La mejora de las condiciones permite la reanudación de las tareas de extinción de incendios en tierra en Sierra Bermeja |  España

La mejora de las condiciones permite la reanudación de las tareas de extinción de incendios en tierra en Sierra Bermeja | España

Desde la madrugada de este sábado se han movilizado tropas mediante brigadas de apoyo al Ministerio de Transición Ecológica, que llegó el viernes procedente de Toledo y Cáceres para ayudar a contener el incendio en la Sierra Bermeja de Málaga. El incidente, que lleva activo tres días, se ha cobrado la vida de bomberos y ya ha quemado más de 4.000 hectáreas. Las condiciones de toda la noche permitieron al personal de tierra reanudar el trabajo de contención, que quedó paralizado en la tarde del viernes por la incertidumbre por el desarrollo de la propia dinámica del incendio, con características muy similares a las de los denominados incendios. Sexta generación: macroincendios capaces de generar sus propias dinámicas, que cambian las condiciones climáticas y que se mantienen a expensas del tiempo y más allá de las posibilidades de extinción por medios humanos. La imprevisibilidad en el comportamiento de las llamas aumenta el riesgo para los equipos de tierra después de la muerte de un bombero forestal el jueves.

“Estos no son los incendios de la década de 1990, no son los incendios que hemos tenido hasta ahora, son nuevas formas de fuego que van más allá de lo que tenemos”, dijo el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, que ayer viajó a Estepona para supervisar el trabajo de puesto de mando. “Es una catástrofe que nos pasó cuando pensamos que estábamos pasando por lo peor”, dijo. El avance del fuego, tras el cambio de viento, que vuelve a soplar desde el este, con mayor humedad y hacia el oeste, vuelve a amenazar el paraje natural de Los Reales de Sierra Bermeja, un reducto de abeto rojo único, un singular Conífera mediterránea de la serranía de Málaga.

Aunque se ha reanudado la actividad terrestre, la lucha contra las llamas se concentra en el cielo. La Junta de Andalucía anunció que a partir de esta mañana 41 aviones listos para sobrevolar la zona y descarga de agua. Aunque el clima parece haberse vuelto más favorable, el avance incontrolado del fuego ha hecho necesario esta noche expulsó a 40 personas de 20 viviendas en la zona de Quiñones, en Estepona, según informa el 112. Actualmente no se prevén medidas excepcionales de Protección Civil ni nuevos desalojos, y sigue vigente la orden de evacuación de 1.054 personas desplazadas de Estepona y Benahavis.

La ciudad-museo de Genalguacil y la ciudad de Jubrique son las que corren mayor riesgo de incendio. Tus vecinos están encerrados en sus casas. Ambos municipios también amenazan una de las fuentes más importantes para su economía, basada en el turismo rural y la agricultura.

Las autoridades están trabajando en la hipótesis de que el incendio podría haber sido intencional, ya que estalló en dos brotes el miércoles por la noche y un tercero estalló durante la mañana del jueves. La certeza de que precisamente en estos días habrá un cambio y rachas de viento, como destacó ayer el presidente del Consejo, esta posible intención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *