Ronald Koeman resiste al Madrid  deporte

Ronald Koeman resiste al Madrid deporte

Ronald Koeman es y será el entrenador oficial del Barcelona, ​​al menos hasta este sábado, cuando el conjunto azulgrana se medirá al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. La directiva, que preside Joan Laporta, quisiera que el técnico holandés dure mucho más tiempo, si es posible hasta diciembre o incluso hasta el final de la temporada, cuando expira el contrato que firmó con el expresidente Josep Maria Maria Bartomeu en agosto de 2020. Sin embargo, el técnico , se ha vuelto «insostenible», según la calificación utilizada por fuentes cercanas a la directiva, tras el 3-0 ante el Benfica en Lisboa. Así que ahora es cuestión de resistencia en el Camp Nou, hasta que se encuentre el suplente de Koeman.

La elección no es fácil, ya que inicialmente se descarta la contratación de un sustituto a corto plazo, no existen soluciones internas por falta de un esquema contrastado y definido de la organización deportiva y no se ha encontrado ningún técnico consensuado que lidere el proyecto deportivo. tiempo. de tres a cuatro años, como pretende Laporta. El retrato del robot es un entrenador moderno que entrena y respeta el estilo del Barça. Hay una manía por aumentar la carga de trabajo y la dedicación de los jugadores tras comprobar que el equipo vence a los rivales con mejor preparación física y un mayor ritmo de juego, así como restaurar la esencia del juego, que Johan encarnó en su época. Cruyff y Pep Guardiola.

La referencia será el modelo alemán, defendido por Thomas Tuchel, técnico del Chelsea, o Julian Nagelsman, técnico del Bayern de Múnich. Ninguno de ellos está al alcance de Barcelona. Las alternativas son diferentes, y algunas incluso contradictorias, si nos fijamos en el catálogo que se procesa en el Camp Nou: Roberto Martínez, técnico belga, y Xavi Hernández del Al Sadd, ambos cercanos a Jordi Cruyff, jefe de observadores internacionales del Barcelona. La lista también incluye a Andrea Pirlo, ex entrenador de la Juventus y uno de los candidatos que más gusta a Laporta, según información de Radio Cataluña y del diario ABC, y ha consultado a técnicos como Marcelo Gallardo, que actualmente se encuentra en River.

Alto rendimiento

Algunos de los que han sido consultados podrían incorporarse de inmediato, mientras que hay quienes solo pueden liderar al equipo azulgrana a partir de la próxima temporada, circunstancia vital para entender la prórroga que se le da a Koeman. El club debe encontrar el nombre y el momento para anunciar el cambio y explicar que la decisión no solo es deportiva sino también estratégica y por tanto más compleja de lo habitual, que requiere reflexión, sin prisas, por muy apurada que sea la directiva de La Champions y la liga. El contexto no parece favorecer a Xavi Hernández por ser conocido en el vestuario del Camp Nou, no tener experiencia en un equipo de primer nivel y no representar el modelo exigente al que aspira Laporta.

El esquema de la organización deportiva aún no está completo y curiosamente mira la figura de un director de alto rendimiento para reforzar el plan a bordo del Barça. Pese a que el club está en quiebra económica y está condicionado por el límite salarial, la dirección administrativa entiende que tiene suficiente liquidez para contratar a un entrenador tras pagar 12 millones de euros, que costará la destitución de Kuman.

El mandatario finalmente se distanció del técnico tras el partido del miércoles en el Estadio Da Luz. A Laporta no le gustó la composición, los cambios o la dirección del partido de Koeman. La sensación desde la directiva es que el técnico ha optado por hacer más evidentes las limitaciones del equipo y del equipo, en lugar de esconderlas u optimizar recursos, después de que se conozca la debilidad estructural del Barça. Ésta no es la opinión de Koeman. El holandés cree que debido a la junta directiva su confianza se ha debilitado y minado, luego de que se conociera que su cargo se fijó en junio, cuando el presidente se dio un margen de 15 días por si encontraba uno mejor para el personaje de Wembley de 1992. La situación de vez en cuando se va alargando partido a partido hasta llegar a Wanda. Aunque no se sentará en el banquillo porque ha sido destituido, Koeman será el entrenador oficial del Barcelona.

Al final del partido Laporta podrá concertar con antelación la sustitución del actual técnico para el descanso de Liga. El próximo partido de los culés será el 17 de octubre ante el Valencia. La reunión de socios comprometidos se celebra el mismo día por lo que se auditará la gestión de Laporta. Por tanto, es conveniente que el Presidente resuelva la situación del Poder Judicial para evitar un mayor desgaste personal, ya que se dirigirá a la dirección de la junta del abandonado Bartomeu para explicar la situación económica.

Fidelización al entrenador y secretaria técnica

Joan Laporta nunca despidió al técnico durante su mandato de 2003 a 2010. Conservó a Frank Rijkaard a pesar de que su continuidad fue discutida seriamente por la propia directiva y luego eligió a Pep Guardiola. No fueron decisiones accidentales, sino apuestas a la secretaria técnica, que siempre fue Txiki Begiristain, y fueron aprobadas por Johan Cruyff. La línea deportiva ahora depende principalmente del presidente y director de fútbol Mateo Alemanni. El secretario técnico Ramon Planes y el vicepresidente de Deportes Rafa Yuste completan el equipo que decide en el banquillo.

El contexto favorece claramente la opción de Xavi, dispuesto a liderar el proyecto en Barcelona sin las exigencias que le tenían que imponer cuando rechazó la oferta que le hizo el expresidente Josep Maria Bartomeu en su época. Aunque no tiene cláusula de escape en su contrato con el Al-Sad, el ex capitán azulgrana estaría de acuerdo en volver al Camp Nou. No hay que olvidar, por otro lado, que Xavi y Jordi Cruyff -ahora al frente del fútbol internacional del club- eran los líderes del proyecto deportivo del candidato Víctor Font.

Sin embargo, Laporte va ganando tiempo en busca de un técnico sorprendente, circunstancia que ya sucedió en el filial, cuando de forma inesperada eligió a Sergi Barhuan tras el despido de García Pimienta, gran conocedor de La Masia.

Su carrera es ahora una referencia al fútbol azulgrana con jugadores como Gavi, Nico, Mingueza, Araujo, Ricky Puig y sobre todo Ansu Fati, que heredó la camiseta con la 10 de Messi o Ronaldinho y reapareció con gol a los diez meses, en contra. Levante.

Puedes seguir EL PAÍS DEPORTS en Facebook y Gorjeo, o regístrese aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *