Semana de la Moda Mercedes-Benz en Madrid: Reduzca sus pérdidas Personas

Semana de la Moda Mercedes-Benz en Madrid: Reduzca sus pérdidas Personas

Coco Chanel dijo que antes de salir de casa, debe mirarse al espejo y quitarse un accesorio. En la moda, como en el periodismo, cortar es casi siempre sinónimo de ganar fuerza, intención y calidad. Lo mismo sucede en los desfiles. Los que evitan interminables descensos en distintos colores y tejidos en un mismo estilo o se quedan con piezas innecesarias, los que van al corazón, en general, tienen un mayor impacto y trascendencia. Este viernes, segundo día de la Mercedes-Benz Fashion Week en Madrid, Maison Mesa necesitó algo más de 10 para construir su universo tecno-gótico, y Jorge Vázquez, de 28, para mostrar de lo que es capaz en Pertegaz. Si esta afirmación está relacionada con una caída de las ventas, que la Asociación de Diseñadores de Moda de España estima en un 36%, o con la organización del evento, que sólo aporta 26 modelos del desfile, es otro debate. Las tijeras realzan las colecciones y no dañarán la propia pasarela madrileña en esta 74ª edición, que acoge más de 30 presentaciones, la mayoría de ellas con la participación de marcas familiares o con algún apoyo industrial. La pandemia, y el colapso del consumo que provocó, parece haber borrado muchas de las firmas del autor del calendario de MBFWM.

Desfile de Pertegas.
Desfile de Pertegas.Sergio R. Moreno / GTRES

Pertegaz abrió su nueva etapa tres meses antes de la detención. En 2019, Jealfer, la empresa que tenía una licencia para producir los géneros de punto de la empresa, también compró la línea de listo para usar y designó al diseñador Jorge Vázquez como director creativo. El proyecto fue presentado con un ambicioso desfile el 31 de enero de 2020 y debía desarrollarse en un mundo sin eventos, el hábitat natural de las piezas a medio coser con las que Vázquez pretendía restaurar la casa. Por eso, su última colección es más relajada y comercial. «Hay que vender y tenemos que adaptarnos a los tiempos que vivimos», explica el diseñador. Esta actitud se convirtió en una sugerencia de supuesta inspiración africana con vestidos camiseros, pantalones de cintura alta, caftanes con pechera bordados y vestidos cortados de los años setenta. Como de costumbre, Vázquez rescató una impronta del maestro Pertegas y volvió a publicar una de sus míticas túnicas. Entre el público se encuentra la esposa de la primera ministra Begonya Gómez.

Desfile de Teresa Helbig.
Desfile de Teresa Helbig.Sergio R Moreno / GTRES

Teresa Helbig también está buscando en su archivo para celebrar los 25 años de su marca. En la pasarela, la diseñadora catalana vuelve a utilizar la rafia, uno de sus materiales fetichistas, y con ella construye esculturales chaquetas, tops y vestidos, bellamente bordados a mano en una demostración de técnica, artesanía y pasión por el oficio. También restauró las cadenas, otro de sus rasgos distintivos, esta vez entretejidas con terciopelo para formar una especie de tweed tridimensional. No faltan marroquinería ni vestidos y faldas minimalistas que la hicieron tan famosa y que surgieron, como tantos productos de éxito, por error. “En mi primera colección hice los modelos que me tomaron como referencia porque no tenía a nadie más, y cuando los modelos se los pusieron todos me quedaron cortos. «Le gustaba a la gente», se ríe. Helbig, que acababa de abrir estudio en Madrid, espera volver a Los Ángeles lo antes posible. Justo antes del bloqueo, consiguió varios puntos de venta y clientes conocidos, como Halle Berry. «Todavía me escribe de vez en cuando», dice.

Desfile de Roberto Torreta.
Desfile de Roberto Torreta.Eduardo Para / Europa Press

También estaba celebrando su aniversario Roberto Torretta, que volvió a la pasarela el viernes tras año y medio de ausencia. Celebra 40 años en forma y con optimismo. «Tendremos que hacer algo bueno para seguir después de tantos años en un sector tan cruel», explicó horas antes de su show. El diseñador asegura que en 2021 lograron comparar datos de ventas antes de la pandemia. Su apuesta no es innovadora, pero sí consistente y, como demuestran las velas que sopla su empresa familiar, sólida: «Prendas con mucho recorrido en el armario, obviamente sencillas, pero que encierran muchos modelos y artesanía a sus espaldas». Esta es la colección que salió a la pasarela este viernes: «Tranquilo, armonioso, tranquilo, cómo nos sentimos», resume Torreta.

Desfile de moda de Lola Casademunt.
Desfile de moda de Lola Casademunt.NIÑOS GABRIELLE / AFP

Lola Casademut también tiene 40 años. La compañía es una de las pocas que ha dado el salto de Intergift y Bisutex -las ferias de regalo y joyería organizadas por Feria de Madrid- a MBFWM, que también depende de esta institución. La marca salió a la pasarela hace un año, cuando la pandemia redujo el número de participantes y la duración del evento en Madrid, que se desarrolló de cinco a tres días. Como explica la directora creativa Maite Casademut, esta experiencia les ayudó a «potenciar la imagen de marca» y reforzar su estrategia de internacionalización y lanzamiento de nuevas líneas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *