"La Generalitat no será el freno a la expansión del aeropuerto"  España

“La Generalitat no será el freno a la expansión del aeropuerto” España

Detrás de esta historia hay mucho dinero, proyectos técnicos muy complejos y decenas de horas de reuniones, conversaciones informales e intercambios de todo tipo. Pero sobre todo, hay una batalla política cuatripartita -PSOE -PSC, ERC, Junts, Comunes- que finalmente estalla de la forma más inesperada, con un tuit del presidente de la Generalitat Pere Aragonés fallando en un proyecto de 1.700 millones de euros que tradicionalmente se exigía a muchos. de la política y los negocios catalanes: la ampliación de El Prat para convertirlo en un gran aeropuerto internacional.

Nada presagiaba este repentino final el viernes por la mañana a las 3 a.m., unas horas antes del tuit de Aragon. El acta de esta reunión, en la que se presentó el plan detallado tanto a la Generalitat como a los alcaldes de la comarca y representantes de la patronal Foment, así como a varias fuentes presentes en la reunión, demuestran que la Generalitat está totalmente de acuerdo, si bien Aragonés no dio miedo. Por supuesto, no hubo representantes del ERC en la reunión, sino de los Junts.

La reunión comienza tranquilamente. La cita es telemática y comienza con la parte más sencilla, un informe sobre la situación en los aeropuertos de Cataluña. Luego viene el punto fuerte: Dora (Documento Normativo Aeroportuario) 2022-2026, que incluye detalles de la ampliación de El Pratt, con la que la ministra de Transportes Raquel Sánchez coincidió con gran pompa el 2 de agosto -que hace apenas un mes era alcaldesa de Gava, uno de los municipios cercanos al aeropuerto, y Jordi Puignoro, vicepresidente y hombre fuerte de Yunts y confidente de la antigua identidad fugitiva, Carles Puigdemon.

Aparece un mapa en el powerpoint que presenta el plan, que muestra claramente que la pista se extenderá 500 metros hacia el este y esto afectará al área ambientalmente protegida de La Ricarda. Aunque todo estaba muy claro, como en todas las reuniones anteriores, algunas famosas y otras mucho más discretas al más alto nivel político y empresarial, la Generalitat no manifiesta oposición alguna.

“La Generalitat no será un freno a la ampliación del aeropuerto y su desarrollo para su presentación como centro internacional. De ninguna manera estaremos en posición de bloqueo ni paralizaremos el plan ”, dijo Isidre Gavin, secretario del territorio y confidente en Puignoro. Hasta ahora, todo va según lo planeado.

Gavin apunta que la Generalitat apoya a Dora, pero insiste en que los detalles se traten en el Plan Director, que definirá exactamente cómo se puede limitar el impacto sobre el medio ambiente y cómo se puede compensar el daño ampliando el área protegida a otra área.

Este era el acuerdo político: ahora aprobar a Dora, que debe entrar en el Consejo de Ministros antes del 30 de septiembre, y luego continuar la batalla con los detalles para que pueda gestionar la oposición de sectores importantes en Cataluña y en el gobierno central, con Nosotros Unidos. Puede a la cabeza del rechazo. Todo iba bien. El representante del gobierno central, Raúl Medina, director general de Aviación Civil, siguió la línea del acuerdo y reconoció en su respuesta que “el verdadero documento de planificación son los planes maestros, no Dora”.

Gavin incluso reclama otras cuestiones, como la inclusión en Dora de la conexión de alta velocidad al aeropuerto de Reus, que también ha prometido el Poder Ejecutivo. Todo fue dentro de lo previamente acordado entre PSOE, Junts, ERC y PSC, que controla a varios alcaldes importantes de la zona, que también intervendrán en este encuentro. Solo hay un problema importante del que todos los participantes son conscientes, con United We Can y, sobre todo, con el general. Ada Colau lidera el rechazo de esta expansión en Barcelona. Y la gente se lo deja claro.

El alcalde de El Prat, Luis Mioler, y la segunda teniente de alcalde de Barcelona, ​​Janet Sanz, ambos de los municipios, son muy pesados. Mijoller ha estado hablando durante mucho tiempo y está indignado por el mapa, sobre el cual Gavin no dijo una palabra. Señala que nunca aceptarán que el área protegida de La Ricarda se vea afectada, incluida su laguna, para abrir procedimientos “por responsabilidad genérica y delitos” contra los responsables de la acción. Esta es la intervención más difícil en una reunión telemática de tres horas.

En tono más desenfadado, pero también de total rechazo, Sanz, la representante del Barcelona, ​​es franca: “Es increíble que en una situación como la actual crisis climática, se esté considerando esta ampliación”. También se queja de que Barcelona está ahí solo como invitado. Los representantes de Castelldefels -que dicen que también habla en nombre de Sant Boi y Viladecans- y Gavá seguirán hablando. Todos son del PSC y expresan su apoyo, tal y como se acordó en el partido, en evitar el mantenimiento de carriles separados para evitar más daños sonoros en sus municipios y que todas las medidas “cumplan con criterios de sostenibilidad ambiental”.

Cuando terminó la reunión, el gobierno pensó que había terminado. Les preocupaba lo que sucedería después de la decimonovena manifestación contra la ampliación, pero aun así creían que podían salvarla. Con el claro apoyo expresado por la Generalitat en el encuentro, es posible avanzar. Desde la vicepresidencia de Puigneró, al finalizar el encuentro, se extendió a la prensa el anuncio de que Dora incluía lo acordado el 2 de agosto.

Pero pronto se verá que el apoyo fue solo de Junts. El Dora se filtró rápidamente y se desató un debate en las redes sociales, con el mapa mostrando que esto afectaría a La Ricarda. El documento, en teoría confidencial, comenzó a publicarse casi simultáneamente con la reunión. Las redes arden. Los comunes aprietan. Y pocas horas después, a las 6 de la tarde, Aragonés tuiteó: “La Dora que se anunció no refleja el consenso establecido en el gobierno. [el 2 de agosto]. Exigimos la corrección de Dora. La protección de áreas naturales no es negociable “. En este punto, el plan está muerto. Todavía se tardarán varios días en determinar las muertes con la retirada del gobierno y Ena, pero no hubo solución sin el apoyo de Aragonés. Así, el fiasco pone de manifiesto la ruptura dentro de la Generalitat entre Junts y ERC, que tampoco coincidió en esto. Ahora hay intentos de todos los países, especialmente de la comunidad empresarial, de no perder la inversión. Solo quedan dos semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *