Marín acusa al gobierno central de posiblemente ampliar el presupuesto de Andalucía  España

Marín acusa al gobierno central de posiblemente ampliar el presupuesto de Andalucía España

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y el líder territorial de la ciudadanía Juan Marín defendió la ampliación de los presupuestos para 2021 en verano, una variante con la que ya está trabajando la Junta de Andalucía y con la que el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ya se ha contado de inmediato los presupuestos con su partidario parlamentario, Vox. La insistencia de la ultraformación en un avance electoral y la constante amenaza de no respaldar las cuentas de 2022 han reforzado esta opción como forma de evitar un avance electoral. Este jueves, Marín dio un paso al frente y responsabilizó al gobierno central de la oportunidad. La incertidumbre sobre los ingresos que podrían provenir del director ejecutivo de Pedro Sánchez podría tener consecuencias al forzar recortes en los gastos de servicio público, dijo Marín, y su partido no apoyaría la opción, advirtió.

“Ante esta incertidumbre, no es posible elaborar cuentas públicas que garanticen la cobertura de todos los servicios públicos básicos y no esenciales de los andaluces. Esto puede marcar o no la tramitación de los presupuestos de 2022. No apoyaremos cuentas públicas donde deban recortar servicios públicos básicos “, dijo el líder de Ciudadanos, tras acusar a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de” fraude porque en 2022 sólo hay elecciones “. en Andalucía “. Marín citó como ejemplo de esta oportunidad de recortar los servicios públicos el hecho de que el Ministerio de Educación no garantizó fondos de emergencia a las Comunidades Autónomas para afrontar el coste de las medidas antivirus. “Si las comunidades necesitan aportar más dinero para financiar la educación o los hospitales, el gobierno español debe hacer lo mismo”, advirtió.

Las extensiones presupuestarias son una opción donde PP y Ciudadanos ya están trabajando para eludir las elecciones. Interlocutores del Grupo Parlamentario Popular destacaron a este diario que su partido preferiría cerrar el presupuesto para “adaptarlo al momento en que tendremos que gestionar y poder incluir fondos europeos en nuevas cuentas”. “Esto dará una garantía mayor que en otros extendidos”, dicen. Pero esta es precisamente la llegada de todos los fondos europeos, más algunas dudas sobre los pagos del IVA -afirma que el Ministerio de Hacienda quiere incluir 537 millones como pagos a cuenta, que son la devolución de sentencias judiciales -y la finalidad del déficit-. “Lo rebaja hasta un 0,6% para las comunidades, y Hacienda se queda con 5,5”, confirmó el vicepresidente de Andalucía, lo que para Marín supondría la ampliación de presupuestos.

La junta optó por confrontar al gobierno central cuando recibió los materiales para paliar los efectos de la pandemia. El ejecutivo andaluz reclama 2.800 millones de euros, correspondientes a lo que cree que debería haber recibido Andalucía para hacerse cargo de los fondos del COVID. Este territorio, como la Región de Murcia o Valencia, envió una carta al Ministerio de Hacienda solicitando una mayor participación para reducir el histórico déficit financiero. La primera distribución de 16.000 en 2020 se hizo según los criterios de impacto de la pandemia, y Andalucía, que no experimentó los efectos de la primera ola, se vio afectada. En esta segunda ronda, donde se reemplazó el fondo Covid-19 por una transferencia extraordinaria de 13.486 millones, la distribución se realizó tomando en cuenta la población y la comunidad recibió 2.357. El Ministerio de Hacienda afirma que esta vez no están dañados, pero ninguno se benefició e insistió en pedir 2.800 millones para paliar la subfinanciación.

Andalucía fue la comunidad que más se benefició de la dotación de los fondos React-EU, con 1.881 millones de euros, un 18,8% del total, a pesar de que, según criterios poblacionales, uno de los andaluces de siempre en el momento de la distribución de las ayudas. , correspondería a un punto menos.

El nuevo secretario general de los socialistas andaluces, Juan Espadas, ha ofrecido a Moreno negociar proyectos de ley para el próximo año para evitar que el gobierno andaluz sea rehén de la extrema derecha. Una propuesta que reiteró esta semana, acompañada de una advertencia: “No apoyaremos presupuestos para evitar elecciones”. Marín y PP dudan de la mano extendida del nuevo PSOE, y este jueves el vicepresidente de la junta elevó el ritmo cardíaco, responsabilizando al Gobierno de ampliar los presupuestos antes de que la situación tuviera que apoyar a otros recortando el gasto público. “Esto lo puede hacer el PSOE andaluz, Adelante Andalucía o Vox, pero Ciudadanos no apoyará su apoyo a las cuentas con recortes del servicio público andaluz”, dijo el vicepresidente andaluz.

El año pasado, en pleno apogeo de la pandemia y con el tamaño y la distribución de los fondos europeos desconocidos, aún desconocidos; de hecho, no se incluyó ni un solo euro en partidas de última generación o fondos de reactivación, como han hecho otras Comunidades Autónomas, la andaluza. El gobierno dijo que logró sacar adelante los proyectos de ley, con el apoyo de Vox, con un aumento del 3,7% y un aumento del 6,6% y 7% en el gasto en salud y educación, respectivamente.

Ahora, con la llegada de 9.000 millones de euros del primer envío de fondos de próxima generación y un anticipo de 7.200 millones de euros de las comunidades europeas de ayuda para recuperarse de la crisis pandémica, el horizonte de equilibrio presupuestario de Expansive parecerá claro, pero Marin predice peores presupuestos. “No basta con que nos digan que nos van a transferir los fondos y que nos los van a transferir como ingresos, pasemos a los gastos extraordinarios. “Debemos exigir que el gobierno español cargue con sus propios gastos, y de eso depende la elaboración de los presupuestos 2022”, advirtió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *