Ortega cierra líderes estudiantiles y movimiento rural en Nicaragua  Internacional

Ortega cierra líderes estudiantiles y movimiento rural en Nicaragua Internacional

El estudiante Lester Alemán cuando reprendió a Daniel Ortega en 2018.Alfredo Zúñiga / AP

La policía nicaragüense detuvo a líderes universitarios y a cuatro prominentes líderes de la aldea el lunes por la noche que estaban al frente de las protestas en 2018 que exigían el fin del régimen de Daniel Ortega. Entre los detenidos se encuentran dos relevantes figuras de la oposición: el estudiante Lester Alemán y el campesino Medardo Mairena, quien se convierte en el sexto candidato presidencial arrestado desde junio por Sandinizmo.

CRISIS POLÍTICA EN NICARAGUA

Lester Alemán, el líder universitario que en 2018 enfrentó a Daniel Ortega con un grito de “transmisión” en el llamado Nar. Un diálogo nacional convocado por la Iglesia Católica durante las protestas sociales fue detenido la noche del martes, informó su grupo, la Universidad de la Alianza de Nicaragua (AUN). El estudiante Max Jerez fue detenido junto con Alemán. Estos estudiantes se suman a los 21 presos políticos que ha detenido el gobierno sandinista por “traición a la patria” y un supuesto caso de blanqueo de capitales contra el líder opositor Christian Chamoro.

El movimiento Campesino, un fuerte grupo de oposición en Nicaragua, ha anunciado la captura de su líder y candidato presidencial, Medardo Mairena. Otros líderes del pueblo fueron arrestados: Pedro Mena, Freddie Navas y Pablo Morales. Mairena ya fue detenido en 2018 y fue liberado un año después tras la amnistía de Ortega. En ese momento, el candidato de origen campesino fue condenado a 216 años de prisión, y durante su detención de más de once meses, condenó la tortura y los malos tratos.

“Lester y Max han estado en una casa segura durante mucho tiempo debido al sitio en el que se encontraban. Tienen presencia policial en la casa desde ayer. Hoy temprano, pude hablar con Leicester y me dijo que está emocionalmente estable en todo tipo de vicisitudes. Lamentablemente, a esta hora de la noche, como de costumbre, fueron detenidos cobardemente ”, dijo Jubranc Suazo, preso político y miembro de la plataforma Alianza Cívica, que incluye a estudiantes detenidos. “Estos estudiantes son un baluarte de coraje y dedicación a la batalla entre los blanquiazules. “El Leicester dijo hace unos días que estaba preparado para el encarcelamiento o la muerte como opositor de Ortega”, dijo Suazo, quien no descartó la posibilidad de su arresto.

Alemán fue una de las voces que desafió públicamente a Ortega en el diálogo nacional en 2018, y su reprimenda fue más allá de Nicaragua. “Esta no es una mesa de diálogo. Esta es una mesa de negociación para su salida y él lo sabe muy bien, porque la gente es lo que pidieron ”, dijo Alemán con voz firme en 2018.

Con la detención de estos estudiantes y pobladores, el gobierno de Ortega Murio decapitó a casi toda la oposición nicaragüense, incluidos periodistas, cerrando el camino para su reelección en las elecciones de noviembre. A pesar del rechazo internacional generalizado, Ortega dijo que “no daría un paso atrás” cerrando a sus oponentes. “No juzgamos a los políticos aquí, no juzgamos a los candidatos. “Los criminales que invadieron el país están siendo juzgados aquí”, dijo Ortega el 23 de junio. El presidente sandinista dijo que los detenidos intentaban dar otro “golpe” similar al estallido de abril de 2018 para derrocarlo. “Esto es lo que estamos procesando, investigando y esto es lo que se sancionará oportunamente, como exige la ley”, agregó.

Los familiares de los opositores encarcelados han condenado a la policía por no permitirles llevar alimentos y medicinas a la prisión para recibir asistencia judicial donde se encuentran recluidos. Tampoco han permitido apoyo legal.

La mayoría de estas redadas se llevaron a cabo durante la noche y los defensores de los derechos humanos las clasifican como “secuestros”. La policía agredió y asaltó la casa de 12 personas de noche o al amanecer. Las redadas nocturnas no están previstas en la Constitución y se clasifican como ataques. “La noche se ha convertido en sinónimo de miedo y, para algunos, de horror”, dijo el obispo Rolando Álvarez. “Ortega-Murios está utilizando el terror para desmovilizar y desorganizar a opositores y periodistas”, dijo Gonzalo Carion, activista de derechos humanos.

Carion cree que el régimen sandinista está estableciendo “noches terroristas” que llevan el mensaje de infundir miedo en otros oponentes y otros ciudadanos. “A la gente en Nicaragua a menudo se le pregunta: ‘¿Quién sigue?'”, Agregó Carion, recordando que esta estrategia también había sido utilizada por la dictadura de Somoza para aterrorizar a los opositores.

En las últimas semanas, más de una decena de periodistas han tenido que salir de Nicaragua para conservar su libertad, como el célebre periodista Carlos Fernando Chamoro, quien regresó a Costa Rica luego de que su casa fuera atacada por la policía. El gobierno ha intensificado las amenazas para hacer cumplir la ley de “delitos cibernéticos” a los periodistas, una regla que le da al gobierno el poder de decidir qué son las noticias falsas, imponiendo de uno a ocho años de prisión.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS América y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *