La prohibición de las corridas de toros no mata a las corridas de toros en Cataluña  Cataluña

La prohibición de las corridas de toros no mata a las corridas de toros en Cataluña Cataluña

José Thomas pisa los hombros de Monumental en la última corrida de toros de Barcelona, ​​el 25 de septiembre de 2011.
José Thomas pisa los hombros de Monumental en la última corrida de toros de Barcelona, ​​el 25 de septiembre de 2011.Tejedores

En julio de 2010, el parlamento aprobó la Iniciativa Legislativa Popular (ILP), que pide la prohibición de las corridas de toros en Cataluña. La prohibición entró en vigor el 1 de enero del próximo año. Tres meses antes, el 25 de septiembre de 2011, hoy hace 10 años, José Thomas, Juan Mora y el catalán Serafín Marín salieron por la puerta principal del Monumental de Barcelona, ​​una puerta que no se ha vuelto a abrir para celebrar los toros. . La ley cambió Cataluña en esa década. Pero este no es el final del sentimiento taurino de la afición: la Federación de Entidades Taurinas de Cataluña sigue activa, organizando viajes, conferencias, debates … También se están moviendo varias asociaciones, algunas como José Thomas, El Prat o Peña de Olot, entre otros, con otros muy activos. Incluso la escuela taurina de Cataluña no para de formar a futuros toreros.

Más información

«Los ciudadanos han ganado en democracia», dijo Leonardo Anselmi, uno de los organizadores de la Plataforma Prou ​​!, que ILP implementó. “Nos han quitado parte de la libertad”, dijo Marilen Barceló, hija del torero Luis Barceló y aficionada y estudiante de la tauromaquia. «Volvimos al exilio, a los viejos tiempos cuando íbamos a Francia a ver lo que aquí no nos permitían ver», dijo este jueves por teléfono Paco Mart, Maestranza de Sevilla, quien fuera presidente de la Federación Taurina de Cataluña. , en relación con los viajes «forzados» a las ferias de toros, especialmente en el sur de Francia, las que están más cerca.

En 2016, el Tribunal Constitucional derogó la ley, pero programar una corrida de toros es imposible. «Las puertas estaban abiertas, sí, pero la llave era Balana [propietario de la Monumental] y decidió no imponer el poder político «, dijo Mart, crítico de la tauromaquia La vanguardiaquien se queja de que solo escribe obituarios para tauromaquia. En Olot (la plaza más antigua de Cataluña), la iniciativa se intentó pero fracasó. Muchos expertos aseguran que los aficionados han estado en Barcelona, ​​una ciudad que tenía tres plazas de toros activas (Monumental, Arenas y Torín, en la Barceloneta), y acusan abiertamente al empresario de la Plaza de Barcelona de venderse al turismo y colgar carteles no atractivos.

«¡Yo era miembro del PSUC secreto y ahora lo hago en defensa de la tauromaquia!», Exclama Paco March, ex presidente de la Federación Taurina de Cataluña.

Lo que preocupa a los aficionados ahora son las nuevas generaciones. Barceló se muestra escéptico: «Los jóvenes de hoy están a la zaga de los toros y es difícil transmitir la tradición», dijo. March, en cambio, elogió la actitud de muchos jóvenes: que hace mucho por los toros ”.

El debate parlamentario de 2010 se politizó. «Sé parcialAnselmi explica. “En ningún momento ofrecimos ninguna visión, ni nacionalista ni del otro lado. «Se convocó a mucha gente, tanto defensores de la independencia de la tauromaquia como nacionalistas españoles contra la tauromaquia», recordó. Pero la pregunta se salió de control: «Parece que la corrida fue de derecha», se queja Mart. «¡Fui miembro del PSUC secreto y ahora lo hago en defensa de la tauromaquia!» El periodista cree que de momento la politización del interés es perjudicial para la afición: «No podemos permitir que algunos se apropien de esto», explica. «No es bueno que partidos como Vox hagan la bandera alcista». De hecho, recuerda Anselmi, «es importante que las primeras charlas que inició Vox en Andalucía fueran sobre caza y toros».

Otro mito que los toreros quieren destruir es el del nacionalismo: «Santa Villa [que fue consejero de la Generalitat de Cultura y también de Territorio] tenía la medalla de la Federación Taurina desde que fue alcalde de Figueres ”, dice Mart. «Como él, muchos toros normales se escondieron más tarde». Y para romper este sambenito, cita las ferias taurinas de la Cataluña francesa, donde, por ejemplo, en Ceret cobla el sardanista interpreta Els segadores antes de cada carrera y La espina sagrada, ante el aplauso de toda la plaza, antes del último toro de cada corrida.

«Ganamos la democracia», dijo Leonardo Anselmi, torero. «Se llevaron un pedazo de nuestra libertad», dice la fan Marilen Barceló

Barceló, que ahora es el concejal del Barcelona Sing Canvi, lo tiene claro: «El debate se ha politizado», dijo. Y agradezco el buen hacer de algunos toreros que hablaron con cierto conocimiento del respeto por el toro y todo su ecosistema ”. Anselmi, que también reconoce algunos de los argumentos del otro lado, se enorgullece de este debate, que considera democrático y enriquecedor: Y todo este conocimiento se ha puesto al servicio de otros países del mundo a lo largo de los años ”. March, en cambio, recuerda con tristeza las intervenciones de algunos toreros: «Hubo momentos en los que parecía un museo de terror».

Pero la vida sigue en Cataluña. La tauromaquia sigue fundamentalmente inconclusa, aunque avanza: “El debate sigue abierto: respectivamente, caza, circo con animales (algo que en 2015 conseguimos eliminar en Barcelona) … La tauromaquia se aferra a la televisión y viaja para disfrutar de su afición. Y en ocasiones llevan ciertos «insultos»: una empresa vegana de Barcelona contrató a Monumental para presentar las últimas novedades gastronómicas. De momento, esta es la última traición de Balana ”, sentencia de marzo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *