Por qué es importante comer verduras desde la dentición  Comer sano en familia

Por qué es importante comer verduras desde la dentición Comer sano en familia

El consumo de verduras y hortalizas es fundamental para una dieta sana y equilibrada. Junto con las frutas, son una fuente importante de vitaminas (especialmente vitamina C, provitamina A y ácido fólico), sales minerales, agua, fibra y elementos antioxidantes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda comer al menos 400 gramos al día (el equivalente a cinco piezas) de frutas, verduras y verduras, ya que ayudan a prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares y otros cánceres.

En nuestro país, el Estudio Nacional de Dieta (ENIDE) revela que El 54% de los adultos no comen verduras todos los días. El porcentaje es aún mayor (63%) en niños y adolescentes. Es cierto que entre los alimentos que menos gustan a los niños, las verduras ocupan un lugar destacado.

Es fundamental introducir a los niños en diferentes gustos que les permitan disfrutar de una dieta rica y variada y cultivar buenos hábitos alimenticios.Getty Images / iStock

Por eso es fundamental la formación de menores con diferentes gustos, que les permitan disfrutar de una alimentación rica y variada y cultivar buenos hábitos alimentarios. Esto incluye la introducción diaria de verduras en los platos, porque solo así ayudaremos a los niños a crecer sanos, a desarrollarse plenamente y a evitar enfermedades como la obesidad infantil.

Pero, ¿cuántas verduras son adecuadas para cada comida? Un truco para el cálculo de una buena porción es usar las manos de cada miembro de la familia. De esta forma entenderás la cantidad perfecta que se requiere de cada uno: un trozo de verdura es el que entra cuando unes las dos manos en forma de cuenco. Por supuesto, recuerde que es importante respetar los sentimientos de hambre y saciedad de todos.

En ocasiones, las texturas, olores y colores que ofrecen las verduras pueden resultar demasiado novedosas para los más pequeños. Por eso es importante empezar poco a poco, tener mucha paciencia e insistir. Un buen método es dar fama a sus hijos. Si les permite servir todo lo que quieran, se sentirán responsables de sus propias decisiones. Es fundamental respetar sus gustos: si tiene una verdura favorita, cómela con más frecuencia. Y asegúrese de que la hora de la comida sea tranquila y nunca necesaria, porque esta es una táctica que generalmente no tiene éxito.

En el supermercado, su habituación al color brillante de los alimentos naturales también aumenta su interés por las verduras.
En el supermercado, su habituación al color brillante de los alimentos naturales también aumenta su interés por las verduras.Getty Images / iStock

Trucos y pautas inconfundibles para triunfar con tus hijos

Para evitar dramas en la mesa y llamar la atención de los más pequeños, algunas ideas pueden resultar muy útiles. Eche un vistazo a estas sugerencias:

• Coloque las verduras en un lugar destacado del frigorífico para que el niño pueda verlas cuando se abra el frigorífico.

• Añada verduras en rodajas o en puré a los platos de carne (algunas sugerencias: filete de cerdo con puré de manzana, pollo con naranja o pimientos, espaguetis con setas y setas …). Haz lo mismo con tus platos favoritos (pasta, arroz, huevos, bocadillos, por ejemplo).

• Use verduras finamente picadas o ralladas para mezclar con la carne picada.

• Haga postres dulces con vegetales, como pastel de zanahoria o bocados dulces de calabaza.

• Si corta los alimentos de formas curiosas, los hará más sabrosos. Puedes hacer bocadillos en forma de triángulo o círculo y rellenarlos con lechuga, tomate o zanahoria rallada con queso, jamón o atún. Estarás en lo cierto.

Además de cocinar al vapor verduras o ensaladas, ríete con recetas originales y muy ricas. Solo se necesita un poco de imaginación y buen gusto para lograr tu objetivo. Algunas sugerencias: brochetas de verduras, pizzas de coliflor o brócoli (con setas, espinacas, pimientos y cebollas, verduras salteadas …), lasaña vegetariana y canelones o tortillas con verduras.

Eroski tiene una marca de alimentos frescos, EROSKI NATUR. Hortalizas y hortalizas con todos los gustos y producidas de forma más sostenible: está acreditado por certificados como Global Gap o Producción Integrada, que aseguran que su proceso de producción es respetuoso con el medio ambiente.

El punto es aprovechar todas las oportunidades que ofrecen estos ingredientes en la cocina y conquistar el paladar en las cenas infantiles. Puedes cocinar las verduras de muchas formas (salteadas, al wok, al vapor, en nata, al microondas, al horno, a la plancha, en patatas fritas …) hasta que encuentres la que más acierto tengas. Tenga en cuenta que el tiempo de cocción puede cambiar la textura: cuanto menor sea el tiempo, más afiladas serán.

Propósito: conquistar el paladar

En cualquier época del año es bueno comprar verduras y hortalizas frescas, incluso en invierno. Sus propiedades nutricionales juegan un papel trascendental en el equilibrio de nuestra dieta. Además, cuando puedas, compra verduras de temporada y locales: son más sabrosas y más respetuosas con el medio ambiente –porque mantienen el ciclo alimentario natural– y como producto de aquí apoyas a los pequeños productores y fomentas el desarrollo de la economía local.

Al comprar verduras de la zona y de temporada, también favorece la conservación de la diversidad biológica de su entorno inmediato y la preservación de la gastronomía tradicional. Y debido a que se producen cerca de donde se van a consumir, el impacto ambiental asociado a la fase de transporte será menor. No olvidemos que cuando se reúnen en su punto óptimo de maduración, tienen más y mejor contenido de nutrientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *