Santander dejó atrás las pérdidas pandémicas y ganó 3.675 millones hasta junio  Ciencias económicas

Santander dejó atrás las pérdidas pandémicas y ganó 3.675 millones hasta junio Ciencias económicas

Presidenta del Banco Santander, Anna BotinEffe

Santander obtuvo un beneficio correspondiente de 3.675 millones en el primer semestre de 2021, cifra que contrasta con las pérdidas históricas de 10.798 millones reportadas por la compañía para el mismo período en 2020. La compañía supera la etapa anterior en la que la crisis de reservas de Se reservan 12.600 millones de euros para limpiar la reputación de los bancos comprados hace décadas y regular los activos por impuestos diferidos (DTA, también conocidos como créditos fiscales).

Hasta marzo pasado, Santander tenía un beneficio neto de 1.608 millones, lo que ya suponía multiplicar por cinco el año anterior. Ahora alcanza los 3.675 millones, superando las estimaciones de los analistas. La compañía destaca que ha destinado 530 millones de euros para pagar despidos y cierres de oficinas en Reino Unido (293 millones), Portugal (165 millones), Digital Consumer Bank (16 millones) y el Corporate Center (56 millones).

Excluyendo esta comisión extraordinaria, “el beneficio habitual del primer semestre fue de 4.205 millones de euros, un 153% más que en el mismo período del año pasado”, ha señalado el banco, recordando que este fue el mejor resultado del primer semestre de 2010. y estrena la posibilidad de repartir dividendos una vez finalizado el veto del Banco Central Europeo.

Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, España y México son los mejores países este semestre. El crecimiento del volumen de negocio (+ 2% en préstamos, + 4% en depósitos) impulsó los resultados distribuidos en las tres principales geografías donde opera el grupo: Europa aportó el 27%, Norteamérica el 31%, al igual que Sudamérica, mientras que La división de Digital Consumer Bank representa el 11%.

El beneficio neto (excluidas las reducciones de personal) del primer semestre casi se triplicó en Europa, a 1.426 millones (+ 172%), y en América del Norte, a 1.628 millones (+ 178%), mientras que en América del Sur aumentó un 41%, hasta 1.645 millones de euros. El margen de interés no ha mejorado respecto a junio de 2020, mientras que el margen bruto ha aumentado un 6%.

Regresar a la distribución de dividendos

Anna Botin, presidenta del grupo, dijo en un comunicado de prensa: “En el segundo trimestre volvimos a lograr buenos resultados, con un crecimiento del margen neto del 13% debido a la evolución muy positiva en todas las geografías, especialmente en EE. UU. Y Reino Unido y en todos los negocios. Estamos en camino de superar el objetivo de rentabilidad para el año y respaldamos la intención de reanudar la remuneración a los accionistas del 40-50% de los beneficios ordinarios.

Más información

La rentabilidad sobre fondos propios (ROE) es del 9,93%, mientras que el ratio de eficiencia, que mide los costes de la empresa por cada 100 € que ingresa, mejora hasta el 45,7%. Desde junio pasado, el valor de Santander en bolsa ha subido un 54,5% hasta los 55.828 millones. La tasa de morosidad apenas se ha reducido en cuatro décimas en los últimos doce meses, hasta el 3,22%, mientras que la tasa de cobertura ha alcanzado el 73%.

Los gastos por préstamos, es decir, las provisiones bancarias en función de la pérdida esperada de la cartera, han mejorado 38 puntos básicos en los últimos doce meses, hasta el 0,94%, una cifra mejor de lo esperado, según el banco por menores provisiones, que en el El primer semestre ascendió a 3.753 millones de euros, un 42% menos. Su plantilla se ha reducido casi un 2%, hasta los 190.753 empleados, mientras que ha cerrado el 15% de las sucursales y mantiene 10.073.

En España, tras años de malos resultados, la compañía incrementó su beneficio atribuido habitual del primer semestre del año en un 56%, principalmente debido a las fuertes reducciones de costes. Santander firmó el ERE con los sindicatos para recortar 3.572 empleados.

En Estados Unidos, el grupo logró un beneficio récord de 1.291 millones de euros durante el semestre, tras centrar su estrategia en este país para superar años anteriores en los que no consiguió buenos resultados. En este país, que ha tomado la delantera en las ganancias de Brasil, el banco anunció recientemente dos operaciones en Estados Unidos: un acuerdo para adquirir el broker independiente líder Amherst Pierpont y una propuesta para adquirir la minoritaria (20%) Santander Consumer USA.

En Brasil, el beneficio ordinario atribuido al primer semestre fue de 1.180 millones de euros (+ 19% anual) y sin depreciación real habría aumentado un 44%. La clave es que ha aumentado los ingresos al tiempo que ha reducido los costos en un 1%, mientras que las donaciones han bajado un 22% de las realizadas en 2020 debido a la pandemia. Durante el trimestre, el beneficio aumentó un 6% en euros constantes, gracias al buen comportamiento de los ingresos comerciales, que compensó los menores resultados operativos financieros.

El Reino Unido también está recuperando el brillo del pasado: el beneficio ordinario ascendió a 693 millones de euros, casi nueve veces superior al del primer semestre del año pasado, gracias al bajo nivel de provisiones exigidas y al aumento del margen de intereses (más bajo costo de los depósitos y mayor volumen de hipotecas).

Por su parte, la banca corporativa y de inversión de Santander (Santander CIB) obtuvo un beneficio simple de 1.197 millones de euros, un 45% más. Wealth Management & Insurance aportó 1.084 millones de euros al beneficio del grupo, un aumento del 9%, tras un aumento de los activos gestionados de dos dígitos y de las primas emitidas.

Destaca el incremento anual del cobro de tarjetas (+ 26%) y terminales en venta o TPV (+ 54%), así como de fondos de inversión (+ 18%).

Crecer en EE. UU. Y en los sistemas de pago

El 2021 será el año del expediente de la normativa laboral (ERE) de los casi 3.600 trabajadores de la unidad en España y unos 1.500 deslocalizaciones, según suscribió la organización con los sindicatos. La digitalización y la caída de los márgenes están detrás de esta reducción de costes, que también han hecho CaixaBank y BBVA, generando fuertes polémicas sociales.

Por otro lado, los directivos de Santander no ocultan que este año estará marcado, entre otras cosas, por el crecimiento de la inversión en Estados Unidos. A principios de julio, el banco lanzó una OPA por el 19,75% del capital de la filial de consumo, denominada SCUSA, que aún no tiene el control de adquirir el 100% y retirarlo de la Bolsa. La operación requerirá el pago de 2.300 millones de dólares (1.941 millones de euros).

Santander quiere impulsar el capital de Santander Holdings USA, una compañía que combina SCUSA y Santander Bank (antes Sovereign) a $ 2 mil millones para respaldar los planes de crecimiento de Estados Unidos. Días después de la operación, anunció la compra del corredor de renta fija estadounidense independiente Amherst Pierpont Securities por $ 590 millones (alrededor de $ 500 millones). Se espera que la adquisición se complete en el primer trimestre de 2022 después de recibir las aprobaciones regulatorias pertinentes.

Otra fuente de crecimiento son los sistemas de pago internacionales, que son fuente de comisiones recurrentes y donde el banco quiere tener un gran volumen para rentabilizar las plataformas informáticas. Hace unos días anunció que los pagos de fintech de Banco Santander avanzaban con la expansión de Getnet a Europa, que, además de Brasil, ahora opera en México, Chile, Argentina y próximamente Uruguay. Getnet, que tiene 1,1 millones de clientes y gestionó más de 4 mil millones de transacciones por valor de 90 mil millones de euros en 2020, es ahora la tercera compañía de pagos comerciales más grande de América Latina en términos de número de clientes y facturación. En Europa, Getnet cubrirá más de 30 países desde sus sedes en Múnich y Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *