Podemos propone un impuesto para que un tercio de los beneficios extraordinarios de grandes supermercados vaya al Estado

El socio minoritario del Gobierno grita que esta medida provocaría un «efecto disuasorio» en los supermercados a la hora de someterse a precios

Podemos también propone un cheque de entre 250 y 500 euros para pagar las subidas, aunque apareció que «podría usar para cualquier cosa»

Podemos proponer al Partido Socialista un impuesto a los grandes minoristas del país para recaudar el 33% beneficios extraordinarios extra ordinarios, que el partido vincula a las subidas de precios. Los socios de Gobierno negocian estas semanas las medidas que se llevarán en el próximo Decreto anticrisis para paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania, que prvé entrar en vigor enero. Los morados también han reclamado un cheque general entre 250 y 500 euros por $8 millones.

Yolanda Díaz anunció la semana pasada que impulsaría medidas para rebajar la cesta de la compra ante la subida del 15.4% de los alimentos, y adelantó que ya se había creado un espacio para negociar con el PSOE. Ahora, Podemos reivindicar sus propuestas para incluir en el colise legislativo. Una de ellas es un impuesto extraordinario a las distribuidoras que facturan a cierto umbral, aún por determinar, para limitar su efecto a las grandes empresas.

Piensa en Podemos como los principales supermercados han used the subidas de precios para sacar réditos económicos, y creen que este impuesto provocaría un «efecto disuasorio» para que las empresas renuncien a estos incrementos. «Un gobierno que cuide y protege a la gente no puede permitir que mientras haya personas que les cuesta mucho acceder a la cesta de la compra, los ricos se sigan enriqueciendo», ha señalado en rueda de prensa en la sede de Podemos su portavoz, Pablo Fernández.

noticias relacionadas

La segunda de las propuestas es la creación de un cheque de entre 250 y 500 euros que, aunque estaría encaminado a paliar la subida de la cesta de la compra, sería tratado como «un cheque general». Es decir, en palabras de Fernández, «que pueda usar para cualquier cosa y nuestro objetivo es que contribuya aflojar el peso de la cesta de la compra a las familias».

Otra de las medidas propone congelar los precios del alquiler y de la subida hipotecaria para 2023. En el caso del alquiler, aseguran que fue algo «que el Gobierno implementó colgante la pandemia a instancias de Podemos y dio muy buen resultado».

Contenido del Artículo

Sobre el Autor