La Fiscalía exige seis años de prisión a Ignacio González por falsificar dos contratos para el campo de golf Canal de Isabel II |  España

La Fiscalía exige seis años de prisión a Ignacio González por falsificar dos contratos para el campo de golf Canal de Isabel II | España

Ignacio González, en una imagen de archivo de su época como presidente de la Comunidad de Madrid.Samuel Sánchez

La Fiscalía Anticorrupción presentó este martes una acusación en la que solicita seis años de prisión para el expresidente madrileño Ignacio González por dos delitos de cohecho por adjudicar ilegalmente dos contratos en 2004 y 2006 para la construcción y mantenimiento de un campo de golf en Canal. De Isabel II, en la capital. Según la acusación, el exlíder del PP madrileño ha puesto en marcha un sistema para que parte de los beneficios de estos premios vayan a una empresa con dos familiares, lo que ha permitido la conspiración más de medio millón de euros.

Más información

El fraude con contratos de campos de golf es la tercera parte de Caso lezo -Uno de los macro-resúmenes de corrupción que han plagado al PP madrileño en los últimos años- en el que la Anticorrupción ya ha presentado una acusación contra González. En los dos anteriores (la compra irregular de la empresa brasileña Emissao con fondos públicos de Canal de Isabel II y la adjudicación en 2007 por la operación del tren a Navalcarnero a la constructora OHL), la fiscalía quería un total de 12 años en prisión.

En la nueva carta, Anticorrupción describe el funcionamiento de la conspiración, encabezada por González, quien en esos años presidió la junta directiva de Canal de Isabel II como vicepresidente de la Comunidad, cargo que ocupó de 2003 a 2012, cuando asumió la presidencia del órgano ejecutivo regional tras dejar a Esperanza Aguirre. Junto a él, la fiscalía pone a Ildefonso de Miguel, el gerente de la empresa pública y una persona de mayor confianza en González. La acusación manifiesta que ambos aprovecharon la “ventaja orgánica y funcional de sus cargos” para promover cambios irregularmente significativos en las licitaciones y negociaron con la empresa adjudicataria la subcontratación de Tecnoconcret Proyectos de Ingeniería SL.

Los tres socios de esta empresa fueron José Antonio Clemente, Pablo Manuel González y Juan José Caballero. Estos dos últimos son, respectivamente, hermano y yerno del exlíder popular, quien “ocupó [de dicha compañía] a través de personas involucradas con el fin de ocultar sus vínculos familiares con él ”, resume la Fiscalía en su resumen. Para cada uno de los tres y para De Miguel, Anticorrupción quiere el mismo castigo que para el expresidente de Madrid: seis años de prisión por dos delitos de cohecho.

El primero de los contratos presuntamente falsificados es el adjudicado a la constructora Dragados para la “consolidación, impermeabilización y paisajismo” del terreno donde se instalará el campo de golf. En 2004, un año después de la concesión, la parcela modificó el proyecto y en lugar de anunciar una nueva licitación, como exige la ley, asumiendo un aumento de casi el 38% del presupuesto inicial, acordó con la constructora subcontratar la nueva obra. . que había confiado algunas de ellas, valoradas en más de 3 millones de euros, a la empresa de su hermano y cuñado, el entonces vicepresidente de la Comunidad de Madrid, a pesar de que su sociedad “carecía de todas las posibilidades”. hacer el trabajo “.

De hecho, Tecnoconcret subcontrató estos trabajos a otras dos empresas (Onlygolf y Fieldturf España), de las que se alega que cobró una comisión del 8%, “obteniendo así un beneficio de 381 029 euros por su mediación innecesaria e impuesta”, destaca. Información Anti-Breve sobre Corrupción. Este dinero, procedente de las arcas públicas, fue distribuido por los tres socios de la empresa en 40 pagos en efectivo, que fueron registrados en las cuentas de la empresa como préstamos a empresas instrumentales de los propios imputados para servicios ficticios, compras personales y consumo en restaurantes o como “cargos en b”, aclara la fiscalía.

El segundo contrato por sospecha asigna por un período de cinco años la administración y operación de las instalaciones del campo de golf. Canal de Isabel II la adjudicó en 2006 a una UTE (UTE), que incluye a Tecnoconcret y una empresa de Dragados. Tras la adjudicación, las empresas de UTE constituyeron la empresa Green Canal Golf, que subcontrató el mantenimiento del césped a la instalación deportiva de Tecnoconcret por un importe mensual de 9.875 euros. Lo que “no tenía capacidad para hacer este trabajo”, a su vez, lo cedió a Onlygolf por 7.941 euros al mes. De esta forma, la sociedad de los familiares de González logró “sólo a través de su mediación, una ganancia aproximada del 20%”. Total. 123.752 euros. El reparto de este dinero entre los tres socios también se hizo entregando dinero disfrazado con facturas falsas y comprando un coche de alta gama para Pablo González, hermano del expresidente madrileño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *