Mucormicosis: muere en México el primer paciente sospechoso de un hongo negro  Comunidad

Mucormicosis: muere en México el primer paciente sospechoso de un hongo negro Comunidad

Gregorio Avenanno Jiménez, el primer paciente sospechoso de hongo negro en México, falleció este lunes por complicaciones de la enfermedad, según sus familiares. El hombre de 34 años se sometió a una cirugía de emergencia en los últimos días para prevenir la propagación de una enfermedad conocida como mucormicosis rinocerebral, pero murió en el Centro Médico Nacional La Raza en la Ciudad de México. La familia de la víctima anunció que demandaría al Hospital General 71 del IMSS del municipio de Chalco, México, por negligencia. Según los familiares de los médicos de este centro médico, se necesitaron muchos días para permitir el traslado del paciente al hospital de la capital del país.

Más información

Lo que comenzó con un dolor de cabeza y una mancha levemente parecida a un lunar en el ojo izquierdo se convirtió en una agonía para la familia Avenanno Jiménez. Las primeras señales de alarma comenzaron el 26 de mayo, dijeron sus familiares a medios locales. Lejos de mejorar la parálisis facial del hombre, iba en aumento, por lo que ingresó el 29 de mayo en la Clínica 71 de Chalco, México. «Entró a finales de mayo [al hospital] por anorexia y parálisis, y más tarde el lunes por la mañana tuvimos a un otorrinolaringólogo, que fue quien hizo la endoscopia nasal y nos dio el diagnóstico clínico de hongo negro ”, dijo a medios locales su hermano menor, Ángel Avenanio. Su hermano dijo que la víctima tenía unas semanas después de superar el virus covid-19.

Cuatro días después, Avenanio Jiménez fue trasladado al Centro Médico Nacional La Raza de la Ciudad de México en el Hospital Municipal. En este hospital del IMSS, se sometió a una cirugía durante más de tres horas para extirpar el ojo afectado y el tejido muerto de la nariz y la boca. A pesar de la operación, el paciente continúa reportándose como grave.

Los días de ingreso del paciente, el IMSS evitó confirmar el diagnóstico de hongo negro. «No existe un diagnóstico que indique que la infección que presenta el paciente esté relacionada con condiciones reportadas en otros países o que sea altamente contagiosa», dijo el Instituto por escrito. Al mismo tiempo, el viceministro de Salud de México, Hugo López-Gatel, minimizó la sospecha de un hongo negro en el país: «No debe dar la impresión de que se trata de una nueva epidemia que afectará al mundo». «No debemos tener miedo de una nueva situación que se está extendiendo como covid-19. «El uso adecuado de la medicación asegura que estas condiciones no ocurran», dijo en una de sus conferencias diarias por la noche.

Previo al descubrimiento del primer caso en el país norteamericano, esta extraña enfermedad ha provocado el caos en India, donde se han registrado casi 9.000 casos en los últimos meses, informa la BBC. Al menos 19 regiones de la India la han elevado a la categoría de epidemia. El perfil que se repite con mayor frecuencia es el de los pacientes que ya se han recuperado del covid-19. La mucormicosis es una infección micótica oportunista que requiere un sistema inmunológico deprimido y, por lo tanto, predomina en los países donde la pandemia ha golpeado con más fuerza, como India.

La infección, que tiene una tasa de mortalidad del 54%, es causada por un grupo de hongos presentes en el suelo y en la materia orgánica en descomposición, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Estos hongos no son dañinos para la mayoría de las personas, pero pueden ser fatales para quienes tienen el sistema inmunológico debilitado, como los diabéticos o los pacientes con cáncer. El hongo negro se manifiesta en forma de úlceras y ampollas y puede ennegrecer la zona afectada. Los síntomas incluyen náuseas, tos y dificultad para respirar, además de parálisis facial y dolor de cabeza.

Suscríbete aquí a boletín de EL PAÍS México y recibirás todas las claves de información sobre la situación actual en este país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *