Nigo en Kenzo, regreso al futuro

El director artístico de Kenzo, Nigo, en las instalaciones de la marca en París el 6 de diciembre de 2022.

Los superlativos rápidamente vienen con él. Un montón de revistas de moda y publicaciones comerciales de streetwear que lo gratifican con«icono», de » Leyenda «, de » genio «… Y esto, incluso antes de que Nigo, de 52 años, hubiera firmado el primer desfile de su carrera, hace apenas un año, como director artístico de Kenzo, una casa cuyo dueño, LVMH, le insinuaba a la euforia de imagen y ventas. Para su tercer desfile, previsto para el 20 de enero al comienzo de la velada de la semana de la moda masculina de París, “la presión sigue aumentando”, sopló el estilista, traducido a través de un colaborador franco-japonés.

En su oficina acristalada y monacal dentro de los locales de la marca, rue Vivienne, en París, Tomoaki Nagao, de su verdadero nombre, conservaba, para aparecer en la foto, su gorra y sus gafas oscuras que le dan el aire de un diseñador impenetrable. . «Si no me los pongo, nadie se da cuenta de que soy yo» él ríe. Es cuando se deshace de él que distinguimos claramente la mirada tímida, la sonrisa amable y las vacilaciones de un diseñador cambiante, ávido de renovar su estética, su manera de hacer las cosas.

Cuando Nigo tomó las riendas de Kenzo, el mundo de la moda imaginó de inmediato ropa de calle eficaz y equilibrada, ventas por gotas (entregas puntuales de algunos modelos) para despertar la impaciencia de los fans, además de colaboraciones a raudales, él que ha co-firmado algunas tanto bajo su nombre como a través de su sello, Human Made, con Louis Vuitton, Adidas, Levi’s, Undercover… Hasta ahora, no ha pasado nada. Quizás porque, en el lujo, la rareza, con la que Nigo ha jugado muchas veces, está siendo suplantada poco a poco por la diversidad, y la exclusividad se mantiene por la inclusión. “El mundo de la moda ha perdido su capacidad de fascinar, ahora decreta Nigo. Evolucionamos en una industria marcada por un desbordamiento de colaboraciones. Pero lo que debería ser cautivo y vender en primer lugar es la colección en sí, no los proyectos paralelos. »

La primera juventud de Kenzo

Su propuesta a Kenzo en uno desconcertó pues a más de uno. Reconocemos el exotismo gráfico y la alegría despreocupada típica del mundo de Kenzo Takada (fallecido en 2020), a través de estampados kawaii, amapolas, tigres rugientes, denim, cuadros. Pero el diseñador los ha vuelto a visitar con una fragancia vintage. Solo hay que mirar los teddy jackets o las camisetas de algodón a 190 euros: las han tenido grabadas o inscritas «1970», el año de fundación de la casa y el de su nacimiento.

Te queda el 62,56% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *