Segunda noche de numerosas botellas en las fiestas de la Mercè en Barcelona  Cataluña

Segunda noche de numerosas botellas en las fiestas de la Mercè en Barcelona Cataluña

Miles de personas participaron este viernes por la noche en una botella masiva en la Plaza de España de Barcelona. En la segunda noche de La Mercè en la capital catalana, la gente volvió a las calles, pero en un ambiente mucho más tenso que la noche anterior y con una mayor presencia policial. Si el primer día la botella reunió a miles de personas, 15.000 según el Ayuntamiento, esta noche la fiesta se extendió por la avenida María Cristina. Hubo escenas de vandalismo después de la medianoche: un joven tuvo que ser atendido cuando fue apuñalado en el brazo y otro fue llevado en ambulancia después de participar en una batalla con botellas de vidrio; una niña que lo acompañaba recibió un corte en la cara como consecuencia del choque. Además, un grupo arrancó letreros de la carretera para luego arrojarlos a la fuente y se denunciaron varios robos de teléfonos móviles y carteras.

La Guardia Urbana montó un perímetro alrededor de la Plaza de Espanya hacia la medianoche, evitando que la gente que entraba y saliera de la fiesta interrumpiera el tráfico y también se concentraba en el centro de la plaza. Sin embargo, los participantes, en similar número la noche anterior, se trasladaron a la Avenida María Cristina, además de las calles aledañas. Alrededor de las 3 de la mañana, la policía levantó el perímetro, lo que les permitió volver a cruzar la calle. En ese momento hubo una pelea en la que un joven fue tratado con un golpe en la botella.

Sin embargo, la Plaza de España no era el único lugar para beber botellas en la ciudad. También para la segunda noche, cientos de personas se dieron cita frente al Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA). «Llevamos dos años en casa. Cuando vemos las botellas en la tele, siempre nos escandalizamos, pero la gente sigue saliendo, no abren nuestras discotecas. Si me dejaran pagar el boleto y mi prueba de antígeno, lo haría. Es un tumulto, lo admito ”, explicó una joven de 25 años que no quiso dar su nombre, sentada junto a Macba.

Más información

«Hay fenómenos que son difíciles de prevenir hasta que no restablezcamos la normalidad», dijo este viernes el teniente de alcalde de Cultura Jordi Marty, que dio por sentado que se repetirían durante las vacaciones. El alcalde ha señalado que la concentración de la primera noche «no tiene relación directa con los programas de La Mercè». Este es un fenómeno con los jóvenes que hace dos años que no disfrutan de la fiesta y tenemos que salir, porque estamos recuperando la normalidad, se desvanecerá, hay que conectarlo con esos años difíciles que afectaron a los jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *