La guerra civil más brutal

La guerra civil más brutal

Los cossos van en transporte común a la necrópolis; un furgó recull vint o trenta taüts i els deixa en dipòsit. Todos los días s’endarrereixen d’enterraments i són ja cent i tants els, que esperan desgarrados. Los empresarios donan un número de demà o demà passat. Guacamayo croquet-mort demana —intercanvi— mig quilo de sabó ili sucre за погребване на мортите. Fastigós, vergonzoso ”.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *