Miguel Angel Frontera: En juicio uno de los presuntos perseguidores de Pablo Iglesias e Irene Montero |  España

Miguel Angel Frontera: En juicio uno de los presuntos perseguidores de Pablo Iglesias e Irene Montero | España

Varias personas participaron en una cacerolada cerca de la casa del exvicepresidente Iglesias y el ministro Montero en el Galapagar (Madrid) en 2020.
Varias personas participaron en una cacerolada cerca de la casa del exvicepresidente Iglesias y el ministro Montero en el Galapagar (Madrid) en 2020.Joaquín Corcero / Europa Press

Un juez de Collado-Villalba (Madrid) acordó enviar a Miguel Ángel Frontera a un juzgado investigado por acoso a Pablo Iglesias e Irene Montero, exviceprimer ministro y actual ministra de Igualdad, respectivamente, durante meses en su domicilio. El magistrado de instrucción Javier Carenho tomó la decisión luego de recibir una solicitud de los fiscales y la pareja, quienes le atribuyeron hasta cuatro delitos: insultos agravados, hostigamiento, revelación de secretos y coacción continua. El imputado enfrenta una solicitud de tres años de prisión por parte de la fiscalía y una multa de 13.800 euros. Iglesias y Montero, por su parte, quieren que sea condenado a un año y seis meses de prisión y una multa de 9.000 euros.

El magistrado también ratificó la orden de alejamiento contra Frontera de diciembre del año pasado, cuando le prohibió acercarse a las presuntas víctimas a menos de 500 metros. A continuación, el instructor explicó que entre mayo y diciembre de 2020, el presunto acosador apareció «a menudo en la puerta» de la casa de Iglesias y Montero, donde «pronunció palabras insultantes», exhibió «carteles con frases insultantes» y publicó videos y mensajes en redes sociales. con manifestaciones de «contenido similar». Algunas de estas concentraciones surgieron cuando se impuso el estado de alarma para evitar la propagación del coronavirus, según el juez, que también destacó cómo el acusado grabó con su teléfono móvil al entonces vicepresidente y exlíder de Podemos en la casa.

Según el juez Carenho, estas acciones “no estarán amparadas por el derecho de reunión o manifestación, ni por la libertad de expresión, ya que, en principio, registrar el interior de la ciudad no tiene nada que ver con el ejercicio de tales derechos. Además, en la apertura del juicio oral el jueves, el juez ordenó a Frontera el pago de una fianza de 52.266,67 euros para «cubrir las responsabilidades patrimoniales que pudieran pactarse» en una sentencia futura. Además de la condena y la multa, Iglesias y Montero también exigieron una indemnización de 10.000 euros cada uno por «daño moral».

La pareja política expuso el año pasado que habían sufrido acoso diario durante meses en su casa de Galapagar, Madrid, donde viven con sus tres hijos. De hecho, se han encontrado varios procedimientos en esta situación. Un tribunal de Madrid condenó en febrero pasado a un hombre a siete meses de prisión por golpear a un guardia civil que le pidió que abandonara el perímetro de seguridad alrededor de la casa en protesta. Otro tribunal condenó a dos mujeres a pagar una multa por un delito de desobediencia a las autoridades por negarse a abandonar el mismo perímetro. En otro caso, los fiscales solicitaron un año de prisión para un periodista de la red. Ocdiario por el presunto acoso y hostigamiento de los hijos de la pareja al comparecer varias veces en el domicilio del cuidador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *