La gasolina sigue subiendo a picos al inicio de la operación  Ciencias económicas

La gasolina sigue subiendo a picos al inicio de la operación Ciencias económicas

A-5 a la salida de Madrid, este jueves.Zipi / EFE

La operación de salida comienza este fin de semana y millones de pasajeros viajarán junto con la subida de los precios de los combustibles. Un litro de gasolina de 95 octanos, que alcanzó su punto máximo en octubre de 2014, se vende esta semana en España a una media de 1,38 euros, mientras que el diésel cuesta 1,25 euros, el precio más alto desde enero de 2020, según datos de la Comisión Europea. Por tanto, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta ahora unos 76 euros, 10 euros más que en enero; mientras que si es diésel rondará los 69 euros, 9 euros más que hace seis meses.

Son varios los factores que inciden en el precio de los combustibles, pero los expertos reportan un incremento en el precio de las materias primas, el petróleo, que representa el 30% del precio de la gasolina. “Aunque no siempre están directamente relacionados, el precio del crudo es actualmente muy importante para el precio internacional de los combustibles”, explican en la Asociación de Operadores de Petróleo (AOP). Los impuestos, que suponen el 50% del precio de la gasolina entre el IVA y el impuesto a los hidrocarburos, tienen un impacto aún mayor, aunque en España son inferiores a los que se cobran de media en la Unión Europea.

El precio del barril de petróleo ha aumentado constantemente desde el anuncio de nuevas vacunas en noviembre de 2020. Desde entonces, el barril brent, un punto de referencia en Europa, ha duplicado su valor de $ 38 a $ 76, aumentando los precios del combustible. Lejos de llegar a la cima brent Avanzó este jueves alrededor de un 2% y obtuvo un máximo de dos años y medio.

La subida del precio del barril este jueves se produjo al mismo tiempo que la reunión mensual de la OPEP +, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), junto con aliados como Rusia. La coalición, compuesta principalmente por países de Oriente Medio y África y responsable de un tercio de la producción mundial de petróleo, ha estado restringiendo las exportaciones de petróleo crudo durante un año, escondiéndose detrás de la disminución de la demanda debido a la pandemia. Este descenso de la oferta se ha tensado durante meses en el mercado y se ha incrementado en el contexto de apertura económica debido al avance de la vacunación.

No hay suficiente aceite para los próximos meses.

Este jueves, el comité ministerial OPEP + propuso al resto de miembros, según confirmaron a Reuters los familiarizados con la reunión, una ligera apertura del grifo de petróleo, aumentando la producción en 0,4 millones de barriles mensuales, hasta los dos millones de barriles diarios en diciembre. . Este es un porcentaje menor de las expectativas de los analistas. “Todo muestra que no será suficiente”, explica Nereida González de Afi Research. “Se estima que se necesitan otros dos millones de barriles diarios en el mercado para cerrar brecha [la brecha] entre oferta y demanda ”. Esto ha provocado una subida del precio del barril en los mercados en previsión de una escasez de oferta en el corto plazo, aunque la propuesta de la OPEP + aún no ha sido ratificada en la reunión de este viernes.

Más información

Si ahora se necesitan alrededor de dos millones de barriles y solo se agregarán 400.000 a la producción, este desequilibrio desaparecerá. en crescendo durante los próximos meses. La propia OPEP estima que en la segunda mitad del año el mundo consumirá otros seis millones de barriles cada día en comparación con la primera mitad de 2021, y por el momento nadie cubrirá esta demanda.

Por otro lado, Diamantino Pedro, presidente de la conferencia de la OPEP, argumentó este jueves que aumentar la producción sería aún más arriesgado, ya que el reciente aumento de contagios en India, África, Latinoamérica, Rusia y Reino Unido podría reducir el consumo global. de petróleo para el próximo año en comparación con las expectativas. “Será importante para nosotros seguir monitoreando [de los recortes de producción] para evitar cualquier posibilidad de un gran exceso de oferta en 2022, dijo en una videoconferencia. “Experimentamos muchos amaneceres falsos durante esta pandemia, este no es el momento de derribar a nuestros guardias”, agregó.

Ante este escenario de incertidumbre pandémica, la OPEP + también ofreció a sus socios este jueves extender los recortes de petróleo hasta finales de 2022. La organización acordó el año pasado recortar la producción en casi 10 millones de barriles diarios, a partir de mayo de 2020. eliminar los recortes para fines de abril de 2022. Ahora los recortes son de alrededor de 5,8 millones de barriles de petróleo crudo.

Los analistas, por su parte, estiman que el precio de la materia prima bajará después del verano y seguirá cayendo en los próximos meses. El Panel de Consenso Económico, que incluye las opiniones de 29 bancos y firmas consultoras, estima que brent terminará el año en 68 dólares. Esta previsión es de junio, antes de la reunión de la OPEP +.

Al otro lado del Atlántico, Estados Unidos, el mayor productor de petróleo del mundo, no anticipará llenar ese vacío de producción petrolera que dejará la OPEP + con la venta de sus empresas, como Chevron o Exxon Mobile, a petróleo y gas: “Dado que los productores estadounidenses pretenden mantener los recortes de capital acordados, no se espera que la producción aumente significativamente en 2021”, explicó la consultora Refinitiv.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *