Natalia Lakunza: "Si fueras un acosador, no vale la pena usar falda y dar libertad de expresión" |  Madrid

Natalia Lakunza: “Si fueras un acosador, no vale la pena usar falda y dar libertad de expresión” | Madrid

Natalia Lakunza, cantante y compositora.JORGE RICO

Natalia Lakunza es de Pamplona, ​​tiene 22 años, participó en Operación Triunfo (OT), lanzó dos EPs –Otras alas Y EP2-, dio un concierto este domingo en el Conde Duque (Madrid) y trabajó en un disco para el que escribió una canción en la que admite su cansancio ante el machismo. “Hay secretos y encubrimiento de muchos violadores y violadores en esta industria. Las discográficas y las emisoras de radio no están interesadas; venden muchas entradas, son los maestros “. La cantante tiene miedo de este abuso de poder y de que no haya consecuencias. “No puedo hacer nada más que saber de quién puedo rodearme e informar a la gente. A nivel legal, esto es muy complicado, porque si digo nombre y acción, probablemente me lastime. No hay forma de justificar muchas cosas. Somos los que perdemos y por eso es tan difícil denunciar ”, admitió en una entrevista en video este miércoles.

Más información

Al día siguiente, jueves, su nombre y el del artista Paul Granch se volvieron virales en Twitter para un video en el que ambos cantan una cancion,, En llamas, en el Starlite Festival de Marbella. En las imágenes, el músico, quien es su ex pareja, interpreta su parte con una voz superpuesta, lo que provocó que las redes se llenaran de críticas, a las que calificó de imitación burlesca. En la misma plataforma hace unos meses la cantante Sarah Sokas desaprobó la actitud de Granch: “No solo me tratas mal, me faltas al respeto y me presionas un par de veces, sino a muchas chicas de diferentes maneras y mucho peor”. Lacuna la defiende: “La pobre Sarah se comió todas las tonterías por su cuenta. Hay gente involucrada que no puede decir nada. He pensado mucho en esto y no voy a hablar de momento. Me parece muy valiente y probablemente la culpo más que a la otra y la llamo oportunista. Y es como … ¡Dios mío, si supiera toda la verdad! “

El compositor no puede verbalizarlo, pero lo cantará en esta nueva canción que “tenía que escribir”. Un hombre de la discográfica se lo ofreció y ella respondió irónicamente que así sería. “Atrapé toda esta ira. Veo que pasa tantas veces que me siento parte de algo muy grande, lamentablemente ”, concluye, aunque no quiere dar más detalles.

Con el mismo equilibrio, insiste en que quiere estar tranquila y no sufrir por lo que no está en su poder: “De momento sé que no tengo fuerzas para exponerme. Tengo que ser feliz, no ser cuestionado y disfrutar de mi trabajo ”. Este domingo tiene su última parada en Madrid hasta el año que viene, en el espectáculo Veranos de la Villa. “Hemos tocado en muchos lugares y lo hemos pasado muy bien porque mi banda es increíble, somos como una familia y estar de gira es como acampar”.

La pandemia hizo que el artista navarro viviera como en una ficción. Comenzó a jugar solo con medidas de seguridad, máscara, distancia. “Todavía no sé lo que es hacer un espectáculo con gente que se para, baila y rompe. Sin embargo, me gustó mucho, creo que me desmayaré cuando dé el primer concierto normal ”, dice. Tiene grandes expectativas para su nuevo álbum, en el que ha estado trabajando desde principios de año. “Estoy cruzando la gira con sesiones de composición y producción con Pau Ryutort, quien trabaja conmigo en Por otro lado. Viene de muchas bandas, era guitarrista y es muy bueno. También trabajó con Bad Gyal, tiene una mezcla muy buena y me conecto mucho con él ”, dijo sobre su eclecticismo; la misma cualidad se atribuye a su próximo trabajo. “Hay variedad y color. Me encanta porque escucho las nueve canciones que tengo y me siento avanzado en la escritura. En cuanto a los géneros, pop de ensueño podría ser el que lo cubra ”, agregó.

Su fama creció a medida que pasaba por la competencia de OT, en la que cantaba canciones como Tóxico o El Científico. A través de las pantallas, los espectadores pudieron acercarse a esa joven con tatuajes, a quien examinó con cabello de color y forma -ahora está entre rojizo y rosa- quien no dudó en compartir que es bisexual y que terminó. como uno de los íconos del equipo LGTB + en el programa de TV. “Nunca dejaré de decir quién soy. Estoy orgulloso de lo que me gusta y de quien amo. Compartimos esto en nuestra generación ”, dijo. Añadió que los jóvenes tenían que luchar contra el estigma, el rechazo, pero eso fue lo que les hizo alzar la voz. “Pablo Alborán aún podía ver su carrera en peligro porque era gay. Si no lo ha dicho antes será por lo amenazado que se siente “, dijo sobre el famoso cantante, quien el año pasado habló sobre su sexualidad en un video de Instagram.

A veces te sientes como si estuvieras en una bomba de gente tolerante. Mientras tanto, las amenazas continúan afuera. “Creemos que esto es algo generalizado y no lo es, siguen matando y discriminando por su orientación. El siguiente paso es que las personas que no pertenecen al grupo le digan a sus amigos homofóbicos que lo son ”, dijo Lacunza.

Este debate y sus aspectos son su “pan de cada día”. Se trata de la deconstrucción del prototipo del hombre de derecha duro e insensible. Lo que le parece mal es la “hipocresía”. “Si has sido perseguidor, no vale la pena ponerse ahora una pollera, pintarte las uñas y dar libertad de expresión”, sentencia para quienes se benefician de la imagen de un niño femenino y emotivo. Esto es crucial, pero se está alejando de una cultura de abolición; cree que la gente puede cambiar. “Todos tienen derecho a ser reeducados y a pedir disculpas. No tienes que crucificarlos: si se arrepienten, la vergüenza ya es un castigo ”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter para Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *