Monteroso: Interior investiga el día en que se grabó el video de los presos consumiendo un cóctel de drogas para esclarecer responsabilidades entre funcionarios |  España

Monteroso: Interior investiga el día en que se grabó el video de los presos consumiendo un cóctel de drogas para esclarecer responsabilidades entre funcionarios | España

La investigación, iniciada por penitenciarías, tras la distribución de dos videos grabados por siete internos en el Penal de Monteroso (Lugo) que los muestran consumiendo un cóctel de drogas y artículos ilícitos, está tratando de determinar el día exacto de las fotos para averiguar qué empleados. están en funcionamiento y por qué no realizan las tareas de seguimiento que evitarían los eventos. Fuentes penitenciarias dicen que si se les identifica, se enfrentarán a un historial de violaciones graves, por lo que pueden ser suspendidos del trabajo y pagados hasta por tres años. Mientras tanto, un preso que registra imágenes con un teléfono móvil (que está prohibido en prisión) y las sube a la red social Facebook (a pesar de que los presos tienen prohibido el acceso a Internet) ya está sancionado con “restricciones de regimiento”, que obligarlo a permanecer en su celda sin salir al patio. Los otros seis internos han presentado un expediente, que será resuelto en los próximos días por la comisión disciplinaria del penal, según fuentes penitenciarias.

Más información

El director de la prisión, Antonio Rivera, en declaraciones a La voz de Galicia, menosprecia el evento. Rivera aseguró que la grabación de los videos y su posterior distribución fueron “un mero acto de notoriedad” comprometido a “llamar la atención de su círculo de amigos fuera de prisión”. “Los hechos que se cometieron [los internos]En cuanto a la seguridad del centro, no son tan importantes ”, agregó. Se trata del segundo incidente grave denunciado por el penal de Lugo en los últimos meses, después de que el pasado mes de noviembre fuera el escenario de un intento de fuga por parte de dos presos que finalmente pudieron ser avistados por la Guardia Civil cuando intentaron rodear el muro con una escalera.

Las investigaciones sobre los videos revelaron que una de las grabaciones fue subida a Facebook por el preso, quien ya fue sancionado el pasado domingo a las 6.30 pm El segundo video, tres horas después. También que las dos secuencias están grabadas en el módulo 3 de la persiana. Según fuentes penitenciarias, la prisión de Monteroso, que alberga a 180 presos, tiene una estructura especial que la divide en muchos pequeños módulos. Actualmente, cada uno de estos pabellones no tiene capacidad para más de una docena de presos debido a la disminución de la población carcelaria en los últimos años. Más concretamente, el módulo en el que se desarrollaron los hechos fue de nueve internos, según fuentes penitenciarias. Su vigilancia y la del módulo contiguo la realizan tres agentes, uno de los cuales, según las mismas fuentes, permanece de guardia, mientras que los otros dos distribuyen la vigilancia a los presos de los dos módulos, dondequiera que se encuentren, o al Patio u otras dependencias comunes.

Sin embargo, las imágenes publicadas muestran a los presos en uno de estos espacios, la “sala de estar”, sin la presencia de ningún trabajador, mientras utilizan objetos prohibidos como un teléfono móvil con el que filmaron la escena y una máquina de tatuar artesanal. En el primero de los videos, que dura 3 minutos y 44 segundos, un pasante critica este hecho: “Dos módulos. Uno con diez tíos y el otro con otros diez. Dos guardias en cada módulo, más uno de noche, cargando mil cosas pavos [euros]Trabajan 48 horas seguidas y luego descansan el resto de la semana. […]. Mira, no hay Dios aqui […] Los guardias ahí, en la caseta, con el teléfono y la tele ”, dijo el preso, quien grabó las imágenes mientras mostraba a un preso sentado en una mesa“ afilando algo ”y otro haciéndose un gran tatuaje en la espalda de un tercero.

El segundo video, de 2 minutos y 46 segundos, fue grabado momentos después y muestra hasta siete presos sentados alrededor de una mesa improvisando para jugar a las cartas. En esta ocasión, las imágenes muestran una decena de cápsulas de medicamentos sobre la mesa. Según fuentes penitenciarias, se trata de benzodiazepinas (un psicotrópico utilizado contra la ansiedad) y antidepresivos, originalmente destinados a los presos enfermos, pero que se cree que fueron desviados para el tráfico ilegal en prisión. En el video, los presos demuestran sus posesiones y comienzan a vaciar su contenido en un vaso de plástico, en el que luego vierten un automóvil. Los contenidos se beben juntos inmediatamente. “Es coctel molotov para que puedas disfrutarlo ”, dijo un recluso, y otro dijo,“ así es como mueren los niños en la cárcel ”. Varios de ellos estiran la lengua y muestran otras cápsulas en ella.

Fuentes penitenciarias reconocen que este segundo video plantea otro problema carcelario, que en este caso no es exclusivo del Penal de Monteroso: el narcotráfico, que se entrega a los presos con enfermedad, y que luego evitan consumirlo para venderlo. Fuentes penitenciarias indican que se está investigando cómo estos presos tuvieron acceso a la medicina que aparece en las imágenes, tanto si la recetaron como si no, y en este caso para determinar cómo finalmente llegó a ser su poder.

Estas mismas fuentes añaden que para algunos psicofármacos, la mejor forma de liberación es la llamada “observación directa”, en la que la persona toma la droga al mismo tiempo que se entrega bajo la supervisión del personal sanitario penitenciario. La investigación analizará si esta acusación ocurrió en la prisión de Monterosso. El pasado mes de diciembre, y días después de la fuga de dos presos del penal de Valdemoro de Madrid, Interior dio una instrucción interna para reforzar las medidas de seguridad en los centros penitenciarios, mencionando precisamente la necesidad de organizar la distribución de medicamentos con el fin de minimizar el riesgo de este tráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *