Migración estadounidense: Biden reabrirá el programa de reunificación de menores centroamericanos con sus padres en EE. UU. |  Internacional

Migración estadounidense: Biden reabrirá el programa de reunificación de menores centroamericanos con sus padres en EE. UU. | Internacional

Un agente fronterizo de Texas saca un brazalete con estatus migratorio de Santiago, quien viaja con su madre desde Honduras en busca de asilo.ADREES LATIF / Reuters

La administración de Joe Biden anunció este miércoles la reanudación del programa de Menores Centroamericanos (CAM), que tiene como objetivo reunir a los niños de El Salvador, Guatemala y Honduras que cumplan con ciertos requisitos con sus padres cuando residan legalmente en Estados Unidos. Roberta Jacobson, coordinadora de frontera sur, explicó que la medida es parte de un esfuerzo por ofrecer más alternativas legales a quienes tienen que ingresar al país, pero aclaró que no son bienvenidos si no tienen los documentos en regla. «La frontera está cerrada. «No es el momento, nunca, de venir a Estados Unidos de manera irregular», dijo.

En diciembre de 2014, en pleno apogeo de la llegada de los hijos solteros a Estados Unidos, el entonces presidente Barack Obama creó el programa CAM, pero la administración de Donald Trump lo dio por terminado en 2017. El Departamento de Estado dijo en un comunicado que la recuperación de esta iniciativa tendrá dos fases. En el primero, procesarán solicitudes que fueron congeladas en 2017. Para ello, las agencias deberán verificar si los padres aún se encuentran legalmente en Estados Unidos y quieren reabrir el caso de su hijo. En el segundo, comenzarán a aceptar nuevas solicitudes. La administración espera que los primeros contactos con los padres comiencen la próxima semana.

El coordinador fronterizo dijo que hasta el momento han admitido a más de 1,400 solicitantes de asilo, a quienes la administración Trump ha obligado a esperar en México bajo el Programa de Protección al Migrante (MPP). La administración Biden rechazó la idea de que había una «crisis» en la frontera. Sin embargo, el número de niños no acompañados que han llegado se ha triplicado en las últimas dos semanas, principalmente en las instalaciones de recepción. Cuando se le preguntó sobre el aumento, Jacobson dijo que podría deberse en parte a una sensación de «esperanza» entre los migrantes. «Había una esperanza considerable de una política más humana» que en la era de Trump, dijo.

En enero, el mes en que Biden asumió el cargo, la policía fronteriza interceptó a unos 78.000 migrantes, la mayor cantidad en 10 meses. La mayoría eran adultos o familias que fueron devueltos rápidamente bajo las regulaciones de emergencia debido a la pandemia liderada por Trump, mientras que el número de menores no acompañados fue de 5.800.Por ley, el gobierno de Estados Unidos debe detenerlos y encontrar un lugar donde recibirlos. Jacobson dijo que la administración ha hecho «múltiples compromisos» con los gobiernos de México, Guatemala y Honduras sobre las preocupaciones actuales sobre la migración a Estados Unidos.

Suscríbete a la newsletter de EL PAÍS América y recibirá todas las claves de información para la hora actual en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *