propios trabajadores como sus representantes están impulsando un aumento de la plantilla de la SEPE, lo que no sucederá por el momento. En una carta conjunta elaborada por CSIF, CC OO y UGT y enviada a la ministra de Trabajo Yolanda Díaz el 28 de septiembre, los tres sindicatos más representativos pedían «soluciones inmediatas a la escasez de personal», además de desplegar recursos tecnológicos que permitieran «una mayor flexibilidad «para la gestión del trabajo. En esa carta, también desfiguraron la pérdida de más de 3.400 efectivos que sufrió el personal del SEPE en los últimos 10 años.

Después de un acuerdo en extremismo, Gobierno, sindicatos y empresarios han acordado prorrogar el ERTE hasta el 28 de febrero de 2022. A pesar de que este convenio prevé una prórroga en octubre del actual marco que los rige, el hecho de que a partir de noviembre los nuevos ERTE estarán vinculados a Los planes de formación (que aumentan las exenciones en el pago de las cotizaciones a la seguridad social) obligarán a las empresas a volver a presentar nuevas solicitudes. Y ellos, exponiendo el cuerpo, podrían volver a tener consecuencias en el trabajo de SEPE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *