Múzquiz: Hallan cinco cuerpos de siete mineros presos en Coahuila

Múzquiz: Hallan cinco cuerpos de siete mineros presos en Coahuila

Familiares de los mineros encontraron a los muertos esperando a las puertas de la mina en Coahuila.
Familiares de los mineros encontraron a los muertos esperando a las puertas de la mina en Coahuila.Miguel Sierra / EFE

Las autoridades rescataron los cuerpos de cinco de los siete mineros atrapados en la mina Musuis, Coahuila, que colapsó el viernes pasado y enterró a los trabajadores bajo toneladas de carbón y lodo. Durante todo el fin de semana, los equipos de rescate trabajaron en sentido antihorario para drenar los pasillos del complejo, que se inundó al perforar una mina abandonada adyacente llena de agua. Rescataron el quinto cuerpo este miércoles, y aún quedan dos. Grupos de derechos humanos habían denunciado las precarias condiciones de la propiedad hace ocho meses frente al director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, y hoy han criticado duramente el desconocimiento de la agencia. La retórica nacionalista popularizada por el presidente Andrés Manuel López Obrador de que México genera su propia electricidad olvida tragedias como esta en sus discursos. La muerte de los mineros de Múzquiz es otra advertencia de la precaria situación de las minas de carbón en el país.

Más información

La organización familiar Pasta de Conchos, una asociación creada después de una de las mayores tragedias mineras de la historia que mató a 65 trabajadores en una explosión, está monitoreando las muertes del carbón: unos 3.000 mineros, 100 de ellos después de la masacre de Pasta de Conchos. “¿Qué nos dicen estos números, cuántos más tienen que morir para que las autoridades exijan a estas empresas trabajar con requisitos mínimos de protección de los trabajadores, higiene, recursos, incluso para ser contratados legalmente?” La organización, Christina Auerbach.

Bartlett respondió que CFE no tenía contrato con esta mina y no sabía sobre su ubicación. «La Comisión Federal de Electricidad niega categóricamente que la mina en la que ocurrió el lamentable accidente en Coahuila sea proveedora de carbón de CFE, por lo que es imposible que su director conozca el estado de la mina», dijo la agencia en un comunicado. “El problema es que estas minas tienen diferentes motivos sociales: una con la que trabajan, otra con la que negocian … Si se las inspecciona bien, verán que pertenecen al mismo dueño, que tampoco está detenido”. señala Auerbach.

Este miércoles, la activista dijo vía telefónica que uno de los mineros atrapados en el predio de Rancherías -el pueblo donde se ubican estas minas de carbón dentro del municipio de Múzquiz- la contactó el año pasado para ayudar a condenar las miserables condiciones que viven los trabajadores de estas «cuevas». «vivieron, como las llaman,» porque ni siquiera se las puede llamar minas, son agujeros que se abren en el suelo, en las entradas de las minas antiguas «. Su nombre era Carlos Moreno Cervantes, uno de los cuerpos encontrados.

La mina que colapsó este viernes es una mina anexa, subterránea, donde carros cargan y descargan carbón desde adentro. La mina fue inspeccionada por el Ministerio de Trabajo y reprendida en octubre por medidas que no fueron especificadas por las autoridades pero que no representaban un riesgo inmediato. La institución les levantó la restricción en marzo de este año y pudieron trabajar, según información oficial.

Auerbach criticó en declaraciones a este diario que «no es casual» porque los mineros «no tenían condiciones de trabajo, ni equipos de seguridad, ni medios». “Es una locura que les dimos todo para evitar desgracias como esta y nos ignoraron, les enviamos una carta y fotos de las condiciones en la mina. Esta es la peor producción ”, dijo, concluyendo:“ Le hacen creer a la sociedad que estamos generando electricidad heroicamente para el país, pero la realidad es que es a través de formas precarias y condiciones de vida miserables para los mineros: siempre pobres y siempre así. .que mueren «.

El activista explica que un minero cobra un promedio de 150 pesos diarios, inscrito oficialmente en la seguridad social, ilegalmente puede pagar un poco más de dinero. Pero de ese monto oficial, el 70% es lo que recibirá cada familia una pensión mensual por su padre, esposo o hermano fallecido, unos 2.000 pesos, unos 100 dólares. Por la mayor tragedia minera del país, la Pasta de Conchos, también en Coahuila, las familias con hasta tres hijos reciben una pensión de 3.000 pesos mensuales. «¿Quién vive con él?» «Nadie», dijo Auerbach.

Por el momento, las autoridades no han anunciado la detención del posible responsable de la propiedad. La mina es propiedad de Micarán, el empresario Eduardo Morales, y ya ha sido condenado por inseguridad, condenado en octubre de 2020, aunque pocos meses después se levantó la restricción para volver a funcionar. CFE contrató a otra de sus empresas, Carkim Industrial, para apuntar al carbón de la cueva dañada, según el diario. Milenio.

Ha habido accidentes previos en estas minas de carbón, uno registrado en Pocito Boker, también propiedad de Morales, en Coahuila, en julio de 2010. Carkim Industrial tiene un contrato directo para adjudicar suministros de carbón a CFE en 2020 por un total de 21 millones de pesos.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS México y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual en este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *