Sánchez reduce beneficios extraordinarios de las empresas energéticas para bajar los precios de la electricidad y limitar el gas |  Ciencias económicas

Sánchez reduce beneficios extraordinarios de las empresas energéticas para bajar los precios de la electricidad y limitar el gas | Ciencias económicas

Sevilla / 09-01-2021: Líneas eléctricas en las afueras de Sevilla.PACO PUENTES

El Primer Ministro anunció que el Consejo de Ministros aprobaría este martes un plan de choque para reducir la factura de la luz ante la espiral ascendente de la electricidad, que ha batido récords históricos casi todas las semanas desde principios de verano. Sánchez, en una entrevista con RTVE, propuso nuevas reducciones en los impuestos a la electricidad y otras medidas para reducir el precio de la electricidad y el gas. “Hay empresas de energía que están obteniendo enormes beneficios en este momento. Esto no me parece aceptable, porque son beneficios que vienen de la evolución del precio de la energía ”, dijo Sánchez, quien aseguró que“ esto reducirá los beneficios excepcionales de las empresas energéticas que pueden permitirse cubrir la factura del gas. . “Para reducir la factura.

El Mandatario explicó que su plan para limitar el impacto de la subida de precios en el mercado eléctrico mayorista pasa por cuatro ejes: reformas estructurales para promover energía más limpia y barata, medidas para proteger a los consumidores más vulnerables, reducción de ciertos impuestos y deducciones de beneficios extraordinarios que algunos Las empresas de energía tienen que transferirlo a la factura de la luz.

Con esta decisión, el ejecutivo pretende hacer honor a su compromiso en una entrevista con EL PAÍS: “Estamos trabajando en un plan para conseguir un compromiso específico, es decir, que a finales de 2021 los españoles miren hacia atrás y vean que han pagado en el Factura de luz de monto similar y similar al que pagaron en 2018, lógicamente con IPC reducido ”.

Más información

Sánchez insiste en que planea “desviar los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas y redirigirlos a los consumidores”. También explicó que pondría un techo al precio del gas. “Todos tenemos que trabajar duro. Tenemos que ser solidarios aquí y todos tenemos que hacer un esfuerzo ”, dadas las empresas energéticas, que se están aprovechando de los altos precios de la electricidad.

El Consejo de Ministros prevé aprobar una reducción temporal del exceso de remuneración percibido por centrales eléctricas sin emisiones (nucleares e hidroeléctricas), por el impacto de los costos de gas que no cubren, según fuentes gubernamentales. Se trata de una medida temporal que estará vigente hasta el 31 de marzo de 2022. Se aplicará una fórmula similar a la utilizada para limitar los denominados beneficios del cielo, que tiene como objetivo reducir el dividendo de carbono de las plantas no radiantes ( sobrepago)., logrado por las centrales hidroeléctricas y nucleares que no emiten CO₂, gracias a que los altos precios del CO₂ hacen subir los precios mayoristas para traspasar esta cantidad a los consumidores), ahora pendiente en el Congreso, explican las mismas fuentes.

Sánchez explicó este lunes que las iniciativas que aprobará el Consejo de Ministros este martes incluyen la reducción del impuesto a la electricidad que se cobra sobre la tarifa eléctrica. Actualmente se aplica un tipo del 5,11%, pero el director ejecutivo explicó que lo reduciría al 0,5%, el mínimo permitido por la legislación comunitaria. Se trata de un impuesto estatal asignado a las comunidades autónomas. La tesorería recauda y transfiere el monto recaudado a los territorios. Si el gobierno finalmente aprueba la reducción, deberá compensar a las autonomías por la pérdida de ingresos.

La medida se suma a la reducción que se hace al final del año del IVA del 21% al 10% para todos los consumidores con una capacidad pactada de hasta 10 kilovatios (kW), siempre que el precio promedio mensual al por mayor en el mercado mayorista de electricidad está por debajo de 45 euros por megavatio-hora (MWh) y la supresión del impuesto a la producción (7%) pagado por las empresas eléctricas. La supresión de este impuesto ya se implementó en 2018 durante seis meses para frenar otra ola de corridas de toros. El ejecutivo también planea incluir cambios en las tarifas de las tasas de interés, como costos fuera de la península, primas renovables o fondos deficitarios en las tasas de interés.

La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Raquel Rodríguez, defendió este fin de semana en una entrevista las medidas que está tomando el ejecutivo para reducir el impacto de la crisis energética en las familias. Recordó que ya se han introducido varias “medidas que ven su efecto en el proyecto de ley”, entre ellas “la reducción del IVA a la energía, el compromiso de bonificaciones sociales o el impuesto a la producción de electricidad para empresas y autónomos”. Rodríguez aseguró que estas iniciativas “significarán una caída en la cuenta de alrededor del 12%”. Un portavoz del gobierno también dijo que están “trabajando en facturas que pueden ser inevitables y una vez finalizados los proyectos, podrían afectar la factura de la luz hasta en un 15%”.

El Ministerio de Transición Ambiental y Desafío Demográfico, que lidera Theresa Ribera, lleva semanas elaborando un “plan de choque” para limitar el impacto del aumento de la electricidad en la factura de la luz que pagan unos 10,5 millones de hogares que tienen tarifa regulada., Más expuestos a los vaivenes del mercado. El ministerio está estudiando cómo reducir su vínculo directo con el precio mayorista, incluidos otros indicadores más estables, para reducir la volatilidad en el recibo. También aprobará un suministro mínimo vital para brindar protección adicional a los consumidores vulnerables. La medida evitaría interrupciones del suministro durante cuatro meses más.

El ministro de Transición Ecológica anunció la semana pasada que obligaría a las grandes empresas eléctricas a intercambiar energía entre empresas comerciales e industriales con el fin de reducir la dependencia de los precios internacionales del gas y mitigar el aumento de las facturas de la luz. Estas ofertas serían una alternativa al mecanismo impuesto por Europa, que no permite a los gobiernos fijar precios para tecnologías de producción más baratas, pero sin violarlo. Se les conoce como subastas pagar como ofertaEs decir, la empresa recibe el contrato al precio que ofrecen las empresas comerciales o industrias para cada tecnología, no al precio fijado por el pool. Según fuentes informadas, es previsible que se fije un valor mínimo, que no será inferior a los costes a producir, pero no porque el gobierno decida el precio al que debe venderse, como claramente señaló Ribera. solicitud de los Estados Unidos. Podemos interferir en el precio de la energía hidroeléctrica o nuclear. El objetivo es “hacer las cosas bien”, evitar batallas legales o arbitrajes internacionales, y buscar otras formas de determinar el precio de la energía fuera del mercado mayorista, según Ribera, que aboga por reducir el pool. Estas subastas se realizaron durante el primer gobierno de Zapatero y facilitaron a todos los operadores relevantes la oferta a todos los comerciantes y grandes consumidores, sin prejuzgar qué es la tecnología y si pueden entrar, pueden o no acceder al mercado mayorista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *