Los coches eléctricos tendrán un cortocircuito  Opinión

Los coches eléctricos tendrán un cortocircuito Opinión

Los concesionarios de automóviles son conocidos por su fuerte marketing. Promover un modelo de negocio basado en reparaciones y mantenimiento pronto puede resultar demasiado duro incluso para ellos. Los vehículos eléctricos requieren menos de ambos, lo que aumenta el riesgo de despido de los distribuidores.

La pandemia ha obligado a más pasajeros a desconfiar del transporte público, volviéndolos locos por comprar vehículos nuevos y usados. Esto provocó las acciones de las cadenas de distribuidores registrados a ambos lados del Atlántico. Después de subir un 52% y un 43% este año, respectivamente, AutoNation, con sede en Estados Unidos, ahora cuesta casi 6.700 millones de euros, y el Pendragon más pequeño, que cotiza en Londres, cuesta 300 millones de euros, superando fácilmente sus índices bursátiles generales.

Pero el auge de las ventas esconde tendencias estructurales que amenazan con un colapso frontal. A principios de este año, Volkswagen afirmó ser el primer fabricante de automóviles en los mercados masivos en seguir el liderazgo de Tesla y ofrecer actualizaciones de software regulares para sus modelos eléctricos de identificación, mejorando los sistemas de iluminación y entretenimiento del automóvil. UBS estima que estas ventas de software, que evitan a los distribuidores, se convertirán en la mayor fuente de ingresos para los fabricantes de automóviles, con 1,6 billones de euros en todo el mundo para 2030. Esta cifra es más alta que los ingresos esperados de las empresas de automóviles, baterías o sus precursores de combustibles fósiles.

Este cambio podría hacer que los distribuidores dependan de las ventas de hardware estandarizadas de bajo margen. Además, según Morgan Stanley, aproximadamente la mitad de las ganancias de los distribuidores estadounidenses provienen de piezas y mantenimiento. Sin embargo, los vehículos eléctricos tienen entre una vigésima y una centésima parte de las partes móviles de los automóviles en llamas, por lo que requieren menos mantenimiento. VW estima el costo mensual de los neumáticos y el mantenimiento de su modelo eléctrico insignia ID.3, que es en promedio un 15% más barato que su superventas de gasolina, el Golf.

Los distribuidores todavía tienen un camino por recorrer. La penetración de la batería llevará tiempo. Según UBS, incluso en Europa con electrificación rápida, los vehículos de cero emisiones no representarán la mayoría de las compras de vehículos nuevos para 2027. Al igual que Tesla y los modelos de la competencia, representan menos del 1% de los vehículos gestionados en Estados Unidos. probablemente habrá una larga lista de gases para buscar y vender. Finalmente, las leyes de franquicia establecidas en los EE. UU. Limitarán la cantidad de automóviles que los fabricantes de automóviles pueden vender sin intermediarios.

Estos estándares se verán sometidos a una presión cada vez mayor a medida que los fabricantes se pongan a la venta directamente al consumidor en Internet; Volvo Cars ya quiere hacer esto para 2030. Esto permite que los concesionarios se muden por algunos años más, pero sus concesionarios están condenados a convertirse en garajes famosos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son tuyas. La traducción de Carlos Gómez Abajo es responsabilidad de Cinco días

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *