La ley constitucional otorga al Estado plenos poderes con respecto a la renta vital mínima.  Ciencias económicas

La ley constitucional otorga al Estado plenos poderes con respecto a la renta vital mínima. Ciencias económicas

El Tribunal Constitucional dictó sentencia reconociendo la plena competencia estatal en materia de renta mínima vital, rechazando una denuncia interpuesta por la Generalitat de Catalunya, que consideró que la regulación de este beneficio invadía los poderes autonómicos. La clave de la disputa radica en el marco político de ayuda a los sectores más vulnerables. La Generalitat considera que con su reglamento el Estado ha limitado sus competencias de cuidado. El ejecutivo, por su parte, defendió su accionar al declarar la garantía de un ingreso mínimo vital como competencia de la seguridad social, que debe ser brindada de manera uniforme en todo el país.

Más información

La decisión, que fue abordada por el magistrado Ricardo Enríquez, subraya esta determinación del ingreso mínimo entre los beneficios de la seguridad social. De ahí el criterio de que no se han vulnerado las competencias de ejecución correspondientes a la Comunidad Autónoma de Cataluña. La decisión enfatiza en este sentido que «dentro de la competencia estatal bajo la legislación básica en materia de seguridad social está la determinación de los requisitos, alcance y régimen legal de las prestaciones de la seguridad social».

La resolución considera que el concepto de legislación básica incluye la «definición» de un «modelo de gobernanza» del ingreso vital mínimo, «que asegure que el acceso y beneficio de dichos beneficios se ejerza de manera igualitaria y homogénea». territorio «. La Generalitat, por su parte, alega que el decreto-ley que regula esta materia vulnera las competencias de ejecución que ha reconocido en el ámbito de la seguridad social así como las que ejerce como políticas asistenciales. Esta tesis ha sido aceptada. del voto particular contra la decisión de la magistrada María Louisa Balager, a la que se adhiere el magistrado Juan Antonio Xiol, ambos de la minoría progresista.

Votos privados

La decisión considera, por el contrario, que «no es posible aceptar la ampliación» de sus competencias «propuesta por el demandante». Esto se refiere a que “lo que se ha discutido (…) no es un mecanismo de protección social que opera fuera de los muros del sistema de seguridad social, sino un beneficio inherente a su acción protectora en cuanto involucra el ejercicio de en el papel del estado «El atribuido al artículo 41 de la Constitución – destinado a remediar situaciones de necesidad». En este sentido, la decisión equipara esta prestación con la de «prestación extraordinaria por desempleo», colocando en órbita a ambos no cotizantes e identificándolos enmarcados en el ámbito de competencias de la seguridad social, rechazando así la «asistencia social» «.

La decisión también afirma que la regulación de la renta mínima vital afecta el régimen económico de la seguridad social. En este contexto, se enfatiza que el reconocimiento de este derecho y el posible reclamo de beneficios que fueron incorrectamente recibidos por los beneficiarios «afectan la gestión de los recursos económicos y la administración financiera del sistema de seguridad social», como «Ingresos y gastos se incurre en su casilla única «. La conclusión de la sentencia es que» la determinación de la prestación de la seguridad social es una norma básica que corresponde a la creación del Estado -de conformidad con el artículo 149.1.17 de la Constitución- y debe hacerlo de manera uniforme para todas las entidades que intervienen en su ámbito de cobertura, salvo razones excepcionales debidamente fundamentadas relacionadas con la situación de necesidad de protección ”.

El voto individual de los dos magistrados citados, en cambio, subraya que la regulación de la renta mínima ha supuesto una ampliación de los poderes del Estado, en detrimento de los poderes ejecutivos correspondientes a las Comunidades Autónomas, y que se «reconoce como una fecha «. Balaguer y Xiol Considera que, de la misma manera que el Tribunal Constitucional reconoce que el reconocimiento de los complementos de pensión por jubilación, invalidez, viudedad u orfandad queda en la jurisdicción autónoma, aunque estén amparados por el régimen general de la seguridad social , “Esto daría lugar a que conviene que la decisión que ahora nos ocupa deje claro que las condiciones de una renta mínima de inclusión previstas por las Comunidades Autónomas pueden operar fuera del sistema de seguridad social sin mucha dificultad, siempre que se cumplan con técnicas de protección, distintas de las de la seguridad social ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *